Aún con la Concertación hubo un Chile silencioso que empieza a quedar atrás

“En Chile hay que luchar por un bloque que cree una gran coalición por los cambios”

Dr. Tomás Moulian : sociólogo y cuentista político chileno

MHG: Cómo entender los acontecimientos chilenos, en los cuales estudiantes chilenos protestan desde hace tres meses, lo que ha provocado incuso un joven muerto?
TM: Nos encontramos con un Chile que desde hacía un tiempo tenía una sociedad apagada, en silencio, donde no se discutía y en donde la hegemonía del modelo neoliberal parecía estar afincada, hasta que surgió este movimiento estudiantil, que ha puesto en jaque esas premisas, ha generado movilizaciones de larga data y han obligado a los diferentes actores políticos a pronunciarse sobre el tema educacional y sobre otros temas más globales de la sociedad chilena.

MHG: Este movimiento provocará un cambio profundo cosa que no ha logrado la Concertación?
TM: Apuesto, por lo menos, a poner en discusión la limitación del modelo neoliberal. Ahora los estudiantes y los profesores están obligados a negociar, en esa negociación el gobierno tiene fuerza legal para impedir que algunas de las medidas que los estudiantes proponen, pero los estudiantes están en un buen pie, no para poner en jaque el modelo, tal cual, sino para conseguir algunas modificaciones en el terreno educacional, esto no va a significar una crisis del modelo existente, pero puede significar al restitución de algunos cambios significativos.

MHG: Usted ha manifestado que no hay reforma substancial, sea cual fuera el gobierno, sino hay una reforma tributaria. Sigue enfocando el conflicto en ese eje?
TM: Sí, el tema de la reforma tributaria también está blanqueado con los estudiantes y lo interesante es que este gobierno, que es el gobierno de los empresarios y de la derecha se ha visto obligado a pronunciarse sobre el tema de la reforma tributaria y a favor de mayores impuestos sobre las ganancias de las empresas, por ejemplo. Nos encontramos con una paradoja que ante la reacción estudiantil este gobierno de derecha a lo mejor se vea obligado a realizar una reforma tributaria…

MHG: ¡Qué extraño que lo que la Concertación no pudo lograr pueda hacerlo, quizá, este gobierno…!
TM: Claro, esto es una muestra de las limitaciones que tuvo la Concertación, aquí se está poniendo de manifiesto que la Concertación guardó silencio en temas importantes durante los 20 años que estuvo gobernando. Hoy día, al estar la Concertación en la oposición, se manifiesta a favor esta reforma tributaria, de los cambios en el sistema escolar, pero lo hace después de haber dejado pendientes esas reformas cuando estuvo en el gobierno.

MHG: Si la Concertación no ha podido por x razones, quién llevará adelante estas transformaciones?
TM: Hay que luchar por la formación de un bloque que succionen a los movimientos sociales, a los partidos políticos de oposición, a las organizaciones sociales con la Central Única de Trabajadores, y que se cree una gran coalición que ponga en el tapete las cuestiones dejadas de lado en los 20 años de gobierno concertacionista. El movimiento estudiantil está generando un coyuntura favorable a esa posibilidad, al que se ha sumado el movimiento de profesores y luego la CUT, pero todo esto tiene la iniciativa del movimiento estudiantil. Es la segunda vez que se da esta situación, en el gobierno de Ricardo Lagos, surgió el movimiento llamado “los pingüinos” y también era estudiantil. Ahora tenemos estas inmensas movilizaciones de estudiantes a los cuales se les han agregado otros grupos. Los grupos que van a la vanguardia, no son sólo estudiantes universitarios, también son estudiantes secundarios, estudiantes de colegio de liceo. Tenemos la aparición de un nuevo actor político que está habilitando temas cruciales.

MHG: Bachelet también ha tenido estos conatos de disconformidad…
TM: Sí, pero ninguno ha tenido la fuerza de este. Como le dije son tres meses de movilizaciones constantes y, por lo tanto, nos encontramos con una situación excepcional que puede abrir caminos a cuestiones nuevas.

MHG: La muerte de un joven, los más de 1500 detenidos, los carabineros heridos, llevará en forma rápida a un diálogo entre todos los sectores para una salida institucional?
TM: Debería ser así porque el peligro que los grupos más violentos que se denominan a sí mismos como “anarquistas” adquieran mayor protagonismo es enorme y de muy malas consecuencias porque esos grupos desbordan a los estudiantes y generan desórdenes que ninguno de los grupos protagonistas de estas movilizaciones quiere. Entonces hay urgencia por ponerse a discutir, hay urgencia por dialogar, por negociar.

MHG: Cuál es el perfil de Camila Vallejo, de 23 años, quien representa a todo este sector?
TM: Camila Vallejos es una dirigente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, la mayor federación universitaria del país. Ella es comunista y junto con otros dirigentes de la Confederación está a la cabeza de las manifestaciones, pero ella no está sola, hay un grupo de dirigentes universitarios de otras regiones que no son de Santiago de Chile, que también protagonizan desde las sombras estas manifestaciones. Ella aparece en público porque es la presidente de la Confederación, pero hay una asociación de federaciones estudiantiles que es la que toma las decisiones.

MHG: Cómo cree usted que va a cambiar la vida de Chile a partir de esto?
TM: Es una incógnita, usted sabe que la política es sumamente paradojal, va a depender de lo que consigan los estudiantes, por lo tanto, depende de su capacidad no sólo de movilizar, sino de negociar con el poder de turno. Si los estudiantes logran ventaja, si son capaces de incorporar modificaciones, podemos encontrarnos con que su liderazgo continúa, si no son capaces de negociar y el gobierno logra que el movimiento termine, entonces quizá volvamos a la sociedad silenciosa que era Chile antes que los estudiantes empezaran con las movilizaciones. Entonces hay que mirar con atención lo que viene en adelante, hay que pasar de la alegría de las movilizaciones a una mirada a las negociaciones que modifiquen alguna de las cuestiones que los estudiantes plantean.

MHG: En su último libro, “Construir el futuro”, previó lo que está ocurriendo?
TM: No diría que presagié esta situación, quizá mi naturaleza escéptica me llevó a despreciar algunos pequeños indicios que había, pero estoy muy contento con que esto suceda porque nos encontramos de nuevo con una sociedad que discute, con una sociedad en movimiento, ese Chile silencioso que había antes impedía que discutiéramos sobre el futuro.

MHG: Aún bajo el gobierno de la Concertación hubo un Chile silencioso?
TM: Aún en la Concertación, aunque que los gobiernos socialistas, sobre todo el de Bachelet, realizó políticas sociales de cierta significación, no dio curso a importantes reformas del modelo económico y social de la Concertación, hizo reformas políticas, restauraron la democracia representativa convencional, pero muchas menos reformas económicas y sociales, por tanto, no tocó a fondo el tema de la educación en Chile.