Lic. Eduardo Amadeo: ex diputado por el Peronismo Federal, dejó el Frente Renovador para sumarse a las filas del Pro (Convenio – radio del Plata Rosario- sábados 10 a 12 hrs)
“Dilma escucha… Tabaré escucha… Cristina no escucha”

MHG: ¿Cómo ve la elección de Uruguay?
EA: Todo el mundo espera el triunfó de Tabaré, lo que pasa es que la aparición de este muchacho Lacalle es una señal de alerta para el Frente Amplio que ha logrado algunas aciertos y algunos fallos y, en cierta medida, son parecidos a los de Argentina. Los dos temas que les preocupan a los uruguayos son la inseguridad y el tema de la educación. Mujica fracasó en sostener y lograr mantener la calidad en la educación y eso cuenta como importante para los uruguayos. Un lugar donde la gente de nuestra edad ha terminado la secundaria y eso ya no se da entre los chicos. Así que es interesante le desafío que va a tener Tabaré.
MHG: A Dilma le ha ocurrido algo parecido en cuanto a sustos. Y va a hacer los cambios que se solicitan. Es un líder que escucha.
EA: Estaba pensando este tema por la mañana. Y comentábamos de si Tabaré va a escuchar y yo decía que tienen suerte de preguntárselo porque Cristina no escucha. Y no escuchar es un error tonto. Porque cuando no se escucha a la gente sólo se escucha a los que la rodean que sólo le traen buenas noticias. Entonces el problema de la educación es una mentira de los diarios, el problema de la inseguridad es una sensación, la inflación es un invento de las consultoras. Y la gente en la calle siente otra cosa. Escuchar es uno de los grandes méritos de los políticos y el problema que uno tiene cuando un presidente está tantos años en el poder es que se termina encerrando en el palacio, entonces mira la realidad desde la ventana del palacio y de lo que le cuentan los de la corte. Y así sufre la gente. Por eso me parece importante lo de Dilma porque pegó en el poste y la sociedad brasileña quiere que se cambien muchas cosas.
MHG: ¿Cree que los candidatos para el 2015 van tener esa ductilidad de escuchar y dar respuestas?
EA: Espero que sí, porque además, vienen todos de un tiempo donde se dan cuenta que no escuchar y creérsela ha tenido costos políticos y costos sociales. El no escuchar tiene que ver con el mantenimiento de la pobreza, por caso. Y cuando sucede que hay un tiempo final de ciclo las expectativas de la gente son importantes en cuanto a que la escuche. Ahora lo nuevo que vamos a tener es que finalizará el poder total en todos los campos, el congreso no va a ser más una escribanía sino que va a ser, como lo que sucede en Brasil y en otros muchos lugares, donde hay que negociar todo. Ya no habrá un kirchnerismo con mayoría absoluta. Y eso puede ser muy bueno y puede ser muy malo. Puede ser muy malo si no hay acuerdo y el congreso se paraliza y todos los cambios que hay que hacer no se logran. Y puede ser muy bueno si cada uno pone de sí lo mejor y las leyes son realmente buenas. Donde los partidos aportan lo que han prometido y por tanto Argentina empieza un nuevo camino. La clase política debe tener la suficiente grandeza para que esto ocurra.
MHG: ¿La cosa es observar las leyes hacia atrás?
EA: Sin duda, hay muchas cosas por reformar, hay muchas leyes que tienen ideas que son simplemente inaceptables para una sociedad democrática, leyes que han cometido errores graves y leyes que son nuevas. El 10 de octubre es la primera vuelta, el 11 de noviembre será la segunda vuelta, yo trabajo para Macri y espero que sea él, que llame a los opositores y le pida que juntos redacten las leyes que van a mandar a extraordinarias el 1 de diciembre. De modo que el nuevo presidente convoque el congreso a trabajar todo el verano en un paquete importante de leyes. Y eso va a ser el primer gran test de la democracia.
MHG: ¿Cómo está analizando el tema de Bonadío con la empresa de la presidente?
EA: Es la más absoluta pérdida de todo límite moral, por un lado. Porque cuando uno esconde es porque tiene que esconder algo. Y si uno se pone nervioso porque un juez pide las cuentas de un funcionario público, que es lo más normal, demuestra que uno esta escondiendo algo que no debe. Segundo, una muestra de la soberbia, porque cualquier ciudadano que tenemos a la AFIP detrás nuestro, si usted se atrasa 2 días en cualquier pago o trámite, a los 30 segundos tiene un telegrama de la entidad. La familia Kirchner ignoró trámites elementales de la empresa Hotesur, porque total qué me van a preguntar si yo soy el dueño. Y tercero, demuestra el nivel de nervios de la presidente, que está metida en un problema gravísimo y con un juez que no se deja apretar y en lugar de salir a mostrar los papeles y emprolijar la cosa, lo que hace es perseguir a Bonadío, atacar a Stolbizer, etc. Creo que esto va para mal, porque creo que la presidente se le está destapando la olla. Segundo, porque todo lo que puede venir para delante son más conflictos. Lo que ella hizo fue atacar a Bonadío y éste le devolvió el favor allanar la AFIP para sacar los datos del patrimonio de la familia. Y esto va para peor, vamos a un conflicto jurídico increíble, pero creo que es bueno para la república, varios van a pensar mucho antes de meter la mano en la lata porque la sociedad no lo va tolerar.
MHG: Asís dice que la presidente hereda negocios turbios de su marido.
EA: Si, Asís, escribió un artículo que dice dos cosas: primero debe haber firmado cosas que le ha pedido el marido y que ella no sabe qué firmó, porque si se mira con detalle el imperio económico que construyó Kirchner y la manera en cómo escondió el dinero es una ingeniería que requiere, seguramente, muchas firmas de la presidente y ella quizá no sepa todo lo que firmó. Y lo segundo que dice es que la presidente tiene miedo del síndrome de Pinochet, recordará usted que Pinochet que era el hombre más poderoso de Latinoamérica, hizo un viaje a Inglaterra y lo pusieron preso allí, por un delito de lesa humanidad. La presidente tiene sociedades negras en Estados Unidos, en Suiza y en otros países. Si esas causas avanzan y algún juez inicia un proceso por lavado de dinero la presidente no va a poder salir de Santa Cruz cuando ya no sea presidente.
MHG: ¿Cómo hacen otras sociedades cuyos presidentes tienen mucho patrimonio para recabar informaciones?
EA: Conozco dos casos, Estados Unidos y Chile. El más cercano, le presidente Piñero es uno de los hombres más ricos de América. Él cuando se retira de la presidencia puso la compañía LAN a nombre de un señor que tenía cuentas permanente pero él no tuvo más firma en la empresa. En los Estados Unidos se firma un fideicomiso ciego, esto quiere decir que usted toma sus bienes los pone en una nueva sociedad y le da la administración a un tercero, no puede emitir un cheque para comprarse un auto, no tiene disponibilidad de sus bienes mientras es presidente. De modo que no pueda hacer como la presidente ahora que alquila al señor Báez habitaciones en los hoteles que nadie utiliza, porque el presidente no tiene el manejo de sus bienes. Creo que en Argentina vamos a eso, porque hay como que sobre actuar la honestidad para que nadie más se tiente a cometer estos escándalos que estamos sufriendo en estos tiempos.









29/11/2014