Dr. Andrés Cisneros. Abogado y Dr. en Ciencias Políticas. Diplomático (Programa Convenio – sábados 10 a 12 horas – Radio del Plata Rosario
“El kirchnerismo tiene, como todos los populismos, una acumulación de poder basada en la relación amigo-enemigo, y para ellos la política no incluye la negociación, la concertación y la búsqueda de acuerdos es un combate. En política exterior ocurre lo mismo, vamos al choque y no vamos a ninguna negociación”
“El kirchnerismo ha decidido irse con las banderas de la lucha contra un imperio y con las relaciones exteriores se basan en la confianza. Argentina no carece de dólares e inversiones, sino de credibilidad. El mundo ya no nos cree contra la maldad de ese imperio contra nosotros”
“Somos impredecibles para el mundo. Y el país que no es previsible y que no es estable no es confiable. Porque las cosas que hay que hacer requieren de 10 ó 20 años, y si cada 4 cambiamos, nadie quiere venir a invertir y nadie confía en nosotros”
“La política exterior es el reflejo de la política interior”
“Es evidente que los fondos buitres son usureros y aprovechadores, ahora montarse sobre ese dato que es cierto, para lanzar una cruzada, una guerra santa, una epopeya contra el imperialismo es un error posterior que se paga caro.”
“En cuanto a las amenazas de ISIS al Papa no tengo los elementos, pero en cuanto a la Presidente sería interesante que el poder Ejecutivo informara los detalles, qué fiscal lo está investigando, qué juez lo está llevando adelante, cómo se conoció, qué medidas se están tomando. Hasta ahora no hay nada”



MJH: ¿Considera que el discurso de la presidente en la ONU puede tener ciertos riesgos para la política internacional?
AC: Si, la verdad que sí. El kirchnerismo tiene, como todos los populismos, una acumulación de poder basada en la relación amigo-enemigo, y para ellos la política no incluye la negociación, la concertación y la búsqueda de acuerdos es un combate, eso se ha visto en la política interna muy claramente, cuando se acerca el fin del kirchnerismo no hay diálogo con la oposición de ninguna manera, la lógica es la imposición. En política exterior ocurre lo mismo, vamos al choque y no vamos a ninguna negociación, un caso tan claro como el de las pasteras que podía negociarse lo convertimos en una epopeya como si fueran las Malvinas y cerramos puentes durante 4 años y fuimos a un absurdo juicio al exterior. El populismo tiene una particularidad en el mundo entero y es que le explica a la gente -por eso es tan atractivo- que los problemas que tiene no son culpa ni de la gente ni de los gobernantes, son culpa del malvado accionar de una agente extranjero y sus cómplices locales. Es decir, que somos víctimas permanentemente, nos victimizamos. Y el anti norte americanismo en América Latina es una cosa que paga dos pesos, tiene tantas cuentas pendientes Estados Unidos con la región que cualquier político que hace un discurso de tal tipo algún tipo de adhesión tiene. Y el kirchnerismo ha decidido irse con las banderas de la lucha contra un imperio y contra la maldad de ese imperio contra nosotros.
MHG: ¿Esto tendrá consecuencias en el futuro o termina con el kirchnerismo?
AC: Termina en el sentido que cesa el accionar negativo, pero usted sabe que hay cosas que se rompen en un segundo y tardan años en repararse. Y las relaciones exteriores se basan en la confianza. Argentina no carece de dólares e inversiones, sino de credibilidad. El mundo ya no nos cree. Porque cada 4 años cambiamos todas las políticas, cada presidente que viene dice que el anterior hizo todo mal y empieza todo de vuelta. Tierra arrasada. Somos impredecibles para el mundo. Y el país que no es previsible y que no es estable no es confiable. Porque las cosas que hay que hacer requieren de 10 ó 20 años, y si cada 4 cambiamos, nadie quiere venir a invertir y nadie confía en nosotros.
MHG: ¿Qué se deberá restañar para que nos vuelvan a creer?
AC: Es muy fácil. Lo primero que hay que restañar es la estructura interna, porque si no la tenemos bien, no vamos a engañar a nadie que podamos tener una conducta externa confiable. La política exterior es el reflejo de la política interior. Y si reinstauramos la república en lo interno, el respeto por las leyes, el cumplimiento de los contratos, si establecemos una vía normal, como tienen muchos países vecinos, como Chile, Uruguay, Brasil, no estoy comparando con Suecia, si tenemos una vida normal, republicana, lo que se ve en lo interno, se va a reflejar en lo externo, el mundo nos va a empezar a mirar y a decir “esta gente está por buen camino”.
MHG: ¿El tema de los hold outs nos ha puesto más en evidencia respecto de la política confrontacionista?
AC: Desgraciadamente a veces uno tiene razón en algún tema pero lo maneja tan mal que pierde sustento la razón que tenía. Es evidente que los fondos buitres son usureros y aprovechadores. También es evidente que el sistema internacional de créditos necesita ajustes, por ejemplo del famoso ajuste del 66 % de los votos para obligar al 100 %. Y esas cosas hay que reformarlas. Y la comunidad internacional tiene la intención que hay que reformarla. Y Argentina hizo una buena campaña en ese sentido, ahora montarse sobre ese dato que es cierto, para lanzar una cruzada, una guerra santa, una epopeya contra el imperialismo es un error posterior que se paga caro.
MHG: ¿Qué opinión le merecen las amenazas de ISIS al Papa como a la presidente?
AC: En cuanto a la del Papa no tengo los elementos, pero en cuanto a la presidente sería interesante que el poder ejecutivo informara los detalles, qué fiscal lo está investigando, qué juez lo está llevando adelante, cómo se conoció, qué medidas se están tomando. Hasta ahora no hay nada.
MHG: Según el diario Perfil serían dos llamados anónimos al 911.
AC: Sería una novedad que Isis llame por teléfono… pero bueno… está bien. Convengamos que es una cosa bastante endeble.
MHG: Teniendo en cuenta casos como la muerte del hijo de Carlos Menem, no parece que se pueda tomar algo livianamente en nuestro país.
AC: De ninguna manera, yo no propongo que se tome livianamente, sino seriamente. Una llamada telefónica puede ser, pero hay que investigar todo. Pero de ahí a tomar como cierto que llamó Isis, hay que estudiarlo. Para eso tiene que intervenir un juez y hay que informarle a la gente. En el caso de la muerte del hijo del Dr. Menem, no quiero meterme en cuestiones privadas, pero lo que ha salido a la luz de ese caso son todos rumores, la justicia investigó durante años, hubo una autopsia hecha por las más altas autoridades médicas y patológicas de la nación, fue firmado por 40 patólogos, ahora debe investigar la justicia. Ahora si hay declaraciones de Menem que se contradicen con lo que dijo antes, bueno… lo que él dice que es que cree que fue asesinado. No aporta ninguna prueba concreta.
MHG: ¿Esta lucha de los Estados Unidos contra el estado islámico, usted lo ve como una nueva posibilidad de guerras intensas?
AC: Lamentablemente, si. Estamos frente a gente muy delirante y muy peligrosa, que yo no creo que esta sea la solución, si es parte de la solución. Fíjese que Osama Bin Laden y Al Qaeda están desaparecidas, está borrada de la faz de la tierra, ya casi no operan. Algunas acciones militares son necesarias. Hasta el Papa dijo que cuando uno es agredido tiene derecho a agredir.
MHG. Entonces nos aproximamos a tiempos difíciles.
AC: Sin duda, pero nuestra civilización ha hecho aportes a la causa de la humanidad y tiene derecho a defenderse y estoy seguro que vamos a sobrevivir a esto.








27/09/2014