La política argentina vive inmersa en el “ahorismo” (Diario El Ciudadano)
Máximo Kirchner y la presidenta saben que las leyes están para cumplirse y que la re-reelección no es posible.

La sociedad argentina y sus representantes políticos viven en un absoluto “ahorismo”. A quienes analizamos la realidad semanalmente nos cuesta traer al análisis hechos cercanos que sentimos desfasados en el tiempo dado la vertiginosidad de nuevos sucesos. El pasado sábado 13, el hijo de Cristina y Néstor Kirchner, Máximo, se expresó públicamente trasmitiendo, a mi entender, un claro mensaje destinado principalmente al kirchnerismo y a los candidatos que desde ese espacio pretendan reemplazar a su mamá en 2015. Saben tanto él como la presidenta que las leyes están para cumplirse y que la re-reelección no existe. Pero era necesario recordar a un año del recambio gubernativo, y a pocos meses de la definición de candidatos e integrantes a listas para el legislativo, que el poder de definición está en la lapicera de Cristina Kirchner. El diputado Marcos Cleri me dijo que La Cámpora tiene un único candidato: “El proyecto kirchnerista”.

Ignoro si es estado de conmoción, de resignación o indiferencia, pero no advertí que las expresiones del diputado Carlos Kunkel fuesen repudiadas dada la magnitud de sus dichos. Con respecto a la imposibilidad de re-reelección de Cristina de Kirchner, Kunkel dijo que “si el tema es una ley, una ley la votan los diputados y senadores que están con mandato vigente en cada momento histórico; si no se puede derogar ninguna ley, disolvamos el Parlamento”. Ante la gravedad de esta afirmación la no reacción del espectro político no tiene justificativo.

Ante tanto desatino, improvisación y/o rumbo equívoco para resolver el problema educativo en Argentina, recurrí al maestro con mayúsculas, Alfredo van Gelderen (los políticos al no consultarlo desperdician el gran manual de conocimiento educativo que en él habita). Aún retumban en mis oídos una de sus definiciones “la educación es necesaria para mantener el paisaje social”. Me contaba que hace poco estando en Finlandia preguntó por qué los mayores esfuerzos presupuestarios se destinan a la educación. Le respondieron sencillamente que “lo primero es la educación, porque así mantenemos el paisaje social”. Luego ahondó en análisis y propuestas entre las cuales dejó otra definición “el mundo debería ser una escuela”. Creo que estos dos aspectos son prioritarios para analizar este presente argentino. Venimos diciendo que existen dentro de nuestra patria dos culturas bien diferenciadas: la del trabajo y la de la corrupción. Por esto hablamos también sobre dos tipos muy diferentes de culturas y de justicias. Los argentinos que se han formado en la cultura del trabajo valoran la vida, la familia, las instituciones, la justicia. Los argentinos que se han formado dentro de los valores de la corrupción y el delito como paisaje cotidiano, no entienden ni les importa la vida, la familia, las instituciones, la justicia… Su cultura es el aquí y ahora consiguiéndolo de cualquier forma, su justicia no está en los tribunales. La gran pregunta es ¿cómo o quién debe ser el encargado de volver a un solo mundo? Para ello vuelvo al maestro Van Gelderen: “Sin dudas la escuela tiene que ser el remanso ético para trasmitir la cultura y los valores con intención formativa”.

Política en Santa Juventud Socialista Provincia Sta Fe

Inexplicablemente los mellizos de Liliana Montenegro no aparecen. Han pasado más de dos meses durante los cuales el tiempo fue ocupado en desacreditar a la mamá y entorpecer toda investigación. A propósito de este tema, el diputado Mario Lacava acompañado con la firma de todos los presidentes de bloque de la oposición, presentó sobre tablas un pedido solicitando la presencia en la Cámara de Diputados de la Defensora de Niñas, Niños y Adolescentes, Analía Colombo. El ingeniero Mario Barletta me aseguró que nada le impedirá ser gobernador de Santa Fe. Descartó en forma tajante un acuerdo con el PRO. Dejó abierta la puerta al sector de Rubén Giustiniani. A propósito el sector de Giustiniani/Zamarini, tienen absolutamente claro que con el socialismo no se presentarán en ninguna instancia. Por ahora las conversaciones abarcan sectores del radicalismo y del bielsismo.

El affaire “Supergatitas.com” dejó en evidencia en la ciudad de Rosario algunas cosas. Primero la hipocresía de los unos y los otros (hablo de oposiciones y oficialismo), dado que todos sabían pero ninguno actuaba en consecuencia. Laissez faire. El segundo aspecto muestra descarnadamente que los frentes o alianzas políticas distraen mucho más tiempo en tironeos internos que en acción gubernativa.

20/09/2014