Luis Gasulla. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires. Docente y periodista -Convenio – sábados 10 a 12 hrs – Radio del Plata Rosario – FM 107.5

Luis Gasulla. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires. Docente y periodista, escribe para Perfil.com, Tribuna de Periodistas .
-Conduce por FM Identidad 92.1 el ciclo "Ahora es nuestra la ciudad". -Miembro de FOPEA (Foro de Periodismo Argentino)

Libros: -Relaciones Incestuosas: Los grandes medios y las privatizaciones (2010)
- El negocio de los DDHH (en febrero de 2013 fue citado a declarar por el juez federal Norberto Oyarbide como testigo en la causa Schoklender/Bonafini por la publicación de este libro (2012) y
- El negocio de la impunidad. (2014)
Dirige una serie de documentales titulados "Metáforas de una década ganada".


“Hay que ver si los intocables del presente lo son en el futuro”

“El general Milani, hoy es el hombre con más poder y más temido en el ámbito político y Cristina Fernández es la mujer con más poder”


“Son varios los posibles candidatos a presidente que sobre algunos temas no hablan o no se pronuncian de una manera contundente”


“Con algunos candidatos que se presentan como la nueva política y que formaron parte de esta década ganada, no veo recambio, no veo que los intocables del presente sean investigados en el futuro. Y respecto de otros candidatos de otras oposiciones está por verse si la sociedad le presta apoyo en las urnas y si después se animan contra aquellos que, aun cuando pasen las décadas, están siempre en el gobierno. Porque es posible que Lázaro Báez, símbolo de los nuevos contratistas del estado, haya surgido en estos últimos años, pero hay otros contratistas con distintas prácticas corruptas, que trascienden un gobierno. Lo mismo pasa con los que financian la política…”

 
“Hay tres ejes de la corrupción: la obra pública, la financiación de las campañas, las prebendas, el narcotráfico , el clientelismo político y la utilización de los pobres en lo que se llama el negocio del asistencialismo. Cómo las personas que dicen representar a los más humildes se vuelven contratistas o ricos o extorsionadores de la protesta social. Y esto ocurre en todas las provincias”


“Más allá de los Shocklender y de los funcionarios de segundo y tercer nivel que participaban de esto. Oyarbide a esta pata nunca la investigó, cajoneó esa cuestión y lo mismo hizo con la mafia de los medicamentaos. Pero parce que hay una jueza que quiere quedar en la historia y va a ir a fondo con el tema del trafico de la efedrina, que es Servini de Cubría”


“Oyarbide es casi como el símbolo, no es querido por sus pares, pero no es el único. Sebastián Casanello ha arruinado la investigación con Lázaro Báez, se ha introducido en la opinión pública mucho pescado podrido”

MHG: ¿En qué basa la investigación de su último libro?
LG: Es nuevamente la corrupción y la impunidad. Cuando el kirchnerismo entra en su etapa final la preocupación central de los gobernantes es garantizar su propia impunidad y esto posiblemente perdure luego que Fernández no esté en el poder. Hay que ver si los intocables del presente lo son en el futuro. Y no sólo el caso Boudou, que está caído en desgracia y se anima la justicia a procesarlo y, además, hay que ver si se animan con los que financian a la política, los testaferros, los contratistas del estado, las personas relacionadas con la narco política y a otras personas que están mencionados en el libro y fundamentalmente el caso de Milani, que hoy tengo entendido que es el hombre con más poder y más temido en el ámbito político y Cristina Fernández es la mujer con más poder.
MHG: ¿Si los intocables de hoy pueden serlo también mañana, es porque advierte algún tipo de pacto entre los candidatos y los dirigentes actuales?
LG: Exactamente, hay varios candidatos que fueron parte de este gobierno durante varios años y, sobre todo, que conocen a estos protagonistas, desde los financistas de la política hasta los contratistas del estado. Más o menos la trama de corrupción en la obra pública se reproduce en otros gobernantes que no son sólo del signo político de FpV. Si uno analiza cómo es la política de obra pública en el municipio de Tigre o de Almirante Brown va a encontrar muchas similitudes. También pasó con Sueños Compartidos de la fundación Madres de Plaza de Mayo, que hoy está cajoneado el expediente en la justicia. Si uno ve lo que pasó en La Plata con las inundaciones, uno de los capítulos más fuertes del libro, qué pasó exactamente, cuál fue la cantidad real de víctimas… y bueno… el gobernador de la provincia de Buenos Aires es uno de los serios candidatos a suceder a este gobierno y también tuvo una gran responsabilidad en esos hechos y en vez de buscar la justicia se han tratado de ocultar los hechos. Y en esto tiene responsabilidad el juez Luis Arias. Son varios los posibles candidatos a presidentes que sobre algunos temas no hablan o no se pronuncian de una manera contundente.
MHG: ¿Y qué ve en la oposición?
LG: Lo que veo es que con algunos candidatos que se presentan como la nueva política y que formaron parte de esta década ganada, no veo recambio, no veo que los intocables del presente sean investigados en el futuro. Y respecto de otros candidatos de otras oposiciones está por verse si la sociedad le presta apoyo en las urnas y si después se animan contra aquellos que, aun cuando pasen las décadas, están siempre en el gobierno. Porque es posible que Lázaro Báez, como símbolo de los nuevos contratistas del estado, haya surgido en estos últimos años, pero hay otros contratistas con distintas prácticas corruptas, que trascienden un gobierno. Lo mismo con los que financian la política, ahí está el caso de Guillermo Greppi, financista y dueño de la mutual Propyme, que con un llamado al segundo de Zanini, paró un allanamiento. Eso está en manos de la justicia. Bueno… todos estos personajes nunca terminan por ser investigados y siempre hacen negocios con los gobiernos de turno.
MHG: En nuestra provincia, el Dr. Binner dijo poner las manos en el fuego por el comisario Tognoli y hoy está procesado. Estamos en un serio problema....
LG: Sí, también otro dirigente, De la Sota, que en un momento se presentó como bastante opositor al gobierno, luego de los saqueos de año pasado es como que frenó las críticas. Y es una parte del libro el tema de los saqueos, porque lamentablemente, siempre se habla que pueden volver a ocurrir a fines de cada año y detrás de de los saqueos en Córdoba, según la información que pude recabar, también estuvieron los servicios de inteligencia que maneja Milani, el jefe del ejército. Y lo que usted señala de la policía con el gobierno de Santa Fe, también es muy cierto y es para estudiarlo en profundidad:¿Por qué esos lazos nunca se terminan de romper o qué es lo que hay detrás para que no se termine de esclarecer cuáles son los vínculos entre las fuerzas policiales y las políticas?
MHG: O sea, que tendríamos 3 ejes de la corrupción y que hay muchas dudas de que alguien la encare: la obra pública, los financistas de las campañas y prebendas varias.
LG: Sí, también, la obra púbica es fundamental al igual que el narcotráfico. Siempre doy el ejemplo del narcotráfico con Espinoza, el empresario pesquero que fue asesinado en enero del 2004, en los comienzos del kirchnerismo. Y vaya causalidad, el hombre señalado como sicario, un tal Segundo, es el hermano de un sujeto que después cobra notoriedad en un programa de Jorge Lanata, que es también un empresario vinculado la pesca y que se había encontrado en la caja de los langostinos, cocaína. Este dato lo cuento en el libro y no es menor porque dos hermanos vinculados con la droga, con la pesca, con un asesinato y siempre vinculados con el poder político de turno, que nunca les soltó la mano y, aunque esta persona estuvo detenido nunca habló ni contó exactamente qué fue lo que pasó. También está la cuestión del clientelismo político y la utilización de los pobres que lo vemos con lo que se llama el negocio del asistencialismo. Como las personas que dicen representar a los más humildes se vuelven contratistas o ricos o extorsionadores de la protesta social. Y esto ocurre en todas las provincias.
MHG: ¿Considera como oportuna la separación de Oyarbide?
LG: Esperemos que sí. A Oyarbide le han soltado en parte la mano, hay que ver qué pasa en el Consejo de la Magistratura, pero Oyarbide en el último tiempo quedó muy evidente en tomar las causas que comprometían al gobierno para proteger a los funcionarios de turno. Fue el caso de Sueños Compartidos, hubo secreto del sumario durante mucho tiempo; siguió la pista de los hermanos Shocklender como si fuera una asociación ilícita que lavaba dinero, pero no fue, en cambio, en contra de las empresas agropecuarias donde ellos depositaban el dinero y detrás de esas empresas estaban estos financistas de la política y detrás de ellos, y no es complicado investigarlo, estaban los principales funcionarios del ministerio de panificación del gobierno. Yo lo cuento en el libro que Pablo, el hermano menor de los Shocklender, me dijo que cuando cerraban los contratos con Julio de Vido, como ellos les daban cheques a cobrar en 90 días, y ellos necesitaban el efectivo para pagar las costos de las obras, dentro del ministerio les decían andá a tal o cual cueva y ahí te hacen un descuento menor en el cobro. Y estas cuevas, hacían la bicicleta financiera en empresas agropecuarias. Por eso 45 millones de pesos de Sueños Compartidos terminaron en empresas de ese rubro que están vinculadas con estos financistas. Por tanto, el negocio es para todos y la impunidad reina, porque el gobierno le da a una fundación que no estaba preparada para construir viviendas a la escala en que lo hizo; ahí está el negocio. Se elige a alguien que no está capacitado y esa plata que se entrega sin control, regresa al financiamiento de la política. Más allá de los Shocklender y de los funcionarios de segundo y tercer nivel que participaban de esto. Oyarbide a esta pata nunca la investigó, cajoneó esa cuestión y lo mismo hizo con la mafia de los medicamentaos. Pero parce que hay una jueza que quiere quedar en la historia y va a ir a fondo con el tema del trafico de la efedrina, que es Servini de Cubría.
MHG: ¿Qué rol le asigna a la justica o a determinado juez en la corrupción?
LG: Oyarbide es casi como el símbolo, no es querido por sus pares, pero no es el único. Sebastián Casanello ha arruinado la investigación con Lázaro Báez, se ha introducido en la opinión pública mucho pescado podrido. Es increíble que Báez no haya declarado jamás ante la justicia, es increíble que a Fariña le hayan soltado la mano, siga detenido y no hable. Seguro quedará detenido con un causa paralela pro narcotráfico y no se investiga a fondo el tema de la obra pública. Y tampoco se investiga el tema de la relación de estos funcionarios con el narcotráfico. Ahora la jueza Servini va tras la pista de los Zacarías, los tres hermanos que estuvieron muy cerca de la presidente. Tengo entendido que Luis Zacarías, en la fiesta de 15 de su hija, la presidente en persona le envío un obsequio. Es una relación muy cercana. Son nuevos ricos. Hicieron el dinero a través de sus contactos políticos, importando efedrina a gran escala que después terminó en la mafia de los medicamentos o en la producción de drogas sintéticas que terminaron después en los carteles mejicanos. Y ahí está la investigación de cómo se financió la campaña del 2007. Es una gran cuenta pendiente. Pero me parce que hay muchas cosas por descubrir y ojalá que alguna vez se sepa.
MHG: ¿Qué se dice de un país en el que investiga siempre sea primero el periodismo?
LG: Hay algunos dirigentes, diputados que realmente investigan, creo que el periodismo de investigación se basa en informes de algunos diputados que trabajan y hay algunos fiscales y jueces que tiene intención de trabajar. Otros, no. Hace poco conocí el caso de un joven que la justicia lo procesó por lavar 50 millones de pesos, y esta persona hoy vive de changas, trabaja 12 horas por día, pinta algunas casas y a duras penas sobrevive. Evidentemente los 50 millones no los tiene. Quién me asegura que no fue testaferro de Greppi, uno de los financistas cercanos al gobierno. Y cuenta y explica todo en un juzgado ante un juez. El juez no le quiso tomar declaración cuando mencionó el nombre de este financista. Esto es algo que sucede a diario en la justicia argentina. El día que eso cambie vamos a tener otro país.
MHG: ¿Es difícil ser periodista digital y no venderse a ninguna corporación?
LG: Por lo menos hay que intentar mantener una autonomía. Yo trabajo en Perfil, pero no tengo relación de dependencia, seguramente si la tendría no podría investigar el tema que yo quisiese. En cuanto a lo económico, el periodismo de investigación es costoso por el tema de los tiempos, no se puede tener una investigación seria de un día para otro. Y a veces no interesa. Es más complejo y es más riesgoso, porque el gobierno suele decir que no inicia acciones legales por calumnias e injurias pero sí lo hacen los funcionarios de menor rango. Pero es lo que a mí más me gusta del periodismo.








06/09/2014