Reflexiones de Carlos Gabetta en Convenio por radio del Plata FM 107.5 sábados de 12 a 14 hrs

El Socialismo puede gobernar el país, pero hay que hacer un programa claro, preciso, concreto, detallado, de corto, mediano y largo plazo porque dirigir la Argentina no es dirigir Rosario o la provincia de Santa Fe. Es bastante más complicado. Hay que hablar con una policía corrupta, con un sindicalismo corrupto, con empresarios corruptos e incompetentes”

“… el periodismo escrito, han desparecido una serie de orificios, como los traductores y los correctores, y eso se ve reflejado en la calidad de la prensa, que ha disminuido. Y lo otro está en el propio periodista, parece que hoy hay que tener un suerte de glamour. Yo siempre me pregunto si los presentadores y presentadoras de televisión sean siempre lindos…”

“.. el capitalismo está en crisis, no da respuestas a la situación, el liberalismo ha pasado a ser neoliberal y éste ha fracasado. Las crisis que antes se manifestaban en la periferia del sistema, en México, en Brasil, en Corea, en Tailandia, en Argentina del 2001, ahora están en el corazón del sistema, en Estados Unidos y en la Unión Europea. Entonces, el capitalismo está en su fase última, lo no que quiere decir que mañana va a venir el socialismo, el socialismo hay que construirlo, el socialismo tiene fracasos, la social democracia, el reformismo viene fracasando”

“Los desarrollos científicos y tecnológicos han producido modificaciones y vivimos una transición. Por un lado, Internet es un avance prodigioso, todos los seres humanos del planeta tienen la posibilidad de estar comunicados entre sí al instante. Eso significa que la democracia directa es posible, lo que era solo privativo de los suizos porque son 40 y se reúnen en la plaza a hablar y definen si pagan o no la deuda externa a mano levantada, hoy se puede hacer en la China con 1.300 millones de habitantes… la enseñanza universal es posible, cualquiera podría estudiar semiología con Noam Chomsky, no con el profesor de la esquina. La pregunta es ¿y los otros profesores dónde van a ir a trabajar?”

“…en lo que se refiere al periodismo los cambios son extraordinarios, porque hoy todo el mundo hace un poco de periodismo, entre comillas, en twitter, es decir, por ahora todo el mundo dice lo que se le da la gana. Para un periodista leer Internet, salvo algunos sitios muy específicos, es un verdadero desmadre, cualquiera dice lo que quiere. La información que para un periodista no sólo debe ser verdadera sino también debe ser verificable, en Internet no hay manera de verificarla, se corre una bolilla, y todo el mundo la reproduce”
“Los periodistas hoy son sostenedores de micrófonos, ganan lugar pero no investigan”

“… ahora los periodistas ahora son glamorosos, son estrellas, ya no es un servidor público, un individuo que averigua para informar, es un individuo que llega en tiempo real, este tiempo real es muy confuso. Porque antes ocurría algo en cualquier parte, el periodista llegaba y se ponía a investigar…”


“Hay que hablar del lenguaje tenemos a disposición un idioma que nos permite matices, claridad y todo lo resolvemos con “boludo””

"Podemos trasladar lo que pasa en los medios a lo que pasa en la escuela, la baja importantísima del nivel educativo, no sólo en nuestro país, pero en Argentina es particularmente fuerte porque nos estamos cayendo de muy arriba, llegamos a tener un sistema educativo de gran nivel. Cuando llegué a Francia en el 76 me di cuenta que nuestra escuela primaria pública y las secundarias y universidades no tenían nada que envidiarle a ninguna universidad del mundo, hoy no tenemos nada que envidiarle a una universidad de Biafra, con el mayor respeto”

“… no hay noción de la disciplina en clase, la palabra disciplina, proviene de discípulo, etimológicamente, un discípulo es igual al profesor en cuanto ciudadano, pero por su situación de discípulo no es igual al profesor, sino no iría a buscarlo para que le diga algo. Esto que es de una lógica elemental ha desaparecido de la mentalidad de 8 de cada 10 padres. Esto ha trastocado todo, no sólo el ámbito de lo periodístico, la manera en que la gente se informa, alguien que ve lo que ocurre en el momento en que ocurre, lo comprende, ver no es lo mismo que comprender”

Carlos Gabetta
: acaba de cumplir 50 años de ejercicio del periodismo. Nacido en 1943 en Rosario, autodidacta con secundario e inglés aprobado -como él mismo se define-, se ha especializado en el análisis político y social. En la Argentina fue director del semanario El Periodista (1984/1998) y de Le Monde diplomatique edición Cono Sur (1999/2011). Vivió en varios países: México, Francia y España. En París trabajó en la Agencia France Presse y fue jefe de la sección Latinoamérica del semanario Politique Hebdo. En Madrid fue columnista del diario El País y en Barcelona, director de Cuatro Semanas y Le Monde diplomatique.
Además de colaborar regularmente con diversos medios internacionales, ha dado conferencias en la Argentina, Francia, España y México, y dictó cursos de periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de Santiago de Compostela.
Lleva publicados doce libros en la Argentina, Francia y España.
Ultimo Libro: La encrucijada argentina – República o país mafioso

MHG: Hay una distinción entre política politiquería.
CG: no es para hablar de mi padre sino de referentes, Binner me contó una anécdota: en el 81 cuando el socialismo ganó las elecciones en Francia, yo vivía allá, estaba exiliado, mi padre organizó una gran cena en el Club Oroño en medio de la dictadura para festejar el triunfo del socialismo en Francia, yo les pregunté si fueron y me respondió que les daba más miedo mi viejo que la dictadura. Después le conté a Binner que cundo volví del exilio, para hablar de un tipo de políticos que quedan pocos, por suerte hay muchos en la provincia de Santa Fe, pero pocos en el país y en el mundo, volví cuando mi padre era una persona mayor, de 71 años, y al poco tiempo me di cuenta que no la estaba pasando bien económicamente, entonces le pregunté si necesitaba ayuda y me dijo que sí, le pregunté por la jubilación, ya que había sido elegido dos veces concejal, y me dijo que había renunciado porque no se podía cobrar por un puesto electivo. Vivía de su jubilación como linotipista y algunas cosas que hacía….
MHG: Hoy está muy complejo reflejar un periodismo que refleje voces, servicio, etc.
CG: Es muy complejo. Porque el periodismo como cualquier otra profesión está inmerso en la confusión que generan la velocidad de los cambios tecnológicos. Por ejemplo, en el periodismo escrito, han desparecido una serie de orificios, como los traductores y los correctores, y eso se ve reflejado en la calidad de la prensa, que ha disminuido. Y lo otro está en el propio periodista, parece que hoy hay que tener un suerte de glamour. Yo siempre me pregunto si los presentadores y presentadoras de televisión sean siempre lindos…
MHG: El 9 de noviembre de 1989 cae el Muro de Berlín, ¿dónde se encontraba?
CG: Estaba viviendo en Madrid, acababa de casarme y colaboraba con el diario El País y estaba preparando la edición para España de Le Monde Diplomatique, y yo colaboraba con ese diario. Finalmente salió en Barcelona y luego una en Buenos Aires. Ahí me encontró. Pero dos años más tarde se cayó la Unión Soviética, con lo cual el mundo entró en una fase, por un lado terrible y por otro lado my interesante porque cayó un modelo de socialismo autoritario que no podía funcionar a pesar que muchos creímos en eso, yo en primer lugar, hace unas décadas creíamos que eso iba a funcionar. Que durante un período el autoritarismo era necesario porque de otro modo nadie aceptaría el socialismo, pero al final no funcionó. La experiencia nos demostró que el socialismo sin libertad es una contradicción en sí misma. A partir de ahí el capitalismo se hizo planetario, entonces todos los problemas que hay en el mundo, las desigualdades, la quiebra de los estados, la violencia y el narcotráfico, la inseguridad, tiene que ver con el sistema en que vivimos, que es global y que es el sistema capitalista, que ha entrado a mi juicio, y de eso hablamos varios ensayistas en un libro que acaba de aparecer, con Mario Bunge compilamos un libro de seis ensayos que se llama: “¿Tiene porvenir el socialismo?”, porque el capitalismo está en crisis, no da respuestas a la situación, el liberalismo ha pasado a ser neoliberal y éste ha fracasado. Las crisis que antes se manifestaban en la periferia del sistema, en México, en Brasil, en Corea, en Tailandia, en Argenitna del 2001, ahora están en el corazón del sistema, en Estados Unidos y en la Unión Europea. Entonces, el capitalismo está en su fase última, lo no que quiere decir que mañana va a venir el socialismo, el socialismo hay que construirlo, como decimos en ese libro, el socialismo tiene fracasos, la social democracia, el reformismo viene fracasando.
MHG: No es solamente equidad y justicia, sino también libertad.
CG: Así es, meritocracia, lo que hablamos de los periodistas se repiten en todas partes, yo acabo de tomar un café y comentaba con un amigo, mirá el oficio de mozo o moza está desapareciendo, son chicos que trabajan dos o tres semanas y si uno le pregunta que hay aquí para comer, yo pregunté si había medialunas de grasa o de manteca y me dijeron que tenía que ir a preguntar. ¡En pleno centro de Rosario!. Hay una degradación general que es el reflejo de la degradación del sistema.
MHG: ¿Los periodistas desaparecerán en el concepto que hay hoy en día acerca de la profesión?
CG: Se está produciendo una trasformación importante, de eso no hay la menor duda. Los desarrollos científicos y tecnológicos han producido modificaciones y vivimos una transición. Porque por un lado, Internet es un avance prodigioso, todos los seres humanos del planeta tienen la posibilidad de estar comunicados entre sí al instante. Eso significa que la democracia directa es posible, lo que era solo privativo de los suizos porque son 40 y se reúnen en la plaza a hablar y definen si pagan o no la deuda externa a mano levantada, hoy se puede hacer en le China con 1.300 millones de habitantes. Se pregunta por la mañana si hacemos tal cosa: si o no. Y por la tarde se tiene el resultado. La democracia directa es posible, la enseñanza universal es posible, cualquiera podría estudiar semiología con Noam Chomsky, no con el profesor de la esquina. La pregunta es ¿y los otros profesores dónde van a ir a trabajar?, por ejemplo. Y en lo que se refiere al periodismo los cambios son extraordinarios, porque hoy todo el mundo hace un poco de periodismo, entre comillas, en twitter, es decir, por ahora todo el mundo dice lo que se le da la gana. Para un periodista leer Internet, salvo algunos sitios muy específicos, es un verdadero desmadre, cualquiera dice lo que quiere. La información que para un periodista no sólo debe ser verdadera sino también debe ser verificable, en Internet no hay manera de verificarla, se corre una bolilla, y todo el mundo la reproduce.
MHG: Y el proceso nuevo de un periodista hablando de otro periodista.
CG: Es lo que decíamos antes, ahora los periodistas ahora son glamorosos, son estrellas, ya no es un servidor público, un individuo que averigua para informar, es un individuo que llega en tiempo real, este tiempo real es muy confuso. Porque antes ocurría algo en cualquier parte, el periodista llegaba y se ponía a investigar. Las cinco preguntas clásicas y si era posible el por qué. Ya que el por qué da la respuesta a todo lo anterior. Ahora vivimos en una cultura de la imagen que hace que se diga que una imagen vale más que mil palabras, es cierto en muchos casos, pero por ejemplo si uno ve una imagen de un auto que chocó contra un árbol, el conductor desmayado adentro, bueno uno dice que fue un accidente, pero puede ser la foto de un set cinematográfico. Nadie dice acerca de la imagen si el conductor está vivo o muerto, si tenía o no permiso para conducir, no se sabe nada.
MHG: En ocasiones no se sabe claramente lo que se lee y da lo mismo si tuvo el alta la presidente o si murieron 3 mil personas en un tifón, ni eso se usa como recurso para atrapar la atención de los escuchas.
CG: Hay que hablar del lenguaje, yo no soy ningún moralista, no pretendo que como ocurría hace muchos años al culo le decían “el lugar donde termina la espalda”, no pretendo que se diga eso, pero de ahí a hablar como sea habla… el español es una de las lenguas más variadas, tenemos 25 mil vocablos. Borges decía que un ciudadano normal, instruido utiliza del español entre 1500 y 2000 vocablos y una persona muy instruida, él por ejemplo, manejaba 5000, sobre 25 mil. Entonces tenemos a disposición un idioma que nos permite matices, claridad y todo lo resolvemos con “boludo”.
MHG: Y cuando los periodistas dicen al finalizar una conversación “y bueno… nada”.
CG: Pero insisto, no digo todo esto para describir un panorama negativo, sino una transición, imagino que cuando apareció la imprenta puede haber pasado algo parecido.
MHG: ¿Cómo se inserta un candidato presidencial ante los nuevos medios y ante una manera más directa de hacer política?
CG: Creo que todos, casi sin excepción, están aprovechando la ocasión para hacer política mediática, que quiere decir slogans. Cito un ejemplo que se puede reiterar hasta el infinito: cuando era intendente de Buenos Aires Telerman, empapeló la ciudad con unos afiches que decían: “Telerman actitud”. Yo miraba eso y me preguntaba qué diablos quiere decir esto. Se puede tener una actitud asesina o solidaria, positiva, negativa, inteligente, estúpida. Bueno… ese era el slogan de campaña y le funcionó. Si trasladamos lo que pasa en los medios a lo que pasa en la escuela, la baja importantísima del nivel educativo, no sólo en nuestro país, pero en Argentina es particularmente fuerte porque nos estamos cayendo de muy arriba, llegamos a tener un sistema educativo de gran nivel. Cuando llegué a Francia en el 76 me di cuenta que nuestra escuela primaria pública y las secundarias y universidades no tenían nada que envidiarle a ninguna universidad del mundo, hoy no tenemos nada que envidiarle a una universidad de Biafra, con el mayor respeto. Pero esto es mundial, esta caída tiene que ver con que los chicos hablan por celular en clase, se copian con el celular…. yo decía en una conferencia que di, que ya no hay noción de la disciplina en clase, porque los profesores no pueden echar a un alumno del aula, no pueden amonestar, no puede venir el director, todo va a una instancia muy generalizada. Y di como ejemplo que hace unos años el senado italiano estuvo meses discutiendo un proyecto de ley al que se oponía casi todo el mundo, especialmente los padres, y era para impedir que los chicos de primaria y secundaria ¡hablaran por celular en clase!. Lo prohíben en casi todos lados, entonces como es posible que no se pueda prohibir su uso en la escuela.
MHG: Hay hoteles y spa que anuncian que no se entra con celulares.
CG: Entonces cómo es posible imaginar que un profesor puede dar clase e impedir que los chicos se copien con ellos. Ya estaba hablando de esto en la conferencia y de pronto se levantó uno y me dijo que yo quería volver a los castigos corporales. Me ofendí y le dije que era un imbécil. Y le dije si sabía de dónde venía la palabra disciplina, proviene de discípulo, etimológicamente, un discípulo es igual al profesor en cuanto ciudadano, pero por su situación de discípulo no es igual al profesor, sino no iría a buscarlo para que le diga algo. Esto que es de una lógica elemental ha desaparecido de la mentalidad de 8 de cada 10 padres. Esto ha trastocado todo, no sólo el ámbito de lo periodístico, la manera en que la gente se informa, alguien que ve lo que ocurre en el momento en que ocurre, lo comprende, ver no es lo mismo que comprender. Kurosawa en Rashomon, esa vieja película muestra una violación, cinco testigos y cada uno ve cosas distintas. Porque cada uno lo ve según sus prejuicios, su cultura, etc. Cuando uno ve en la televisión las cosas que ocurren en el momento, normalmente no las entiende. Yo cuando doy cursos sobre esto, cuento una anécdota respecto de las Torres Gemelas, yo estaba en mi casa y me llama un amigo y me dijo si sabía que estaba pasando y le dije que no. Me dijo: qué clase de periodista sos, se acaba de enterrar un avión en la torre gemela, prendo la televisión y lo veo creí que lo estaban repitiendo, y no, era el segundo avión. De modo que si hubiera estado transmitiendo hubiera dicho que estaba viendo nuevamente al avión… se entiende… Hay cosas muchas más complejas eso se puede explicar en dos minutos. La foto de Khadafi muerto la difundió su asesino, se la sacó con un celular, la pregunta es dónde están los periodistas ahora. Los periodistas son sostenedores de micrófonos, ganan lugar pero no investigan. Otra anécdota, cuando se descubrieron los horrores de Ceaucescu, en Rumania, en el 90 más o menos, se descubrió una fosa con centenares de cadáveres y salió en todos los medios. Y un periodista de un diario francés se dijo que seos cadáveres eran muy viejos y habló con unos vecinos, le dijeron que si hubiera pasado eso y los hubieran enterrado en ese lugar se habrían enterado, esto debe ser más viejo. Y le dijo a su jefe que dudaba del hecho y el jefe le dijo que cómo no iba a ser cierto si las televisoras de todo el mundo lo están dando. Después ese jefe de redacción escribió un libro autocriticándose, es un ejemplo más.
MHG: ¿Cuándo viene a presentar a Rosario el libro en autoría con Mario Bunge ¿Tiene provenir el Socialismo?
CG: Probablemente antes del fin de este mes.
MHG: ¿Hay respuesta en esos seis ensayos?
CG: Hay avances, hay una historia, fracasos, éxitos, momentos en que la social democracia ha podido avanzar, su impotencia actual. En este momento de crisis el capitalismo no tolera reformas porque no está creciendo, antes sí las toleraba. Está creciendo geográficamente, pero internamente tiene problemas.
MHG: ¿Considera que están dadas las condiciones hoy como para que el socialismo pueda gobernar la Argentina?
CGH: Creo que sí, pero tiene que elaborar un programa, lo he hablado mucho, soy muy amigo de Binner, de Bonfatti, he estado dirigiendo hasta hace muy poco La Vanguardia, yo soy socialista y le he dicho miren muchachos he vivido en Francia la época de François Mitterrand y en España la de Felipe González, así que he asistido a dos fracasos importantes social demócratas, fracasos no sólo económicos, desvíos a la corrupción, al terrorismo de estado y les dije que tengan en cuenta esto, estas no son los años 50 donde el mundo se estaba reconstruyendo después , estaba la Unión Soviética, el capitalismo era inclusivo, el modelo de Rusia era distinto y lo obligaba a hacer concesione, todo eso ha desparecido El capitalismo hoy destruye mercados porque produce cada vez más con cada vez menos necesidad de obra humana, por lo tanto hay que hacer… por supuesto no hay que plantear como lo hacen los trotquistas ultra izquierdista mañana viene el socialismo con el puño izquierdo levantado. Pero hay que hacer un programa claro, preciso, concreto, detallado, de corto, mediano y largo plazo porque dirigir la Argentina no es dirigir Rosario o la provincia de Santa Fe. Es bastante más complicado. Hay que hablar con una policía corrupta, con un sindicalismo corrupto, con empresarios corruptos e incompetentes…



09/11/2013