"Menem se fue con un 24%... Cristina obtubo un 26%"
“Buenos Aires era un ring side: se jugaba Cristina sí, Cristina no… “Los dos años que faltan deseo que sean de transición… todo dependerá de la salud emocional de la Presidente… Jorge Giacobbe: analista de opinión pública y consultor político. MHG: ¿Cuál es su análisis luego de las elecciones del 11 de agosto? JG: La ciudadanía votando pudo construir el símbolo de fin de ciclo, a partir de una votación que demuestra que el gobierno está en su mayor punto de debilidad política. 26 puntos a nivel nacional… recordemos los 24 puntos con lo que esta sociedad despidió a Menem. Así que lo que viene es una gran tranquilidad, una gran masa de la sociedad comprobó que el kirchnerismo no es invencible y eso tranquiliza a la gente sobre todo con toda esta ofensiva que había lanzado de su permanencia eterna en el poder. Después hay cuestiones de segundo orden que tienen que ver con los protagonismos, los que ganaron y los que perdieron, pero básicamente me parece que esto produce un efecto tranquilizador. MHG: Muchos decían que en esta elección era casi inmoral hablar del 2015, sin embargo muchos esa misma noche empezaron a hablar del 2015. JG: Eso se dice pero en realidad todo el mundo está pensando en eso. Cuando la gente empieza a pensar en qué es lo que termina, también empieza a pensar en lo que empieza. Esta elección también ha presentado rostros nuevos que hacen presumir que el futuro tendrá protagonistas distintos. Pero para mucha gente todavía es muy apresurado hablar de eso. Porque también es cierto que las personas que han ganando están en una situación de riesgo de pasar por octubre, hay dos meses muy largos, frente a un público muy demandante de medidas nuevas, muy observador, de modo que en todos los comités de campaña está prevaleciendo el consejo de la sensatez, de la prudencia, de las pocas palabras, de no arriesgar demasiado. MHG: ¿En todos los comités o en los de los ganadores solamente? JG: Bueno… el que pierde siempre está más obligado a hablar que el que gana. Lo que parece que va a pasar es que puede haber una derrota peor para el gobierno. Ahí estamos en una situación de riesgo emocional muy clara, no es muy difícil entender que mucha gente que acompañó ahora está haciendo las valijas, los políticos que piensan en un futuro tienen que tratar de salir de la situación de derrotados. Va a haber un par de meses con novedades y con sorpresas… una elección que aparece como mucho más contundente que ésta en las urnas. MHG: ¿Considera que Binner será nuevamente el que lidere la oposición? JG: En los escenarios de novedades lo único que no hay son certezas, de modo que es muy difícil hacer una prospectiva respecto de personas. Fíjese lo que ha ocurrido con Carrió, unos días antes de la elección lideraba el segmento de diputados en Capital Federal hasta que decide hacer un juicio valorativo sobre sus propios socios y termina tercera. Estamos frente a un electorado muy sensible, muy atento, muy despierto, lleno de culpas, estamos en una situación de riesgo, no se pude aventurar a decir que sólo por haber ganado una elección se tiene algún pasaporte asegurado al futuro, por lo pronto hay que sobrevivir a estos 60 días que faltan hasta octubre y eso no va a ser simple porque el gobierno necesita un rival y eso hace que se provoque a los actores, va a ser muy difícil ser prudente frente a desbordes verbales. MHG: ¿Macri se equivoca al no presentar lista propia en Buenos Aires? JG: En Buenos Aires hubo una pelea de dos elefantes donde se disputaban en el ring central: Cristina Sí o Cristina No, es muy difícil ser protagonista en medio de una pelea de dos elefantes. Macri tenía dos opciones, hacer lo que hizo, tratar de disimular su paso por la elección o ir a buscar 5 o 6 puntos de cara al futuro podía estar festejando el 11 de agosto o estar lamentando una escasa cosecha electoral. Si yo hubiera sido su asesor le hubiera dicho que haga lo que hizo. Que no fuera un combate en el cual no podía ser protagonista. MHG: ¿La reacción de la Presidente hace que pierda más votos o usted le da chances de recomposición? JG: No, ninguna. La presidente y sus sucesores no se dan cuenta que han perdido la oportunidad, poner la cara de la presidente para liderar la campaña electoral cuando ella misma es el problema, me parece una elección que va a quedar en los libros como de las más desafortunadas que se recuerde. Y además estas apariciones, estos comentarios desenfrenados, configuran un escenario que no es de los mejores. MHG: ¿Este llamado al diálogo en el sur es genuino, puede recuperar algo de acción por parte de la presidente? JG: Cuando perdieron en el 2009 hicieron lo mismo, llamaron a todo el mundo a dialogar para no decir nada. Es probable que quieran usar la misma herramienta. Repito: 26 puntos de este gobierno son muy parecidos a los 24 de la salida de Menem. Cuando la cifra nacional electoral empieza con dos, entonces ya está agotado el proceso. Y eso es absolutamente normal, porque tampoco es cierto que uno diga nada extraordinario. Está perdiendo un gobierno como han perdido miles de gobiernos en los últimos 2 mil años, no pasa nada dramático. MHG: ¿Scioli ha ganado con la elección que hizo? JG: desde mi punto de vista no. Parece que está en un problema muy serio, el decidir si se aferra al mástil del Titanic o salta. Y creo que va a aferrarse al mástil. MHG: ¿Los dos años que faltan los plantea como 2 años terribles o de transición? JG: Mire, yo deseo que sean de transición. Ahora depende mucho del riesgo emocional de la presidente.

21/08/2013