“Tengo este dato: en esos días de detención de de Yorio y Jalics una persona lo vio y encontró a Bergoglio llorando”

Monseñor Miguel Hesayne: Obispo Emérito de Viedma – Vive en Azul, su ciudad natal luego de su renuncia por edad a la Diócesis de Viedma en 1995, luego de 20 años de servicio//Teólogo//Fue ordenado sacerdote el 12 de diciembre de 1948//Fue elegido obispo de Viedma el 5 de abril de 1975, por Pablo VI//Tuvo un rol episcopal intenso en la defensa de los derechos humanos//En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión de Vida Consagrada. Lema episcopal: “Para servir y dar la vida”.

Todas son elucubraciones ideologizadas ¡es una verdad que se volvió loca!”
“El protagonista es Jesucristo”
“El gesto es orar con el pueblo y pedir la bendición del pueblo”
“Es un gran pastor”

MHG: Usted ha salido al cruce de informaciones relacionadas a la vinculación de Monseñor Bergoglio con la dictadura manifestando que no está emparentado con situaciones indecorosas para su vida.
MH: Es así… Está totalmente alejado de que haya sido cómplice del secuestro de los dos sacerdotes, tengo este dato. Una persona muy allegada a él y a mí, me contó en esos días que habían tenido una entrevista con Bergoglio. Al llegar la hora fue y lo encontró junto al teléfono y con ojos llenos de lágrimas y decía que nos habían secuestrado a dos de nuestros padres jesuitas, y que se los estaban buscando. La prueba está que Yorio ya está en el cielo, pero Jalics viene con alguna frecuencia, viene una vez al mes por lo menos a la Argentina y ha concelebrado en la catedral de Buenos Aires con Bergoglio, como un signo que no hay nada entre ellos dos. Entonces, todo lo demás son elucubraciones indudablemente ideologizadas. Y se sabe muy bien que la ideología es análoga a lo que es una herejía, como decía el gran Chesterton, decía que la herejía es una verdad que se volvió loca y yo digo que la ideología es una verdad que se volvió loca. Es decir, descentrada. Esto para dejar aclarado una vez más. Y por otra parte, los sentimientos míos fueron los de todos, pero que yo los resumo en una gran alegría, una gran esperanza y una profunda acción de gracias al Señor Jesús porque nos ha reglado al papa Francisco. Y han quedado atrás los cabildeos, los análisis políticos y sociológicos en la elección del papa. El protagonista en la elección y en la iglesia es Jesucristo. Todo lo demás son signos. Yo precisamente en la homilía de mañana digo esto: “desde el papa a una vela encendida en las ceremonias son mediaciones, signos, nada menos que de Jesús que es el que nos acompaña en la historia para hacer de nuestra historia persona, social y comunitaria una historia de salvación., y el papa Francisco con tres gestos, y con esto sintetizo todo mi pensamiento, ha dicho esto precisamente, que el Señor de la iglesia es Jesús. El gesto fue orar con el pueblo, elegir el nombre de Francisco y pedir la bendición al pueblo. Todo cristiano y todo ser humano, en primera instancia si quiere hacer algo en esta vida y que se proyecte a la eternidad tiene que evocar a los Evangelios. Elegir ese nombre dio precisamente en lo que es su opción pastoral, que la extendió en la diócesis porteña, pero que ahora tenemos la gran esperanza que la extienda y nos abramos todos a la opción preferencial por los pobres. Y ya dio un gesto, dijo ¡no me vengan tanto a visitar, el dinero denlo a los pobres que tanto!, lamentablemente, que son una mayoría en nuestro país…. esto lo agrego yo. Al pedir al pueblo la bendición, dio una gran lección de teología sobre la iglesia, la iglesia es el pueblo de Dios, dentro de ese pueblo hay diversos servicios, carismas, actitudes, pero todos concurren al bien de todos para gloria de Dios y animados por el único espíritu, que es el de Jesús resucitado. Esto es en síntesis lo que estoy viviendo como sentimiento, una gran alegría y desde el punto de vista plenamente humano una tristeza porque yo ahora no puedo viajar a Roma para entrevistarme con el papa por razones de salud.
MHG: Tal vez el papa lo venga a ver a usted.
MH: Bueno ya estuvo acá, el 26 y 27 de enero del año pasado, con motivo de la aprobación pontificia del Instituto Cristífero, quiso venir él a dar la noticia y celebró la misa , tenemos hasta videos con respecto a este hecho, estuvo acá entre nosotros comiendo pizza y tomando vino en el patio de nuestra sede, en Bolívar 495, a la cual en cualquier momento están invitados ustedes.
MHG: Usted ha sido muy crítico de los políticos que juran por los evangelios y luego no actúan de acuerdo a ellos. ¿Rescata algo de este gobierno?
MH. No es el momento de hacer un análisis… me parece que sería desmerecer este gran acontecimiento. Pero ya le adelanto yo no soy político, ni estadista, ni sindicalista ni dirigente de ninguna mutual. Soy un pastor. Y le daría oportunamente mi visión de pastor sobre estos puntos.
MHG: ¿Cuál es la imagen que más lo ha impactado de Bergoglio?
MH: Es un gran pastor. Un gran obispo. Ahora es el obispo de Roma y papa para todo el mundo. Jesús lo ha elegido.



16/03/2013