“Los vecinos, las madres tienen muy claro lo que quieren para sus hijos: ¡No a la droga!”
Mariana Robustelli: - Integrante del PJ Evita (Reapertura del comedor-centro popular “Los buenos vecinos” de Nuevo Alberdi, institución impulsada por Ramón Ferreyra quien debió mudarse con su familia por amenazas de narcos que balearon a sus hijos)

MHG: Las cuestiones relacionadas con los últimos eventos vinculados al narcotráfico no han sido esclarecidos convenientemente, el caso de Gastón Arregui en Nuevo Alberdi, el caso de Mercedes en Ludueña y el de la familia Ferreira quienes debieron abandonar el barrio por amenazas
MR: Para nosotros esto tiene que ver con la cara más dura de la ausencia del estado en políticas públicas en los barrios de la ciudad, donde la única presencia es la policía siempre en connivencia con estas bandas de narcotraficantes, pero nosotros creemos que a partir de esta situación es redoblar nuestros esfuerzas, redoblar nuestra organización allí, creemos que no nos podemos retirar de ese barrio porque esa realidad no sucede solamente en Nuevo Alberdi, el caso del triple crimen de Villa Moreno, lo de la militante social en Ludueña y ahora le tocó a tres compañeros nuestros. Nuestra obligación es exigir que el estado resuelva esto judicialmente y que lo resuelva con más presencia en los barrios y de nuestra aparte es seguir sosteniendo el comedor, la organización barrial y seguir sosteniendo lo que creemos que tiene que hacer el estado. Nosotros hace menos de 20 días hicimos un piquete en la ruta 34, con los compañeros de Nuevo Alberdi, por reivindicaciones que tenían que ver con el alumbrado público, con una obra para que no se inunden cada vez que llueve… me parece que estas son las cosas que los vecinos reclaman y el estado tiene que intervenir para que no tengamos que lamentar luego la ausencia del estado y la connivencia de la policía con el narcotráfico.
MHG: ¿Cómo está el barrio después de esto, qué pasó con el bunker que vendía droga?
MR: el búnker fue derribado por los mismos vecinos del barrio, los vecinos tiene muy en claro qué cosa no quieren para sus hijos, no quieren que el búnker siga ahí, que los pibes consuman, la familia tiene muy en claro cuáles son las cosas que dañan y fue una iniciativa de ellos derrumbar es búnker. Por supuesto que tienen miedo, se tuvo que ir una familia, hubo amenazas de por medio, toda la situación que conocemos, donde además con la dimensión que tuvo esta situación, no haya ni una persona presa y habiendo pedido la destitución del comisario de la sub 22, con testimonios que había complicidad con el narcotráfico, todavía siga al frente de esa comisaria. Por eso los vecinos tienen miedo pero con mucha voluntad de seguir y de participar, nosotros esta semana estuvimos yendo para pintar el centro comunitario, para limpiarlo y los vecinos se sumaron y me parece que hay claridad en los vecinos de cuáles son las cosas que no quieren en su barrio, hay mucha solidaridad, no quieren drogas, no quieren narcotráfico, y redoblan la apuesta con nosotros de mantener la presencia en el barrio.
MHG: Una frase común en los dirigentes del Movimiento Evita es decir que el estado está ausente, ¿por qué considera que el estado se ausenta en estos casos?
MR: Porque efectivamente es lo que planteaba antes, inclusive reconocido por la misma fuerza política que gobierna el municipio, desconocen la realidad de los barrios y funcionarias como la de salud mental reconociendo que ha disminuido la presencia de salud en los barrios de la ciudad. Que una obra de 100 mil pesos en Nuevo Alberdi no se haga para que los vecinos no se inunden, sabiendo lo que implica eso para una familia que pierde todo… uno puede pensar solamente que no hay voluntad política para construir más estado en los sectores que más los necesitan.
MHG: ¿Pasa por los presupuestario o por lo ideológico?
MR: Creo que pasa porque no hay una definición política, cuando hay definición política los recursos aparecen. La provincia de Santa Fe y el sur de la misma están enclavados en la pampa húmeda, el sector que más ha crecido en estos 9 años, acá estamos parados en uno de los lugares más ricos de América Latina y estamos en una ciudad que tiene muchas desigualdades y parece que los que están gestionando el gobierno, efectivamente, no están recaudando lo necesario, en eso no hay una definición política de hacerlo.
MHG: ¿El comedor de los Ferreira a cuántos chicos daba de comer?
MR: Le daba de comer a casi 300 chicos, lógicamente en estos 2 últimos años ha disminuido la necesidad alimentaria, todos conocemos que a partir del 2004 hay una ley de seguridad alimentaria que garantiza el ingreso en alimentos para la familia y eso ha disminuido la presencia de chicos en el comedor y en le últimos 2 años 3 veces por semana se llevaban una vianda por día.
MHG: ¿Y ahora cuál es la idea de ustedes?
MR: Nuestra idea es convertirlo en un centro cultural, además, si está la necesidad que funcione el comedor algunos días a la semana, bueno lo pondremos en funcionamiento como tal, pero nuestra idea es el apoyo escolar, la idea es hacer talleres con los chicos y que sea un lugar donde los vecinos se puedan encontrar y hacer diferentes actividades y que no sea exclusivamente para chicos, y que le sirva al barrio para lo recreativo, para lo cultural, para la organización política.
MHG: Está enclavado en Luzuriaga al 2600.
MR: Así es, y se llama “Los buenos vecinos”




19/01/2013