“¡Fue un proceso feroz para el cuerpo de Chávez la última campaña presidencial!”

Dr. Juan G. Tokatlian: Dr. En Sociología y en Relaciones Internacionales///Doctorado en la Univ. de Hopkins de Washington ///Profesor de Relaciones Internacionales de la Univ. Di Tella

“Pueden pasar tres cosas: 1) Chávez ha dicho a la gente que vote por Maduro en algún momento; 2) en el campo de la oposición –como decía García Márquez “no hay muerto malo”- se sabe que la próxima elección la van a perder y 3) es clave ver que harán las Fuerzas Armadas”

MHG: En momentos en que se vivía la euforia de la reelección de Chávez el pasado octubre, usted nos comentó sobre las charlas previas en el proceso electoral entre Capriles y Chávez por la enfermedad de este último?
JGT: No, no, no crea que tengo la lámpara de Aladino ni mucho menos.
MHG: Pero yo no se lo he escuchado a ningún analista con la precisión que usted lo mencionó.
JGT: Lo que sucede es que, siguiendo los desarrollos médicos, inclusive tomando los partes que ha habido en el último año y medio en la salud de Chávez, realmente el esfuerzo que hizo para llegar al proceso electoral que lo llevó a una victoria tan contundente, fue un proceso feroz para su cuerpo, para su dinámica y a esa altura ya nadie dudaba, al menos fuentes relativamente serias, que en su salud no es que había sucedido un milagro. Recuerdo que en algún momento de la campaña se habló de la recuperación de Chávez, es al revés, produjo un fenómeno brutal con su cuerpo. Lo que yo dije es que Capriles rápidamente aceptó la decisión popular, entre otras a sabiendas, que se trataba de una decisión transitoria, porque según la constitución si el presidente no puede cumplir la mitad de su mandato hay que ir a elecciones. Ergo. Si Chávez hubiera tenido entre 6 y 9 meses de vida en aquel momento, era evidente que iba a haber otro proceso electoral y que Capriles pensó que podía prepararse para la segunda vuelta. Y eso era todo.
MHG: ¿Y hoy cuál es la visión política que tiene sobre el proceso? ¿Podrán llevar a Chávez a su país?
JGT: Eso va a ser muy engorroso. Lo que ya se sabe de manera fidedigna con este sigilo que hay es que se le ha extraído una parte importante del intestino, que ha afectado la próstata, que ha tenido alguna situación de infarto en algún momento de la operación, que ha perdido más de 20 kilos, que ha tenido complicaciones respiratorias severísimas y no creo que por más que hay una situación especialmente buena en materia de cirugía y post cirugía en Cuba, él esté en condiciones muy prontas de regresar. Segundo, creo que va a tener peso más que lo político la posición familiar. La familia quiere que él regrese y culmine siendo presidente de Venezuela en Venezuela y considera que se trata de un gesto de honor, pero en el plano político el gradual ocaso de Chávez es un hecho consumado. Lo que me parece que va a haber algún sistema de acelerar, no retrasar el proceso electoral.
MHG: ¿Qué pasa en un hombre cuando el poder puede más que su propia salud?
JGT: Creo que en esto hay dos fenómenos distintos y tienen que ver en primer lugar con un tema de estilo y de sistema, en el sentido de que uno se imaginaría que hay presidentes que saben que su término de mandato es de cuatro años, que hay un proceso que en su país no tiene reelecciones, que tiene una estructura político – partidista relevante que los sostiene, creo que en esos casos y el encontrarse en esas situaciones de enfermedad, es un drama personal mas no algo traumático para él o para el país. Pero sin embargo uno se encuentra frente a líderes que ambicionan un poder de más largo plazo, tiene un estimulo refundacional, es decir, van a rehacer las instituciones para mejorarlo supuestamente, va a encontrar ahí una fuerza emocional o psicológica de lo que realmente le diría el propio cuerpo de calmarse, de contener… ahora también hay que ver de qué tipo de enfermedad estamos hablando, la de Chávez esta es una dramática. El presidente en República Dominicana Balaguer, fue electo y presidió su país totalmente ciego, él ya no veía más, pero tenía una asistencia y el sistema de códigos que le permitió leer y pudo no haberlo sido. Es una enfermedad terrible la de Chávez, pero es difícil el cáncer…
MHG: Hay un Chávez que no podrá asumir responsabilidades, ¿cómo queda la cuestión política?
JGT: Aquí pueden pasar tres cosas: primero: hay que conocer a profundidad qué va a pasar en el campo chavista; Chávez ha sido muy vago en como dejar su legado, salvo que ha dicho claramente que él quisiera que la gente votase por Maduro en algún momento. Esto es un sello y resuelve un problema dentro del chavismo y por tanto Diosdado Cabello y otros van a quedar pro el momento a la espera. El otro punto es el campo de la oposición, García Márquez tenía una frase que decía que “no hay muerto malo”, esto quiere decir que si mañana perece Chávez, se va a generar respecto de Maduro un respaldo, una actitud de acompañarlo en honor a Chávez muy fuerte, entonces la oposición sabe que le próxima elección la va a perder y esto puede significar que Capriles no sea candidato porque ha dicho que quiere volver a la gobernación de Miranda y se presente con otro candidato o se presenten varios candidatos.
MHG: A Capriles lo han criticado porque había saludado a Maduro, hay un sector de la oposición muy dura.
JGT: Muy dura y dividida. Y lo tercero, en estos largos procesos de complejidad y de transformación y si uno mira el listado de gobernadores en la última elección va a encontrar muchos militares y encuentra funcionarios de formación militar en ministerios, en secretarias, en direcciones, etc. aquí la clave va a estar también en lo que hagan las fuerzas armadas, si quieren estar unidas monolíticamente y apoyar al próximo presidente o para ellos también la eventual pérdida de Chávez puede dar espacio para fisuras internas.
MHG: ¿Cómo puede analizar los hechos de corrupción en el partido gobernante en España?
JGT: Creo que es una situación severamente difícil para el gobierno de Rajoy porque a las movilizaciones y a los reclamos que se venían haciendo a sus políticas de ajustes, políticas que iban generando más desempleo que nuevas oportunidades, se va a sumar un tema que era inexistente y es el tema de la corrupción. Se va a tener que seguir muy de cerca esto y no sorprenderse si la deriva de esta confusión de problemas económicos, alto desempleo, problema sociales, y se suma ahora corrupción Rajoy no se vea obligado en algún punto a adelantar las elecciones, me parece que si Rajoy y su gestión se ve asediada por tantas cuestiones esta no debería ser una cuestión que esté fuera de la mesa.



19/01/2013