"300% aumentó el secuestro de droga en 6 meses del 2012 comparado con el mismo período del año 2011”

Dr. Claudio Stampalija: - Abogado Penalista. Criminólogo- Director del Centro de Estudios para la Prevención del Delito de la Universidad de Belgrano (CEPREDE)

” La sociedad debe cogestionar porque el delito es un problema social y comunitario”

“La policía en Argentina es también uno de los sectores olvidados
“Les pido por favor a los gobernadores e intendentes que se involucren en el tema”
“El municipio es el ámbito de resolución de los conflictos por excelencia”

MHG: ¿Qué reflexión le merece este tema del narcotráfico que ha salido nuevamente a la luz y que estaba tapado por la alfombra?
CS: Es la vieja forma de actuar de todos los protagonistas de la política en nuestro país, siempre detrás del problema. Pero miremos para delante, no queda otra.
MHG. Hay países que le han pasado peor y han podido recapitular.
CS: Sí, fundamentalmente lo que se ha observado es un quiebre del diálogo que se observaba entre todos los protagonistas de la política nacional se profundizó ostensiblemente y de una manera burda, vulgar y dolorosa en esta cuestión. Me refiero que el gobierno nacional sale a despegarse del tema, desde el punto de vista ideológico y queda como un problema de Santa Fe y no tiene responsabilidad el gobierno nacional. Es como que cambian el tablero operativo y de estructura de las políticas criminales, hay una cuestión básica la política criminal la diseña siempre la nación, que es la máxima responsable y que hablar en lo que refiere a los delitos federales, sobre todo el narcotráfico. Esto hay que dejarlo en claro, porque esto exonera de responsabilidad a los gobiernos provinciales, que también tiene su cuota de trabajo y responsabilidad en estos temas. Pero si no se deja esto en claro parece que seguimos con eta lucha y estos enfrentamientos que nos están haciendo tanto mal y que se visualizan en el mundo delictivo.
MHG: La criminología se define como un problema social y comunitario.
CS: Efectivamente, por eso requiere que la sociedad en su conjunto cogestione los temas de seguridad, es decir, que haya una convocatoria legítima, porque nosotros seguimos teniendo históricamente un discurso desde los niveles dirigenciales donde se convoca a la ciudadanía porque la seguridad es un problema de todos, si lo es pero empezando por la labor institucional y la convocatoria nunca fue legítima, leal y real, sino que fue demagógica y usted ve que los consejos barriales y los foros hasta ahora han fracasado, y se insiste en este tema más desde la tribuna que desde la acción. Y han fracasado por inanición de las instancias institucionales, primero hagamos real este discurso que baja de los niveles políticos. El tema que yo observo acá es que nos estamos debilitando como ciudadanos porque el tema del narcotráfico debilita a la seguridad de la ciudadanía como una consecuencia de la debilidad de las propias instituciones. El primer problema que tenemos es la enorme cantidad de límites geográficos que son muy porosos y vulnerables. Le doy un dato que la gente no lo sabe y a mí me pone contento porque si bien no tenemos ningún tipo de estadísticas en el nivel nacional desde el 2008, si tenemos en la provincia de Buenos Aires, que es el distrito con mayor problemas de seguridad que existe, rosario está cerca, pero en Buenos Aries hay mucho volumen de esta problemática social y su cantidad poblacional. Usted entra al ministerio de justicia y seguridad y están las estadísticas frescas.
MHG: ¿Y qué nos dicen esas estadísticas?
CS: las estadísticas nos asustan y nos muestran y nos sirven para analizar el fenómeno por ejemplo de la droga. En los primeros seis meses del año 2012 frente a los seis mese del año pasado el aumento del secuestro de todo tipo de droga aumentó un 300%. Uno podría decir ¡qué bárbaro se está trabajando en el secuestro de droga!
MHG: ¿Es por qué ha aumentado la cantidad de droga o por qué ha mejorado el accionar de la policía?
CS: Las dos cosas, hay una combinación. En muchas rutas en donde ha trabajado gendarmería en combinación de la policía lo que determinado tener mejores mecanismos y procedimientos para detectar ingreso masivo de droga por la frontera, esto es lo positivo. Lo negativo, y esto está avalado por estudios empíricos: cuando entra muchísima droga y se secuestra mucha droga está entrando muchísima más que no se detecta. El aumento es sideral. El aumento en la provincia de Buenos Aires del robo que es el delito más importante que tenemos en nuestro país, en los primeros seis meses de este año frente a los seis meses del año pasado aumentó un 21% y sobre todo el robo con armas. Las violaciones aumentaron casi un 20%... Estamos frente a un contexto donde podemos decir que hay en el 2012, una explosión delictiva clara en Argentina en la mayoría de las actividades delictivas…
MHG: ¿Estas actividades delictivas están relacionadas con la droga?
CS: La droga tiene una importancia sustancial en esto, porque la droga tiene una relación enorme con el delito como el tráfico de personas que es un tema muy duro en nuestro país, el tráfico de armas, el lavado el cual lo vemos con nuestros ojos, la corrupción en general que sigue aumentando, la proliferación y armado de pandillas que determina que siga habiendo muchísimos más homicidios, todo el tema de los piratas del asfalto en el tema de medicamentos y sustancias… los robos vienen de estos sectores sociales que no pueden esperar nada y sucumben ante estas organizaciones que están instaladas en zonas tan vulnerables…
MHG: ¿Cómo está Argentina en lo que debiera hacerse?
CS: Estamos lejos por varios motivos. Usted sabe que yo he insisto mucho en el tema de la prevención pero es importante el tema de la inteligencia en materia de narcotráfico es sustancial, los cuadros de inteligencia en nuestro país están muy debilitados porque no se han seguido formando, no se han mejorado nuestra escuelas de inteligencia, en este aspecto estamos en un debe enorme. Y por el otro lado seguimos sin tener políticas de prevención que en este tipo de delito como es el narcotráfico tiene una importancia sustancial como lo demostró Colombia que si bien tuvo que salir con sus fuerzas de seguridad a la lucha armada contra este delito, y lo sigue haciendo; pero Méjico que solamente apeló para luchar contra este flagelo solamente con las fuerzas de seguridad, está perdiendo estrepitosamente la batalla. ¿Por qué Colombia tuvo una mejor respuesta? Por que Colombia combinó la lucha armada contra el narcotráfico con políticas de prevención involucrando a la propia sociedad, se trabajó en los lugares de mayor vulnerabilidad. En Argentina no hay mensajes desde la salud, no solo aumenta el consumo –el SEDRONAR nos brinda el dato que en el secundario el consumo aumentó un 12%- sino que no hay mensaje de la salud, de la tolerancia, no hay mensaje desde lo social. No trabajamos en los aspectos de la salud, en el nivel de la familia, en el nivel de la educación… Colombia trabajó en las escuelas al lado de los alumnos…
MHG: Colombia no sólo atacó la oferta sino que trabajó sobre la demanda…
CS: Exactamente… trabajó primeramente con la demanda, con los sectores sociales vulnerables que son los indicados parta continuar con esta problemática. Así lo están haciendo muchos países desarrollados…
MHG: No ayuda la despenalización…
CS: Es un temón. Usted sabe que yo trabajé en forma personal con la actual ley de estupefacientes. Fue la ley que más se trabajó en toda la historia de la legislación nacional. Yo llevé la discusión de esta ley a muchas provincias y a varios países del mundo. Creo que es una ley que tiene unos 20 años, lo que se le discute es la penalización o no del consumo. Creo que en Argentina podemos sustraernos de legalizarla porque tenemos muchas cosas previas que hacer… Creo que el consumo, como dice el Padre Pepe y los curas villeros, el consumo de alguna manera, de hecho, está despenalizado. Si usted analiza la justicia argentina vemos que los jueces federales de ninguna manera penalizan a aquel individuo que consuma para propio uso, porque utilizan la propia ley que dice que este delito es un delito que atenta la salud pública, entonces cuando el individuo que consume lo hace en su ámbito privado, no trasciende su vicio a lo social, y amparado además por el artículo 19 de la Constitución nacional, no hay delito. Esto se ha venido sucediendo en todo el país. Por más que la ley diga que para el propio uso puede llevar a una pena como ultima ratio, porque lo que pensó el legislador en su momento es ayudar a quienes consumen y a los adictos con medidas de educación y de rehabilitación. Pero esto no funcionó, porque todo lo que sea control en Argentina falla. Entonces la ley tuvo un buen espíritu, pero cuando entró en el mundo terrenal, cuando se inmiscuyó en la vida institucional fracasó. No hay política de salud, no hay política criminalista, en este tipo de tema. Entonces se lo criminaliza al consumidor, bueno la idea es que ahora hay proyectos, no lo criminalicemos, pero démosle rápidamente un menú de opciones que tenga que con la salud para que pueda tener opciones. Yo he discutido con el Dr. Zaffaroni y bien con altura porque es un hombre brillante en sus conocimientos, pero yo digo que quiero un estado tuitivo, él dice que no quiere un estado paternalista. Yo quiero un estado tutelar, quiero un estado que no quiebre la mano. Esto me parece que en Argentina no ocurre.
MHG: ¿Esta victoria de Colombia hace que los narcos se trasladen a otros países?
CS: Sí, Uruguay está muy preocupado porque se han introducido gente de Colombia en el territorio uruguayo, nosotros somos visitados asiduamente por gente de los carteles de Colombia y además van tratando de encontrar un lugar donde las leyes sean más laxas y los resortes investigativos también sean más débiles.
MHG: Este narco detenido en Pilar antes había tenido reunión con miembros de uno de los carteles de México.
CS: Sí, eso es lo que apareció en los medios. De todas maneras quiero adelantar y decir una cosa, yo felicito a la policía federal pero quiero dejar algo en claro que no merece en absoluto. Porque he escuchado al secretario de seguridad que esto ha sido una operación exclusiva y excluyente de la policía federal y quiero desmentir esto en el buen sentido. Por supuesto que trabajó bien la policía, pero acá trabajaron muchas policías, lo hizo la secretaría de inteligencia de la nación, con colaboración directa y, además, fue detectado antes por la policía de Colombia, también trabajó la policía judicial colombiana, Interpol Colombia, la DEA y hay una dirección que hay como la UIF nuestra que también colaboró. Por eso es positivo, no sólo porque la policía federal y la secretaría de inteligencia trabajaron muy bien, sino que hubo un trabajo armónico, que es lo que está pidiendo Naciones Unidas, entre las distintas fuerzas de inteligencia y de seguridad, de dicadas a la lucha contra el narcotráfico.
MHG: ¿En qué estamento de infiltración estamos de los carteles de la droga en Argentina?
CS: A nivel de nuestras instituciones policiales y en algunos estratos políticos estamos con alguna mayor debilidad más que en otros ámbitos. Lo que se advierte más claramente es en los estratos policiales. Por eso creo que en este tema y por eso comparto las declaraciones de las autoridades nacionales, se necesita de una buena vez, porque ya hicimos demasiadas pruebas como para seguir intentando otro tipo de camino, hacer una política policial donde haya un contralor mucho más fuerte de las autoridades civiles y de la sociedad.
MHG: ¿La educación de la policía con niveles terciarios o universitarios es un camino?
CS: Es un camino y esto se advierte en muchos países, cuando usted ve la policía con niveles terciarios como el servicio penitenciario italiano que so universitarios sin excepción, se ve no solo el trato con el recluso, sino que todo el proceso de re-socialización se va llevando de mejor manera. Estos nichos de corrupción que se ven cada vez más en otras policías en esos lugares no se advierte.
MHG: Me recuerdan mis compañeros que usted habla de la especialización.
CS: Absolutamente. Hay figuras delictivas que requieren más especialización y capacitación, otros delitos no, porque son más generales. Pero en general esta tipología delictiva necesita de gente sumamente preparada tanto en lo técnico-operativo como en lo educativo, en cuanto a su formación. Y tenemos que tocar un tema porque es importante. La policía está golpeada desde hace mucho tiempo, pero la policía como la sociedad es un segmento olvidado. Nos guste o no nos guste. Porque la tenemos olvidada salarialmente, en cuanto a su preparación, en cuanto a cómo canalizar y vehiculizar su relación son la sociedad y entonces esto hace que la soledad traiga muchos problemas. Entre ellos, buscar las amistades en ámbitos corruptos y delictivos.
MHG. Una situación como esta se dice que puede ser una oportunidad, ¿lo es en este caso?
CS: Obviamente. Pero quiero dejar un mensaje: les pido por favor a los gobernadores y a los intendentes que se involucren en este tema, pero siempre solicitando el trabajo conjunto con la nación. Pero esto hay que tratarlo en los municipios y este es u tema muy largo y podemos hablar de la reforma y de los programas. Y yo creo que Rosario y sobre todo las ciudades argentinas que trabajen con sus distintas problemáticas y en los temas de seguridad en general porque es desde allí donde se observan los mejores resultados. El municipio va a ser en este siglo el ámbito donde se resuelvan la mayor cantidad conflictos en materia de seguridad. Ya lo están siendo en muchos países del mundo. Y esto es una orientación que se viene que es inexorable. Y los gobernadores y los intendentes van a tener que tomar nota, porque si no vamos a tener esta pelea entre nación, provincia y municipio y que es lo peor, porque nosotros somos las victimas que estamos en el medio, estos divorcios institucionales que se producen en nuestro país en busca del rédito político que es el peor rédito político porque nosotros estamos en el medio.



 



03/11/2012