“La fortuna de los Kirchner no puede tener su origen en la abogacía”

“No hay voluntad ni de los unos ni de los otros para averiguar los enriquecimientos políticos”
“El kirchnerismo es una concepción del poder”
“Así como es parte del problema es parte de la solución: el peronismo debería juntar sus pedazos hoy muy contaminados…”
“Al kirchnerismo se lo recordará como la década perdida”

Dr. Rafael Flores
: Abogado- Trabajó como abogado en Río Gallegos a fines de los '70 y comienzos de los '80 al mismo tiempo que lo hicieran los Kirchner.///////Ex diputado por el FREPASO: junto a los Kirchner, al regreso de la democracia, compartirían el peronismo. A mediados de los 90 Flores se alejó del kirchnerismo y se convirtió en uno de sus principales detractores. Durante su rol como diputado nacional - ejerció durante 12 años- denunció innumerables veces a Kirchner.


MHG: Usted conoce de cerca las cuestiones relacionadas con el poder sureño, en referencia a los Kirchner…
RF: Yo soy santacruceño, nací en Río Gallegos, estudié en La Plata y regresé a Río Gallegos a fines del 76, cuando también lo hizo Kirchner, y trabajé como abogado hasta el 83, cuando volvió la democracia y ocupé primero cargos como diputado provincial y después fui diputado nacional.
MHG: En La Plata usted era conocido del matrimonio Kirchner?
RF: Los conocía desde hace muchos años sin ser amigos. Porque Río Gallegos es una ciudad muy pequeña y lo sigue siendo hoy, pero estamos hablando de una provincia que apenas pasa los 200 mil habitantes, imagínese en la década del 70 y mucho más cuando éramos chicos. Lo conocía y lo trataba ocasionalmente a Kirchner, yo era un militante del peronismo en la universidad y durante un breve tiempo se enlistó conmigo en la Federación Universitaria de la Revolución Nacional de la facultad de derecho de La Plata.

MHG: ¿Cómo era ese Kirchner?
RF: No era una persona que se destacara demasiado, era un hombre que iba a las reuniones, que iba a los actos y que después de un tiempo por diferencias políticas, entiendo yo, no estuvo más. Pero no hay nada particular o especial que se pueda decir que de él.

MHG: ¿Cuándo inicia su participación en la política aparece un personaje distinto del que usted había conocido?
RF: Kirchner fue un hombre de un gran tesón, de una dedicación muy fuerte e intensa a la actividad política. De hecho condujo y dirigió una agrupación en Santa Cruz que con el tiempo fue adquiriendo tanta fuerza y protagonismo que lo llevó a la gobernación de la provincia.

MHG: ¿Usted le disputo la interna en el peronismo?
RF: Estuvimos en lugares separados en diversas elecciones internas, pero nunca fue una elección, fue una interna uno contra el otro. Convergimos en 1991 en la interna, en realidad en la elección general, porque había una ley de lemas que no daba lugar a la interna, en una alianza que hizo el Movimiento Renovador Peronista, en el que yo era dirigente, y el Ateneo Juan Domingo Perón, que fue la agrupación que Kirchner había fundado y que luego se convirtió en el Frente para la Victoria Santacruceño. Y en el año 95, ya separado definitivamente, yo fui uno de los candidatos a gobernador de la alianza oportunidad en que ganó Kirchner obteniendo su primera reelección.

MHG: ¿La fortuna de los Kirchner proviene de su bufete de abogados o han sido habilidosos en otros negocios?
RF: Definitivamente, no. La fortuna de los Kirchner, ni la que declaran ni la que se sospecha puede provenir de la profesión de abogados, porque era un estudio que trabajaba en Río Gallegos que tenía actividad, pero estamos hablando de una ciudad muy pequeña, los pocos abogados que ejercíamos la profesión podíamos vivir de la misma y se podía hacer un poco mejor o un poco peor, pero la realidad es que no había margen para enriquecerse con la profesión de abogados porque no había causas grandes que lo justificaran. Entonces en un lugar donde todos nos conocíamos de sobra, eso no podía pasar. Kirchner tenía un buen pasar, él y su esposa, como resultado de una actividad profesional dedicándose al rubro que había elegido que era cobrar deudas. Pero de ninguna manera eso podía explicar, y no era de hecho, la vida que ellos hacían no se relacionaba con ingresos tan grandes. De todas maneras yo soy de los que creen que toda esta historia, de todo lo que se va sabiendo alrededor de esta enorme fortuna de los Kirchner se da en contexto de un país donde, desde hace mucho tiempo atrás, el enriquecimiento de quienes gobiernan no se investiga adecuadamente. No están los mecanismos necesarios ni la predisposición de la justicia para hacerlo.

MHG: Ni la voluntad.
RF: Ni la voluntad. Y eso que dice usted si es que apunta a lo central, ni la voluntad de unos ni de otros porque es como que una mano tapa la otra, uno cubre al otro, y uno no ve el entusiasmo en las filas, por ejemplo de la oposición, salvo en pequeños grupos que nunca han tenido el poder, de impulsar una investigación seria sobre lo que es el enriquecimiento de los que nos están gobernando.

MHG: Parece que para hacer política hay que tener dinero y el dinero se obtiene de cualquier forma.
RF: Esa fue una idea que siempre tuvo Kirchner, él vinculaba el poder con la plata. Su idea era que no se podía tener poder si además no se tenía dinero… eso lo llevó a hacer las cosas que luego hizo… ahora bien, si uno imagina que en lo que se ha declarado no hay forma racional de justificar semejante patrimonio que la Presidente ha declarado y el propio Kirchner ha denunciado en su momento.. pero si uno diera crédito a lo que se dice sobre porcentajes en obras públicas que pasa a mano de los gobiernos, hechos de corrupción que se investigan pero quedan allí como el caso de Ricardo Jaime, que luego provocan hechos terribles como la tragedia de Once, porque el dinero que se da a los funcionarios es dinero que se saca a la inversión que se debían hacer en esas áreas… cuando uno escucha todo esto las cifras son inimaginables y el estado de sospecha que se puede llegar a generar es enorme . Esto debiera obligar a los gobernantes a poner ellos todo a disposición de la justicia para dejar aventada la sospecha... Pero jamás se les ocurre hacer una cosa así… lo que en otras latitudes es normal, el funcionario sospechado deja que lo investiguen, en Argentina es al revés, el funcionario sospechado se rodea de una estructura judicial que lo proteja y de una estructura política que lo resguarde…

MHG: Es lo sucedido con el desplazamiento del jefe de los fiscales, el Dr. Righi…
RF: El caso Boudou es un caso groseramente escandaloso. Todo caso de enriquecimiento real o presunto de funcionarios es grosero, pero el caso Boudou por lo elemental y por lo básico de lo que han hecho es terrible, en cualquier lugar del planeta medianamente serio hubiera sido un escándalo fenomenal pero ya hubiera terminado…

MHG: Dos preguntas en una: ¿Cómo está Santa Cruz? , ¿Es el reflejo de la Argentina que estamos empezando a vivir?
RF: Santa Cruz está muy mal. Hay una crisis de autoridad muy grande, una conflictividad social también muy grande y por sobre todas las cosas está en una situación económica grave porque nunca se quiso modificar un esquema basado en el empleo público que le permitía al gobierno controlar a la sociedad, esquema del cual Kirchner hizo uso en una forma feroz. Nunca se quiso cambiar este esquema por un modelo productivo que aprovechara los recursos enormes que Santa Cruz dispone. El resultado son estos niveles de conflictividad social que estamos viviendo ahora y por sobre todas las cosas como se dilapidó la oportunidad… a Santa cruz le alcanza –de acuerdo a mi perspectiva- lo mismo que le alcanza al país, en Santa Cruz estos años han sido los años de la oportunidad perdida porque hubo una situación económica internacional ventajosa para Argentina. Kirchner recibió en el año 2003 la herencia más importante y más grande de toda la democracia que se fue desaprovechando, en mi provincia ya se venía desaprovechando. Entonces hoy de alguna manera mi provincia es un espejo en el que uno no desearía estar mirándose…

MHG: ¿Qué es lo que ocurrió para provocar este cortocircuito entre el gobernador Peralta y el gobierno nacional?
RF: En primer lugar, a mi entender, al desaparecer Kirchner el control que se ejercía sobre Santa Cruz desde el gobierno nacional se desbandó y desordenó. Lo que quedó expuesto es la enorme mediocridad de los que tienen que gobernar, porque Santa Cruz es el lugar donde se entrenaron desde cachorros los funcionarios que hoy integran la primera plana de los diarios De Vido, Jaime, Dovena, se fueron a Buenos Aires, los que quedaron en Santa Cruz son dirigentes de tercera o cuarta línea… ni siquiera de una segunda… Hoy esa gente que exhibe un nivel de mediocridad descomunal es la que está manejando la provincia y lo hace de la forma despiadada que lo hace y tienen una interna también despiadada… Lo que sí es cierto es que el actual gobernador no está tan dispuesto a dejarse manejar como lo que sucedió con los gobernadores anteriores quienes sumisamente se fueron cuando le dijeron que se fueran porque se habían cansado de ellos… Pareciera que por lo que se ve hasta ahora que Peralta no está dispuesto a que lo manejen y por lo tanto nuestra provincia se ve en vuelta en este marasmo…

MHG: ¿Cree que la muerte de Kirchner no sólo dejó huérfana a Santa Cruz sino afectó al proyecto a nivel nacional?
RF: No me cabe la menor duda. En primer lugar con la muerte de Kirchner se desmanteló su propio proyecto que implicaba por lo menos veinte años de sucesiones entre él y su esposa. La realidad es que el kirchnerismo era eso: un sistema político armado alrededor de una figura excluyente… hoy se encuentran con esa dificultad de resolver todos los conflictos que se le presentan… Yo le puedo criticar muchas cosas a Kirchner pero lo que no se le podía negar era su capacidad y experiencia de gestión. Hoy aparece un equipo a nivel provincial y nacional de una mediocridad que asusta por eso resuelven mal todos los problemas que se les presentan.

MHG. ¿Cree que la Presidente en esta nueva gestión se ha alejado del Kirchnerismo para impulsar el Cristinismo del cual no se sabe bien cuáles son los caminos hacia dónde va?
RF: El kirchnerismo era una construcción de poder basada exclusivamente alrededor de la figura de Kirchner. Estando vivo, Kirchner manejaba el poder con su esposa Presidente. Desaparecido Kirchner, lo que queda trata de conservar ese poder como sea y no saben bien cómo hacerlo y lo hacen exaltando la figura de la Presidente en un país altamente presidencialista como la Argentina, pero el problema es que lo hacen todo muy mal…

MHG: ¿Por dónde cree se va a canalizar lo político en los años por venir?
RF: No lo sé… la Argentina muchas veces es un acertijo de difícil solución… pero … sigo creyendo que el peronismo así como es parte del problema tiene que ser parte de la solución… para ello el peronismo debiera recoger sus pedazos, el problema es que buena parte de esos pedazos están altamente contaminados… pero creo que sería muy interesante ver que en Argentina se puedan debatir ideas… pero es lo que uno no ve porque el sistema –y esto no es obra solo del kirchnerismo- pero la realidad es que el sistema de partidos está devastado, ha sido prolijamente dinamitado desde los 90 en adelante, ya no son más colectivos de ideas ni lugares donde se discuten proyectos… son lugares donde se junta gente para llegar al poder…

MHG: ¿Qué está haciendo políticamente?
RF: Mirando desde la platea…

MHG: ¿En qué lugar de la platea está, en primera fila o por atrás?
RF: Estoy en el medio, digamos que con la hinchada (risas)… pero miro con atención porque le dediqué buena parte de mi vida a esta actividad y me sigue interesando, pero soy solo un espectador…

MHG Si tuviera que poner un titulo el período del Kirchnerismo ¿cuál elegiría?
RF: Creo que la historia va a recordar este periodo como los años perdidos y la oportunidad perdida... y eso es lo que me angustia porque tengo hijos y nietos…




06/10/2012