“El barra brava es alguien que utiliza su poder a disposición del mejor postor”

Dr. Juan Manuel Lugones: coordinador del Movimiento “Fútbol en paz en Argentina”

 
MHG: ¿Hoy una hinchada es lo mismo que una barra brava?
JML: No, para nada. La barra brava es una asociación ilícita, dedicada a apretar, a hacer un negocio, es una unidad de negocio que está instalada en cada club, con un jefe, un organizador, con personas las cuales cada una cumple con una función. Y que la presidente conoce muy bien. La presidente dijo lo que dijo el otro día no porque los barras sean desconocidos, como los barras son conocidos tienen impunidad. Hay muchos políticos que están rodeados por estas barras. Entre los funcionarios que rodean a la presidente hay quienes tienen experiencia en el manejo de las barras bravas porque han pasado por distintos estamentos del estado antes de ser ministros y han tenido su barra brava.


MHG: Y presiden clubes de fútbol. ¿Usted estuvo querellado por el presidente de Quilmes? Es decir, por Aníbal Fernández.
JML: Nosotros a principios de 2002, 2003, hicimos una presentación, una denuncia contra los que sostenían a la barra de River en el ministerio del interior, más precisamente, en el registro nacional de las personas. Y el entonces ministro, Aníbal Fernández se sintió injuriado y calumniado por lo que yo decía y me querelló. Yo que denunciaba a los barras terminé querellado.


MHG: ¿esa denuncia era porque realizaban actividades ilícitas o porque no trabajaban donde se decía que trabajaban?
JML: Las dos cosas. La actividades de los barras en el ministerio del interior había empezado en el gobierno de Menem, cuando salieron a la luz, como esto es tan dinámico, una noticia va tapando a la otra, en esa época, Menem fue a la feria del libro y alguien le gritó “traidor” o “vende patria”, y salió un grupo de barras bravas que dijeron que ellos eran barras y que trabajaban en el RENAPER, siguieron sostenidos por los funcionarios que fueron pasando, hasta que en el época de Fernández nosotros hicimos la denuncia. Por supuesto que los barras no trabajaban, eran ñoquis y estaban para apañar a sus compañeros en las cuestiones gremiales o para ir a los actos que fueran requeridos. Pero ¿qué va a hacer la presidente?, ¿le va a preguntar a su ministro de justicia Julio Alak? Alak cuando era intendente de La Plata sostenía a las dos barras que tienen los clubes en esa ciudad, el Hacha Alonso, un famoso barra de Estudiantes que había armado una cooperativa que trabajaba con la intendencia y llevaba a la cancha banderas con la leyenda “Alak intendente”. Lo mismo ocurría con Gimnasia y Esgrima, llevaban la bandera de Alak a través de Cristian Camilleri, que le apodan el “Volador”, el jefe de la barra de Gimnasia. La barra de River tiene hoy como jefe a Matías Goñi, alguien que arregló con la agrupación juvenil del hijo de la presidente, con La Cámpora, que no son tan jóvenes, el ingreso de banderas en un clásico Boca- River, con la leyenda anti-Clarín. Goñi blanqueó que trabaja en la secretaría de comercio interior y que es un hombre de Patota Moreno y que hizo sus primeros pasos en la política en la unidad básica del secretario de comercio. De modo que no hay inocentes en esta relación, me viene a la mente también que la primera bandera en la gestión de los Kirchner fue la barra de Rácing que decía “Kirchner 2007-2011” haciendo referencia a la reelección y esos mismos barras fueron vistos en una marcha que hubo en Santa Cruz por los petroleros por sus derechos y estuvo la barra de Rácing para apalearlos en medio del conflicto.


MHG: Es decir que pasaron a ser mano de obra calificada, rentada.
JML: Claro…


MHG: ¿Qué es un barra hoy?
JML: El barra es el hincha de antes, pero antes había hinchas que iban por el honor a la camiseta, hoy el barra es el que utiliza la fuerza que le da el poder de la tribuna para ponerla el servicio del mejor postor. Hoy el poder lo tiene el kirchnerismo y, por lo general, necesitan de ese poder. Hay otra figura que es el dirigente del fútbol, que es el financista de los barras, porque el dirigente maneja la plata de los clubes. Y ese es el primer ingreso que tienen los barras. Y en ese no decir nada tenemos un nuevo ingrediente que es el ingreso del “Fútbol para todos”, que es un programa que depende del jefe de gabinete de ministros y que pagamos todos los argentinos, es una transferencia fenomenal de dinero hacia los clubes y hacia los barras, porque cada vez hay más para repartir y los barras reciben más dinero.


MHG: ¿Los barras tienen jugadores también?
JML: Los han tenido. En Rosario Central han tenido barras que tenían porcentajes de jugadores de las divisiones inferiores. La barra de Central cuando se estaba jugando el campeonato tenía pactado llevar una bandera que decía: “Néstor vive”, los guerreros la llevaban y en el medio de los partidos “Fútbol para todos” mostraban esa bandera. Y la misma no llega a la tribuna sin un arreglo previo con la barra. La muerte de Gonzalo Acro, en el 2007, hincha de River que pertenecía a “los borrachos del tablón”, comienza con una disputa que traían desde el mundial de Alemania la barra de River y lo digo porque surge del juicio que condenó a cadena perpetua a los barras.


MHG: No quiero olvidarme del otro lado de la ciudad, Newells y la muerte del jefe de la barra, Pimpi Caminos.
JML: Bueno el Pimpi, junto con el ex presidente López habían hecho una sociedad perfecta. Gonzalo Acro vino de Alemania y fue asesinado en el año 2007 y de acuerdo a lo que surgió en el juicio se estaban disputando el vuelto del pase del jugador Higuáin, que había sido transferido al Real Madrid, es decir que no se andan con chicas los barras. Y con respecto a los barras de Newell´s, todavía siguen los ajustes de cuentas por lo que fue la gestión, entre comillas, del Pimpi Caminos.


MHG: ¿Qué porcentaje de lo que usted dice hace que haya más las muertes por el manejo de la droga?
JML: Mucho. Aquí los manejos de las barras no podrían funcionar sin que la policía mire para un costado y así con las brigadas de la policía, en todo el país, ustedes lo deben sufrir en Rosario, pero en Buenos Aires también se da lo mismo.


MHG: Disculpe que lo interrumpa, hoy en el diario La Capital la noticia es que echan al jefe de la federal de drogas por sospechas de corrupción. Va en camino de lo que usted menciona.
JML: Por supuesto. Todo el negocio que hacen los barras con la puesta en funcionamiento de un partido incluye la venta de droga que hacen en las adyacencias de los estadios, los trapitos, etc., esto no se puede realizar sino con la complacencia de la policía y el compartir el negocio. Es decir, que hay distintas aristas de este problema. La política utiliza a los barras y el negocio que le dejan a los barras, ese parcelamiento de un negocio ilícito. A ver, para que haya reducidores de cosas robadas tiene que haber una policía que lo sostenga… del que roba una cubierta, del que roba un auto, del desarmadero, siempre está la policía cerquita. Y en el caso de los barras, también.


MHG: ¿Hinchadas Unidas Argentinas sigue vigente?
JML: No está vigente, lo que sucede es que no necesita una ONG que sostenga y se diga kirchnerista cuando realmente las barras son kirchneristas sin necesidad que estén unidas, esta ONG se enfrió después del mundial de Sudáfrica. La última aparición pública fue cuando Pablo Bebote Álvarez fue, con otros barras, a pedirle a Grondona que vuelvan los visitantes al ascenso. Pero hoy cada barra tiene sus propios arreglos con sectores del kirchnerismo y no necesitan de Hinchadas Unidas Argentina.


MHG: ¿Y pasado mañana lo tendrán con quien tenga el poder?
JML: Seguramente.


MHG: ¿entonces esto no tiene solución?
JML: El fútbol en paz puede haber si entienden que no hay barras bravas sino hinchas. Yo esperé con mucha expectativa lo que iba a decir Cristina Fernández porque creí que aprovechando que los tenía a todos los presidentes sentaditos les iba a decir que se “ponía a la cabeza de la lucha contra los barras bravas y ustedes tiene garantizada la seguridad y vamos todos para adelante y vamos a tener un fútbol distinto”. Pero fue otra cosa...


MHG: ¿Qué papel juega el presidente de Independiente, Cantero?
JML: el presidente de Independiente, Lombardi en Estudiantes, son presidentes que han tomado un visión distinta de las cosas, pero en soledad no se puede hacer nada. Y también entender que se están jugando el pellejo porque hay que estar preparado para recibir en un despacho a 100 personas que piden explicaciones…

 
MHG: Le agradezco este momento con nosotros…
JML: Le quiero decir que nosotros vamos siempre a la cancha y cuando vamos a Rosario la pasamos mal, la policía nos trata muy mal, a veces, la policía en el interior es más hincha que policía. No entiendo eso, lo hemos denunciado, en la cancha de Central nos cuesta mucho salir de ella, es un problema...


MHG: ¿De qué equipo es usted?
JML: De Nueva Chicago.


MHG: Ahí hay tres barras a falta de una.
JML: Si, está complicado.



04/08/2012