“A nivel internacional la luz es amarilla No hemos invertido en infraestructura y muy mal en educación”

Dr. Julio M. Sanguinetti: abogado, historiador, periodista y político uruguayo. Desempeñó diversos cargos gubernamentales. Fue tres veces diputado, dos veces ministro, senador y Presidente de la República en dos períodos, 1985-1990 y 1995-2000. Es miembro del sector "Foro Batllista" del Partido Colorado, del cual fue Secretario General de 1983 a 1985 y de 2004 a 2009. Es autor de una extensa biografía del pintor Pedro Figari.

Con respecto al Mercosur, los gobiernos respetan mucho el griterío local, así no se pueden hacer las integraciones”
“Europa tiene para un tiempo de reajustes. Asia es una presencia imprescindible junto con China. Estados Unidos es la fuerza de la ciencia”

MHG: Su mirada siempre atenta a las cuestiones internacionales ¿qué está viendo?
JMS: Muchas cosas. En América Latina se está viviendo una bonanza económica que aún persiste, sea cual fuere el gobierno de izquierda, de derecha, en todos lados hay crecimiento. La soja vale, el petróleo vale, de todas maneras ha empezado a bajar un poquito: ahí está la luz amarilla. La traducción política de esto ha sido que los gobiernos oficialistas ganan. Ganó en Colombia, ganó en Costa Rica, ganó en Brasil, ganó en Ecuador, va a ocurrir en Argentina. Hay una tendencia muy fuerte como consecuencia de esto a que gane el gobierno de turno. Los únicos lugares en donde no ganó el gobierno fue en Chile, donde hubo un cambio más a la derecha, más conservador; y en Perú en donde no se jugó el gobierno. De modo que eso una aproximación al tema indica tres temas: la bonanza que aún persiste; luz amarilla y un reforzamiento de los gobiernos y en general de la institucionalidad democrática también. Lo que está claro es que la luz amarilla está prendida. Han bajado en los últimos días el precio de los commodities, no mucho pero hay que tenerlo en cuenta. El período expansivo que hemos vivido estos años da la impresión que se ha empezado a retraer.

MHG: ¿Considera que los gobiernos están avizorando la luz amarilla?
JMS: Es muy claro. Hay algunos que sí y otros que no. El gobierno chileno, no en el de Piñera ahora, ha llevado una línea muy prudente y han establecido un fondo de estabilización para momentos en que el precio del cobre pudiera bajar. Se achicó la deuda externa, y otras cosas que se tenían que hacer. En la otra punta está Venezuela que ha despilfarrado en aventuras políticas comerciales, militares y bancarias. Los gobiernos hoy están con una situación muy exigida de presupuesto, con el gasto al tope, todos alegan las reservas, eso es verdad, hay mucha reserva, pero las reservas están porque había que sostener el dólar. La Argentina está un poco distinta porque tenía dólar alto. Pero las reservas sabemos que tienen una influencia relativa. Es un factor de confianza. Pero si viene un cambio o una reversión las reservas podrán servir para paliar un momento, pero no si la tendencia se acentúa. Lo que veo es lo peor que ha ocurrido en estos años es que no ha habido la suficiente inversión en infraestructura, porque si no lo hacemos en época de bonanza ¿cuándo las vamos a hacer? Fíjese en Brasil, el más grande de nosotros está con un lío fantástico en los aeropuertos por eso mismo Dilma los está privatizando, se está viendo todo ahora a raíz de las Olimpíadas y el mundial. Las comunicaciones están mal, las rutas están mal, ¡y estamos hablando de Brasil un país que ha recogido mucha inversión extranjera, que le ha ido bien en términos generales pero que ha invertido muy poco y creo que ese es el mayor talón de Aquiles!. Ni hablemos de la mala inversión que se ha hecho en educación. Porque en muchos países se ha invertido más dinero, la cobertura ha mejorado pero la calidad de la educación está en su punto mínimo. Nunca hemos estado peor en América Latina y especialmente en Argentina y en Uruguay, con resultados muy lamentables.

MHG: Dados los problemas con la educación que se pueden ver en Chile, con la gratuidad o no de los estudios universitarios; en Argentina y en Uruguay, ¿el progresismo no se lleva bien con la calidad?
JMS: Parece que no. Porque no se valoriza. Porque el tema de la calidad es un factor que hay que trabajar, en el que hay que invertir, en el que hay que luchar. La calidad no llueve del cielo y desgraciadamente, los gobiernos progresistas, yo le diría populistas, aunque a veces se quieren llamar a sí mismo progresistas, cometen ese error: desprecian la calidad, creen en la cantidad y nada más. Entonces se iguala para abajo. Eso se ve en Argentina y en Uruguay. Siempre se supo que el tema no es plata igual mejoría, porque los famosos PISA demostraron siempre que no había una correspondencia. Por ejemplo: Estados Unidos era el que más invertía y no era el que tenía mejores resultados. En la otra punta estaba Finlandia que era el que menos invertía y el que mejores resultados tenía. Quiere decir que el tema no es solamente plata, sino otras cosas, es una comunidad educativa armónica. Es una comunidad educativa armada para privilegiar la calidad, es una comunidad educativa en la cual hay profesores estables y con muchas horas de trabajo. Ninguna receta milagrosa, porque la gente va a Finlandia y a Suecia a ver el milagro y después vuelve como desencantado porque no puede traer el Santo Grial, es simplemente eso: más trabajo, más pruebas, más exigencia, más exámenes, más estudio, más horas de todo. Por supuesto está el contenido también. Ahora, más dinero igual más resultado está claro que no es así y siempre estuvo claro.

MHG: ¿Qué la pasó el ex presidente Tabaré Vázquez con sus expresiones con respecto al posible conflicto con Argentina por el tema de las pasteras?
JMS: Cometió un error muy grande, algo muy inoportuno, de hablarlo y plantearlo de ese modo. Él mismo me ha reconocido que fue un error, un error que comprometía la relación con Argentina y por eso mismo anunció que se retira de la vida política. Pero hay dos aspectos, lo segundo es lo peor porque el anuncia el retiro y nadie le cree, lo cual me parece muy preocupante, que nadie le crea. Y lo otro fue una gran metida de pata porque considero que en el tema él que tuvo el apoyo de todos los partidos en la posición de fondo. Si estuvo pensando en esas historias creo que también le erró porque esto no pasaba de ser un tema policial y nunca hubo un conflicto a nivel militar.

MHG: El problema no es sólo que lo haya dicho, sino que lo haya pensado.
JMS: Sí… que lo haya pensado. En aquel momento había una confrontación muy airada entre Kirchner y él… eso lo ha llevado a pensar que se podía llegar a cualquier extremo. Pero es un error de cualquier manera. Era un tema policial o policial naval de la prefectura. Que es lo que fue y es como se manejó en definitiva. Pero creo que todo fue un error, el origen, la revelación. Y, además, desde el punto de vista de la tradición de nuestra izquierda, que es una izquierda convencional e histórica, Bush era más o menos Satanás, el diablo con cuatro cuernos y tridente… ¡imaginarse que iba a ser el socio y que había que darle intervención ha caído muy mal!. Curiosamente en la otra orilla hay mucha gente que dice “ bueno, a quién le van a pedir sino a Estados Unidos”. Todo es un error todo, me parece.

MHG: ¿Cómo ve el Mercosur?
JMS: Creo que el Mercosur no está funcionando, está totalmente estancado, es decir, están funcionando las corrientes de comercio que existieron siempre y no más. En todo lo demás se habla y se habla y nunca se resuelve nada. Los tribunales no han mejorado, la coordinación macroeconómica no existe, que son los puntos claves, hoy deberíamos tener una coordinación macroeconómica clara y no está y en segundo lugar los tribunales que funcionen. El propio episodio del que hablábamos recién, del famoso Gualeguaychú, … hubo un fallo de un tribunal y nadie le hizo caso. Entonces eso está muy mal y ni siquiera estamos cumpliendo con el artículo 1ro. que es el de la libertad comercial. Brasil y Argentina están en un constante debate y ahora está Brasil con los zapatos en estos días y cuando no son los zapatos de Brasil, son los automóviles de Argentina, etc., etc., etc. Creo que falta espíritu, falta vocación, los gobiernos responden mucho al griterío local y la integración se hace superando el griterío local y se hace con un real espíritu de integración y supone sacrificios. Porque si alguien se imagina que la integración es sumar todo lo que tengo y además todo lo que venga, está muy equivocado. La integración es realmente generar ese mercado estable y grande y luego ir especializándonos en las productividades de cada uno. Y negociar como si fuera un solo estado desde el punto de vista económico. Pero no ha ocurrido nada de eso, todos los gobiernos están muy atentos el reclamo interno, con esa visión un poco estrecha no se alcanzan los niveles que se deberían alcanzar.

MHG: Esta crisis por la que atraviesa el mundo ¿cambiará el eje de los mercados, el BRIC tendrá una posición de fortaleza en esta nueva etapa?
JMS: Lo del BRIC creo que es una sigla, mi impresión es que Europa tiene para muchos años de una situación difícil, porque no está viviendo una crisis financiera, sino una crisis estructural. Lo de Grecia es lo más expresivo o España o Portugal. Francia tiene problemas serios con su estado de bienestar, con su situación financiera. No es sencilla la historia. Creo que Europa va a tener para un tiempo para resolver la cuestión. Pero eso no lo saca de la escena, va a seguir siendo un gran mercado, va a seguir siendo una potencia importante, dentro de los términos relativos que Europa dejó de ser potencia mundial por falta de fuerza militar. En el otro lado, en Asia no hay ninguna duda que China es un líder de toda la región y es hoy un líder a nivel mundial. De modo que eso va a seguir hacia arriba.

MHG: ¿Y Estados Unidos?
JMS: Y Estados Unidos también, pero tiene otra fuerza, es el más fuerte en territorio de avanzada en el mundo de hoy, en la tecnología, en la ciencia, en eso Estados Unidos es fuerte. Si de las 10 mejores universidades del mundo, 5 ó 6 son norteamericanas algo quiere decir. Creo que Estados Unidos va a seguir teniendo su fuerza, lo que pasa es que ha despilfarrado enormes recursos en esas aventuras político-militares absurdas que ha hecho, caso Irak, caso Afganistán, en los últimos años ha sido espantoso, un grave error de Estados Unidos que le ha costado una fortuna. La crisis actual no estaría hoy si no tuvieran esas guerras, ella les está costando 100 mil millones al año cada una. Creo que Estados Unidos si se saliera hoy de todos esos líos y dijera que va a sincerarse y terminar con toda esa historia, recobraría su posición muy rápidamente porque tiene un mercado ágil. Y tiene sobre todo capacidad de innovación que es lo más importante.

MHG: Hablando de otro tema, ¿cuál es su relación con Peñarol?
JMS: Soy su presidente honorario, cargo muy importante porque fíjese que presidente de la república han habido 40, en cambio presidente honorario de Peñarol, en toda su historia de 120 años, sólo 9, o sea que usted está hablando con alguien muy importante.

MHG: En el pasado mundial le fue muy bien a Uruguay…
JMS: Sí, fue razonablemente bien y puede seguir de ese modo.
MHG: Empezó bien las eliminatorias del próximo mundial
JMS: Sí, también nos fue bien en la Copa América. Uruguay se ha encontrado con tres jugadores de ataque juntos que hace tiempo no tenía.

MHG: ¿En la cancha dice las cosas que por ahí dijo Tabaré delante de una cámara y mucho más?
JMS: No, no, pero no lejos. Prefiero no revelar cosas que no debiera. Pero entusiasmo y pasión, sí. Hemos estado celebrando nuestro 120 años con toda pompa, hemos estado hace dos o tres meses en unas celebraciones populares realmente increíbles. Es un fenómeno sociológico.

MHG: Bueno, el fútbol es un fenómeno sociológico.
JMS: Pero Peñarol lo es particularmente. Hay una película que se llama “Manyas”, que es como nos autodenominamos los hinchas de Peñarol, es una película sobre el espíritu manya, y es eso mostrar la locura y la pasión misteriosa e inexplicable del hincha de Peñarol…







22/10/2011