El debate electoral en Perú gira sobre cómo distribuir lo obtenido por los buenos aires económicos
MHG: El 10 abril hay elecciones generales en Perú, ¿cómo se está desenvolviendo el clima previo a las mismas?
JCT: Hace dos días ha ocurrido la primera ronda de debate por parte de los candidatos, son once, de tal manera que a pesar de este número y lo variopinto de las propuestas, lo cierto es que las elecciones están entre cuatro o cinco candidatos.

MHG: ¿Entre ellas un ex presidente, Alejandro Toledo?
JCT: Toledo está liderando las encuestas de opinión, encuestas que son también un tema de debate aparte en estos momentos.

MHG: ¿Debemos entender por esto que usted dice que no tienen demasiada credibilidad?
JCT: Lo que pasa es que han entrado en un cuestionamiento e, incluso, un enfrentamiento con la autoridad electoral, a partir que a pesar ue las encuestas se presentan como que son una foto del momento, lo cierto es que, y esto no lo digo yo sino que lo dicen varios analistas, de alguna manera van determinando progresivamente una opinión. Entonces, de alguna van marcando una tendencia de manera voluntaria o involuntaria. Esto ha sido un tema aparte. Y, además, no han acertado en las dos últimas elecciones con el porcentaje del ganador… así que el tema de las encuestas es un tema de debate sobre el rol que tienen las encuestas en lo que significa la determinación de resultados.

MHG: ¿Su análisis personal acerca de estas elecciones cuál es?
JCT: Creo que hay una constante, hasta los antisistemas se han adecuado a un discurso más o menos conciliador con la actual situación económica, por ejemplo Ollanta Humala, que representaba al chavismo en este país, ha moderado mucho sus posiciones, ya no habla de nacionalización de las empresas ni nada por estilo. De esta manera, que el discurso gira en torno a cuál va a ser la manera en que se distribuye lo que, en principio, es una realidad. Hay cifras económicas que muestran que el país está en situación más o menos óptima, de manera que la preocupación es la distribución social de lo que está ocurriendo como un boom económico. Y en eso parte la premisa de que no hay cuestionamientos sistémicos como ocurrió en las elecciones pasadas, cuando Ollanta representaba una voz paralela o simultánea a Evo Morales, a Rafael Correa, a Hugo Chávez..

MHG: ¿Cómo se entiende, si fuese cierto, que la hija de (Alberto) Fujimori, Keiko, esté tan bien posicionada?
JCT: Lo que pasa es que este país tiene como una cuestión particular, una relación afectiva con los ex presidentes, por eso Alejandro Toledo está liderando las encuestas y es un importantísimo candidato. A Fujimori, más allá de los cuestionamientos sobre los casos de corrupción, se le reconocen cosas importantes, una de ellas es el triunfo sobre la inflación y la pacificación. Y estos dos temas son importantes para el país porque, de alguna manera, el boom económico parte de haberse controlado esos dos temas fundamentales. Además, hizo mucha obra en el sector rural, eso explica la posición expectante de la hija de Fujimori.

MHG: ¿Qué tenemos que esperar para el 10 de abril, parece que gane quine ganare hay una marcada tendencia sobre las políticas económicas, la diferencia por dónde pasa?
JCT: Pasa por cómo será distribuido lo que se está obteniendo como fuente de recursos de la actividad minera por ejemplo. Otro tema es la incidencia de la educación en este país. Todo lo que se está obteniendo en prosperidad económica se debe a las actividades primarias, vale decir extractivas, no tiene una gran actividad en el sector transformador. El debate, si uno quiere encontrar líneas puntuales, es cómo se distribuye lo que se está obteniendo como riqueza y cómo se incide en el desarrollo de actividades secundarias, terciarias, para provocar efectos y que la riqueza y la prosperidad del país no sólo se sostengan. En eso hasta Ollanta Humala coincide.

MHG: Conversábamos la semana pasada con el Lic. Kritz acerca del traspaso de los sectores más humildes a la clase media a través de emprendimientos privados, ¿es tal cual lo expresado?
JCT: Yo creo que sí. En realidad acá hay un boom que ha generado su propia normativa de la pequeña y mediana empresa con una serie de normas que incentivan esa actividad. Y ha sido tan popular que por eso el discurso de los antisistemas ha tenido que moderarse, porque toda esta gente se ha convertido en pequeños empresarios, se han convertido en gente que se procura un sistema alternativo. Y eso es realmente interesante. Hoy por hoy, en esta campaña se habla de matices, la diferencia radica en cuánta confianza proyectan los candidatos.

MHG: ¿Qué ha pasado con Alan García que ha participado de este crecimiento pero se va con un índice bajo de popularidad?
JCT: Lo que pasa es que hay un tema, hay un autor inglés que decía que es fundamental la historia de las ideas, que a veces, un poco en una lectura rápida de la historia no se las toma en cuenta y se ignoran. En Perú la gente tiene marcado todavía las denuncias de corrupción del año 85 que en algunos casos se han reproducido en esta gestión. De modo tal que eso ha sido para García un tema fundamental para su describilidad. Otro tema es su interés por participar indirectamente en estas elecciones, hay gente que lo ha visto muy mal. La gente ve mal cómo está participando el mismo APRA en esta elección sin candidato presidencial, a través de las movidas que se le atribuyen a él… hoy por hoy eso ha generado que su aceptación haya caído dramáticamente.





05/03/2011