“¡Hay que decirle a la JPP (Justicia/Policía/Política) que se terminó la joda!
Dip. Juan Carlos Morán: - Diputado nacional por la Coalición Cívica (CC) - Candidato a gobernador por la prov. De Buenos Aires por la C.C.

MHG: ¿En su caso de llegar a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, cuál es el eje principal del proyecto?
JCM: Tenemos tres ejes principales: la inclusión social, sanitaria y educativa, en una provincia en donde hay una exclusión terrible, el segundo eje es el plan de seguridad y la lucha, seguramente, fortísima contra el narcotráfico, y el tercer eje es una planificación de provincia hacia el 2030 incluyendo al campo y a la industria, pero haciendo un desarrollo muy fuerte en los servicios a través de la ciencia, la tecnología y la investigación.

MHG: Respecto del segundo punto, usted ha acompañado a Elisa Carrió en la denuncia del narcotráfico y su relación con la policía y la política, lo que (Juan Gabriel) Tokatlian denuncia como la “triple P”: pandilla, policía y política.
JCM: Claro. El problema en Argentina de inseguridad es en gran parte, por lo menos, por el poder político. Es un poder que gobierna desde hace años, más allá de que sea (Daniel) Scioli, (Carlos) Ruckauf, (Felipe) Solá o mañana (Francisco) De Narváez, el problema la “transa” con el poder político que en el conurbano bonaerense mira para los costados frente al delito y muchas veces es connivente con el mismo. Cuando voy a José C. Paz o a Tres de Febrero o a Ituzaingó me dicen “el que vende la droga está allá en la esquina”, “el desarmadero está en tal lugar” y el intendente se hace el desentendido o el tonto… el fiscal no allana y el comisario no va al frente... O están todos prendidos o, por lo menos, miran para otro lado cuando el delito pasa frente a sus narices. Lo que se necesita es un gobernador que no disimule esta cuestión. Si en 24 horas los allanamientos no se realizan y el comisario y el político del pueblo están al frente de la cosa… la verdad es que los denunciados son ellos.

MHG: Con respecto a la incautación de 944 kilos de cocaína en España, con la consecuente detención de tres argentinos, los hijos de los brigadieres Julia y Miret ¿a ustedes les queda la presunción que la droga fue cargado en Argentina?
JCM: Estamos absolutamente seguros. El día miércoles hicimos una presentación de prueba que el poder político en Argentina no había querido investigar el narcotráfico. Esto es terrible. Esto es tan terrible como cuando Lilita Carrió en el 2003 o en el 2004 decía que había corrupción en la obra pública, después de tres o cuatro años terminaron diciendo Carrió tiene razón. Esto no quiere decir que el que trafica en la Argentina es el poder, son los hijos del poder los que trafican y son hijos del poder los que también liberan la zona. El encargado de controlar el aeropuerto de Morón y el de Ezeiza es el hijo de un intendente que se llama (Alejandro) Granados, que fue menemista y ahora es kirchnerista y de Scioli. La verdad es que el hijo está como responsable de la Administración Nacional de Aviación Civil, no controló nada cuando hacía un mes y medio tenía semejante avión en Morón…es más o menos como tener un Rolls Roice en la villa 31 y que nadie alertara. No hay nada de inteligencia, no hay radares y, a su vez, miran para el costado. Pero lo más grave es que en el allanamiento a los hermanos (Gustavo y Eduardo) Juliá hubo algún fiscal valiente, porque hay gente que es incorruptible, por eso yo soy optimista, si cambiamos los liderazgos nacionales, los liderazgos provinciales cambia la cosa. Gran parte de la justicia, la política y la policía juega al sistema y si lideran los mafiosos y los corruptos, juegan en ese sentido. Pero hay algún fiscal que es incorruptible, ¡el fiscal diego Grau que pidió los allanamientos a los hermanos Juliá el 23 de junio del 2009 y no se realizò!

MHG: ¿La sospecha tiene que ver con aquellos homicidios producidos en Buenos Aires?
JCM: Así es. En el crimen de los colombianos en el shopping del Unicenter de Vicente López, cuando analizan las llamadas por teléfono, se descubre a la persona que los mató que hoy está presa, (Jorge) Moreira. Lo que no se descubre es a los ideólogos. Cae el que mató. Ahí se descubren dos cosas; primero que hay una vinculación: (Martín) Magallanes a raíz del rastreo de llamadas. Recordemos que Magallanes es uno de los tipos que estuvo también financiando parte de la Campaña de Cristina Fernández, a través de su droguería Uniforma; y, también se descubre que hay llamados a Barcelona; la Guardia Civil española investiga esos llamados y hay llamados a la empresa “Federal Aviation” de los hermanos Juliá. El fiscal hace allanar la empresa de los hermanos Juliá porque los aviones podrían haber traído a los colombianos que fueron los ideólogos de esta muerte. Es la última medida, es más, lo separan. Luego, un año después viene otro fiscal, (Luis) Angelini y pide lo mismo: investigar la conexión con Barcelona y allanar a los hermanos Juliá. El operador de esa zona, de la zona de San Isidro, fiscal general que ha operado en varios casos termina parando la investigación. La verdad es que opera para el poder político. Nosotros le hacemos un jury de enjuiciamiento que va al senado, en el senado de la provincia que lo maneja el Frente para la Victoria, roban el expediente, denunciamos al fiscal general y a los que encubren el narcotráfico en Argentina, y ¡el 23 de diciembre, en un trámite express, cierran la causa contra el encubridor y una de las persona que lideró ese cierre fue una senadora provincial, la senadora Villafañe, que es la esposa de Carlos Kunkel!. Está claro que el poder político es el que a veces no permite descubrir los grandes delitos que generan inseguridad y, obviamente, el narcotráfico que genera los delitos más violentos en Argentina.

MHG: ¿Tiene ustedes idea de la etapa en que nos encontramos con el desarrollo del crimen organizado en nuestro país?
JCM: No hay inteligencia en Argentina. Estoy proponiendo, como candidato a gobernador de Buenos Aires, y Patricia Bullrich lo está haciendo a nivel nacional, tener grupo especializados en el crimen organizado. Estos grupos no son los que hacen inteligencia sólo para el narcotráfico, son también para los boqueteros que planifican durante un año un robo, o los que roban un blindado. En Argentina no hay inteligencia, lamentablemente, sí en el caso del narcotráfico estamos en un estado de avance terrible. Como no hay radares, Argentina pasó a ser un país de consumo y fabricación, cuando era un país de tránsito. Me he reunido con organizaciones de Colombia y de México en los Estados Unidos, en marzo de este año, y me señalan claramente que la Argentina es la antesala de Colombia o México y que si no cambiamos el poder político terminamos en manos de los carteles.

MHG: Desde el oficialismo se desguaza cada vez más a la fuerzas policiales, ¿de qué manera se hace frente a una situación como la que se plantea?
JCM: Tenemos un plan de políticas de policías pacificadoras para las zonas calientes en donde se le de presencia, inclusive internamente, a la policía judicial, en el caso del Operativo Sol una fuerza especial para no dejar zonas liberadas, trasladando 6 0 7 mil agentes a la costa. Pero la principal decisión es decirles a los argentinos, pero especialmente, a la policía, a la justicia y a la política, a las “Tres P”, se terminó la “joda”. Hay un gobernador y un presidente que presiona no para la impunidad y para la connivencia y el encubrimiento, sino que presiona para la verdad y la justicia. Y esto es toda una definición. Porque en la Argentina y en el conurbano hay relaciones entre la política y la policía y el delito. Pero no se puede decir que el 90% de la policía es mala. No. Hay un porcentaje que es mala, como en todos lados, pero hay un 80% que juega al sistema. Y si ven que el intendente mira para el costado con el desarmadero de la otra cuadra y ve que quien vende la droga en la esquina y mira para el costado y muchas veces, como ocurrió en Lanús, un concejal del intendente va y para el operativo y amenaza a quien denunció… se termina diciendo “basta, para qué nos vamos a meter”. Pero acá hay que decirle a la “JPP”(Justicia/Policía/Política) . “basta, se terminó la “joda””. Y si en 24 horas el político, el policía, el fiscal y el juez no allanan, no operan fuertemente, hay que ir contra ellos. La verdad es que en Argentina hay que perder el miedo y sobre todo hay que cambiar el poder político. Scioli es una figurita que hace algunas cosas, pero que en el tema de la política social, manejada por los intendentes, y en la cuestión de inseguridad no hace absolutamente nada. Porque lo que dijo hace tiempo es cierto: tiene las manos atadas. Él se las ató, como todos los gobernadores que están condicionados a ese poder mafioso o corrupto y que no están dispuestos a romperlo. Yo estoy dispuesto a romperlo.

MHG: El tema relacionado con la droga que llegó a Barcelona, ¿tiene alguna ramificación a Rosario?
JCM: Queremos ser muy prudentes, ha salido un empresario vinculado precisamente a una empresa como Siemens que, a su vez, está vinculada a muchos casos de sobreprecios y corrupción. Ha tomado directamente obras y en otras es socia de Electroingeniería y de otras empresas amigas del poder. Pero queremos ser muy prudentes, nosotros nos manejamos con pruebas muy concretas. Así como dijimos acá se podía haber allanado hace dos años y les entregamos todos los papeles a los periodistas y vamos a hacer la denuncia en el fuero penal, por incumplimiento de los deberes de funcionario público de aquellos que les pasaron por sus narices mil kilos de drogas y no hicieron nada, como es el caso del ya citado Granados, en este tema queremos ser prudentes. Creemos que la conexión viene por ahí, pero esto va a quedar más claro en los próximos días.

MHG: La Coalición Cívica lanzó en Mar del Plata su fórmula presidencial Elisa Carrió-Adrián Pérez
JCM: Así es, le agrego que la Coalición Cívica se presenta como un partido ordenado desde el primer mes del año, con sus candidatos, sus ministros, sus equipos y su propuesta para gobernar.





15/01/2011