¡Lo del FMI con cayó muy mal!
Dr. Ernesto Seselovsky. Director del Observatorio Económico y Social de la UNR
- Integró el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento (CAES)
- Investigador y Profesor titular de la Facultad de Ciencias. Económicas-UNR

MHG: ¿Entregaron el trabajo realizado por el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento (CAES) sobre el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) al ministro de economía?

ES: Si, estuvimos el jueves con el ministro, una reunión muy amena y también larga. Lo primero que hizo fue disculparse por el tiempo transcurrido, casi dos meses y medio después de que el informe estuvo terminado. Estuvimos hablando sobre el contenido de este informe, el cual para el ministro era conocido por charlas previas que habíamos tenido con él y sus asesores. Boudou conocía bastante bien el contenido del mismo, las críticas que hacíamos, críticas constructivas, tanto a la parte institucional como al índice de precios al consumidor propiamente dicho. Este informe tiene varios capítulos, está dividido en tres partes: una parte institucional, otra parte el índice de precios y una tercera que son las conclusiones y recomendaciones que hacemos para que vuelva a recuperar credibilidad y confiabilidad el INDEC.

MHG: ¿Cómo les ha caído a ustedes que después del trabajo que realizaron el gobierno pidiera ayuda al FMI (Fondo Monetario Internacional) para cooperar con el INDEC en el diseño del nuevo Índice de Precios?

ES: Como noticia, nos enteramos por los diarios: nos cayó muy mal, porque pretendíamos que por lo menos se hubiera leído y analizado nuestro informe, no es que nosotros tengamos la verdad absoluta, pero fue un trabajo solicitado por el propio ministro y el poder ejecutivo, es decir, un decreto que había firmado la presidente de la nación juntamente con el ministro; y, segundo, que nos hubiera dado los elementos necesarios como para discutirlo. Este fue un acto totalmente político, es conocido que nosotros le pagamos al Fondo para que no tuviera ningún tipo de injerencia, pero cuando uno sale fuera de las fronteras del país, nos guste o no nos guste, los países que conforman los mercados financieros confían en la auditoria del Fondo y esto lamentablemente es así…

MHG: Entonces,¿el camino elegido por el gobierno es el correcto?

ES: El hecho de no tener las auditorias técnicamente establecidas por el artículo 4 o por el G20 implicaba que el Fondo pretendía, o por lo menos los países que componen los grupos donde están representados los mercados financieros más importantes del mundo, que Argentina tuviera una producción de datos confiables, y al no tener esos datos implican presiones, o sea, que el propio gobierno se busca estas presiones.

MHG: La UBA (Universidad de Buenos Aires) dice que el INDEC no es fiable y pide su urgente reforma.

ES: Uno es el informe que nosotros presentamos el cual es bastante extenso y otro el que se presentó ayer que es un informe más viejo e interno de distintos segmentos de la UBA…

MHG: ¿Hay sectores internos dentro de las universidades que “se cortan solos”?

ES: Si, exacto, porque de común acuerdo quedamos desde le principio que íbamos a trabajar por consenso todas la universidades, la de Tres de Febrero, la de Mar del Plata, Tucumán, la UBA y nosotros en Rosario, lo que podía ocurrir es que no hubiera un consenso generalizado y que hubiera opiniones de mayoría y minoría, esas fueron las reglas de juego. En realidad, teníamos un consenso generalizado porque no hubo ninguna discordancia en ninguno de los temas que presentamos en el informe. En todas las universidades hubo problemas internos. La UBA fue mucho más abierta.

MHG: Se conoció el IPC de Santa Fe por el cual la inflación de octubre fue del 2,9% en la provincia y los alimentos subieron 4,9, comparándolo con el que se mide en Capital Federal, 0,8 % -que luego se usa para las medición nacional-, ¿puede haber tanta diferencia?

EC: El problema es encontrar los lugares en donde están esos precios, la diferencia es mucha, lo que pasa es que Santa Fe sigue manejando la metodología habitual, incluso hace unos meses el mismísimo Guillermo Moreno dijo que la provincia de Santa Fe tenía datos estadísticos muy confíales, tanto en el índice de precios al consumidor como en toda la producción de indicadores que realiza.

MHG: ¿Y por qué este capricho de seguir así?

ES: Uno puede tener ahí varias lecturas. Una es tratar de ignorar un problema que es la inflación en Argentina. Ese índice que se toma no mide la inflación, mide la variación de precios de los consumos de una familia de bajos ingresos que consume productos de menor calidad, etc. Otra lectura, es usar esos índices como una especie de contención a los pagos de los bonos de la deuda externa que están sujetos a este índice de precios.

MHG: Algunos especialistas dicen que ya no tiene incidencia…

ES: No tiene una gran incidencia hacia adelante, pero podría llegar a tenerla hacia atrás, vía reclamos, es un problema. Creo que todas las sugerencias y las modificaciones que nosotros elevamos tienen por objetivo recuperar credibilidad, transparencia, etc., siempre hacia adelante. El resto es un problema que no nos compete a nosotros

MHG: ¿La diferencia está en la metodología o en los números que se cargan?

ES: Un poco en las dos cosas. Primero porque en la encuesta original teníamos una canasta de 814 productos y ahora bajamos a una de 440, es decir, estamos en la mitad de los artículos que se consideraban anteriormente, se sacaron los consumos de familias medias, que son relativamente mayores. Además, el 30% de los precios son imputados, es decir, no son tomados de precios de mercado, son precios de tarifas, precios que se suponen están dados por otros organismos, como el precio de los cigarrillos; y, también los precios oficiales, entonces ahí aparece la distorsión. Tomemos el índice de precios de la provincia de Santa Fe. Supongamos que voy al supermercado y voy a la carnicería y me dicen que la tira de asado tiene que estar a un valor de $ 10,90, pero no la consigo… Otro ejemplo: el impuesto inmobiliario, yo pagaba el mínimo el año pasado: $ 11 y ahora pago $ 11, si pagaba $ 100, ahora pago 200 y si pagaba $ 200, ahora pago 600, es decir tres veces más, pero si tengo una familia de muy bajos ingresos sigo pagando lo que pagaba el año pasado, entonces el índice no me registra aumentos, lo mismo pasa con la luz, el gas, etc., y lo mismo ocurre con gran parte de los precios oficiales, empiezan a aparecer distorsiones.

MHG: En definitiva, la inflación se mide en el changuito o en el bolsillo

ES: Exacto. Por eso la CGT (Confederación General del Trabajo), acepta discutir estos aumentos de sueldos.

MHG: ¿Cuál es la inflación real en lo que va del gobierno de Cristina (Fernández)?

ES: En primer lugar , nosotros no la calculamos desde el punto de vista de este informe por dos motivos; primero, porque esto implicaba hacer una auditoria, que no estaba en nuestro instructivo, en nuestras funciones; y, por otro lado, Santa fe tiene su propio IPC por todos conocido… . Pero, además, es contraproducente que algunos de los cinco que trabajamos en esto emitamos una opinión o un número, si bien esto no es vinculante, el ministro tiene la obligación de llevarlo al Congreso pero no tiene por qué aplicarlo, dar un número siempre va a dar lugar a que pueda surgir algún problema de tipo jurídico contra el país porque no va a faltar alguien que diga: “pero los expertos han dicho tal cosa”. Entonces no es conveniente pero uno lo puede ver a través de otros indicadores como los de Santa Fe. Lo que ocurre es que cuando no se tiene confianza en los índices oficiales aparecen los aumentos preventivos, los aumentos por las dudas, o sea, no hay una base cierta.

MHG: En ese “por la dudas” remarco el precio de tal producto y la situación se puede volver incontrolable.

ES: Claro y como hay una demanda, la demanda sigue fuerte en Argentina y hay algunos problemas con la oferta…

MHG: ¿Esta suma fija que otorga el gobierno a los jubilados podría mover un poco el índice?

ES: Si, puede hacerlo, pero lo que habría que tratar es pensar en el mediano y largo plazo. Supongamos que un empresario quiere producir más en Santa Fe, y se encuentra con que no tiene le energía adecuada, y otras cosas. Habría que pensar, porque esto ocurre en todo el país, en obras de infraestructura, como en Sorrento que se van hacer ampliaciones, eso es lo que habría que hacer porque facilita una mayor oferta interna.

MHG: Hoy se cumple un mes de la desaparición de Néstor Kirchner y un mes del censo del cual no ha trascendido mucha información, ¿tiene una opinión formada al respecto?

ES: El censo se pudo realizar, nosotros incluso en el informe propiciábamos, aunque en una muy pequeña sugerencia, que el censo termine lo mejor posible, en realidad salió bastante bien por los datos que uno tiene, aunque los datos comienzan a conocerse después de varios meses. En general, no hubo grandes problemas con el censo, salvo lo que es normal en este tipo de tareas.

MHG: Pero hubo algunas preguntas un poco lábiles como la que rezaba si uno había trabajado al menos una hora en la ultima semana…

ES: Si, en ese sentido el censo podría haber sido más explicito, preguntar algo más. Si yo quiero sacar un índice de ocupación y de desocupación este censo no me va a llevar a ningún lado. Son esas cosas que, a veces, bueno… habría que haberle dado más participación a las universidades, a los institutos especializados y a las ONGs…












27/11/2010