¡En Formosa hay autoritarismo y un poder político emparentado con el narcotráfico, tráfico de niños y armas!
Dr. Rolando Núñez: - Presidente del centro Mandela- Centro de Estudios e Investigación Social - Chaco
MHG: ¿Cuál es la trama del reclamo de la comunidad Qom Toba el cual provocó muertes?
RN: La colonia la Primavera está ubicada a 20 kilómetros de Laguna Blanca, el pueblo originario del actual gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, donde fue intendente y allí comenzó su carrera política. La población toba históricamente ha habitado esos territorios y a propósito de la pérdida de tierras quedaron circunscritos a 6 mil, 6,5 mil hectáreas, una superficie que se discute, algunos dicen un poco más, otro un poco menos. Como consecuencia del avance del modelo de la agricultura industrial en Argentina y las investigaciones y el pretexto de avanzar en la biotecnología, la Universidad Nacional de Formosa pretende quedarse con un poco más de 600 hectáreas de ese territorio indígena. A partir de esta situación distintas organizaciones sociales, intermedias, la acción de Francisco Nazar, quien fuera el cura de Las Lomitas, que coordina un trabajo formidable hasta Potrillo en el límite con Salta, plantearon distintas alternativas de diálogo con el gobierno para consensuar y respetar la integralidad del territorio indígena en la zona de la Primavera. Nunca fueron escuchados. El gobierno de Formosa no escucha a nadie, en definitiva, no dialoga, tiene una actitud vertical, con mucho autoritarismo, porque en la mayoría de sus funcionarios de primera línea no existe convicción ni prácticas democráticas, no hay división de poderes, el Poder Judicial es absolutamente adicto y dependiente del poder político, a tal punto que nosotros hace un poco más de 4 años hemos solicitado una reunión con los 5 miembros del Tribunal Superior de Justicia planteándole en esa oportunidad la pérdida de independencia del Poder Judicial formoseño como consecuencia de algunos hechos que se venían produciendo, algunos de gravedad institucional, en marco de algunos homicidios que no se esclarecían y que se vinculaban con el poder político y que generó la formación de una organización intermedia de familiares de víctimas de ese delito. No prosperó el tema, se diluyó, el gobierno formoseño continuó avanzando sobre las tierras fiscales, empezó a entregar grandes latifundios a grandes empresas nacionales y extranjeras, arrinconaron aún más a las comunidades indígenas, colocaron a estas poblaciones en los lugares más inhóspitos de la provincia, en el norte-oeste profundo, que tiene características climáticas y de suelo similares al Impenetrable chaqueño, o sea, extremadamente seco, caluroso. Hay comunidades indígenas en Chaco que presentan los mismos indicadores sociales, económicos, sanitarios, educativos y ambientales que las comunidades indígena de Formosa. En ese marco se da el reclamo de la comunidad de la Primavera defendiendo su territorio y en ese contexto han sufrido todos los hostigamientos que nos podamos imaginar, directamente vinculados con el poder político y, a veces, indirectamente vinculado. A tal punto que, por ejemplo, los que estaban cortando la ruta nacional de acceso al lugar ni siquiera podían comprar alimentos en los lugares cercanos porque había prohibición de venta de comida y otros productos, agua no tenían, vivían en pequeñas chozas que construían a la vera de la ruta y se mantuvieron durante 4 meses, con mucho calor, en condiciones infrahumanas y, no obstante, terminó como le anunció el ex cura de Las Lomitas, Nazar: que esto terminaba en dialogo y por consenso o terminaba con un enfrentamiento que podía traer aparejado la muerte de algunas personas formoseñas, en particular miembros de la comunidad indígena y así, lamentablemente, ocurrió…

MHG: Se dice que no hay haber abogados para la comunidad indígena; y, lo otro, la declaración de parte de Insfrán de no saber que hacer, ¿son estas dos cosas correctas?

RN: Hay asistencia legal, pero insuficiente. El esquema institucional-político y el ejercicio del poder ejercido por Gildo Insfrán hace que cualquier reclamo social sea insuficiente. El caso de la Primavera, por la lejanía de la capital provincial, significa muchas dificultades de asesoramiento continuo y permanente a esas comunidades indígenas. No obstante ello, cuentan con algún tipo de asesoramiento desde los equipos técnicos modestos que se nuclean en torno a ex cura Francisco Nazar, quien recorre la zona y realiza un trabajo formidable en la protección de los derechos de las comunidades originarias, pero no alcanza. Esa es la realidad. Y con respecto a la situación específica de la Primavera estaba actuando el defensor oficial en la Cámara de Apelaciones del tribunal federal de Resistencia, que por excusación del defensor oficial del juzgado federal de Formosa, debió intervenir en representación de esa comunidad, coordinada en su representación por Félix Díaz, obtuvieron una medida cautelar en septiembre del año pasado. Esa medida cautelar ordenaba al poder político a atenerse de hostigar o realizar cualquier tipo de intervención en la Primavera en el ínterin hasta que se resolviera la acción de amparo que se está tramitando como cuestión principal y establecía la necesidad que el poder político formoseño respetara apropiadamente la libertad de expresión y de protesta de quienes estaban enarbolando la necesidad de conservar la integralidad de sus territorios ancestrales. Pese a esta prohibición del juzgado federal, muy bien valorada por la Defensoría del Pueblo de la Nación antes y después de esta situación trágica, no obstante ello, a través del pretexto del corte de uno alambres del campo de una familia colindante del campo de la Primavera, hicieron una intervención masiva a la mañana y mucho más masiva a la tarde y generaron las situaciones tan trágicas con las muertes que conocemos.

MHG: El gobierno de Formosa dice que estas tierras pertenecen a una familia , que no se pueden dar a los aborígenes, ¿cómo es la cuestión con esas tierras?

RN: Lo central de la protesta, del reclamo y de la resistencia de las comunidades indígenas es por el avance de la Universidad de Formosa para el desarrollo de un proyecto de investigación tecnológico. El conflicto con el vecino y toda esta otra historia, es harina de otro costal, y la idea que estaban usurpando el campo de esta familia vecina, nosotros tenemos los comentarios directos de los indígenas de la zona, particularmente de Félix Día, que en ningún momento ingresaron al campo vecino y que, efectivamente, ellos advirtieron el corte del alambre pero que no fueron parte de esa maniobra. Creo que todo fue bastante organizado y planeado para generar la confrontación. El modelo de gestión de Insfrán excede el concepto habitual que nosotros manejamos del autoritarismo del gobierno de turno. Es mucho más que eso. Le refiero un solo dato para que se ubiquen: Formosa fue el último bastión de Guardia de Hierro en Argentina, es un dato revelador de nuestra historia. El modelo democrático de Formosa se asimila mucho al modelo democrático de (Alfredo) Stroessner, con todas las atenuaciones del caso, si bien aquello fue una dictadura combinada entre el partido Colorado y el partido militar, esa visión es la que tiene Insfrán para manejar el poder. En Formosa está absolutamente desnaturalizada y desvirtuada la democracia. Y eso ha posibilitado que durante mucho tiempo, sectores varios vengan dialogando para construir un gran frente social que posibilite los cambios en Formosa. Se produce este enfrentamiento como un proceso traumático en el marco de conversaciones muy intensas que se vienen dando desde hace poco tiempo porque hay un dato muy revelador de que esto va a cambiar: Francisco Nazar aceptó, por fin, y después de muchas insistencias y de muchos sectores, encabezar el proceso de cambio en las elecciones del año que viene. Ese es un dato altamente alentador que genera mucha esperanza de cambio en Formosa.

MHG: ¿La solución sería lo que proponen la UCR y Luis D´Elía, la intervención a la provincia?

RN: El gobierno va a decir que no sabe cómo resolver esto porque nunca consensuó y nunca dialogó y nunca instrumentó mecanismos para solucionar conflictos a través del diálogo y menos con una exposición mediática como ha tomado este caso. No tiene experiencia en gestionar democráticamente, esa es a realidad, pero la intervención si o no, me parece que es simplificar el tema. Se debe estar muy atento a la evolución del debate político en Formosa, es necesario un acompañamiento permanente de los sectores democráticos de Argentina y una concentración para provocar el cambio en Formosa que necesita después de tantos años de autoritarismo cerrado con el pretexto de modelo democrático que no es tal y que no tiene contenido social.

MHG: ¿Nazar sería algo así como Joaquín Piña en Misiones o asumiría la posibilidad de llegar a la gobernación?

RN: Nosotros hemos conformado el Centro Mandela hace dos años a propósito de los que está ocurriendo en Formosa, estamos impulsado abiertamente los cambios en la provincia y eso nos ha generado una serie de conflicto con el poder político. Somos muy cercanos a Nazar a quien reconocemos una tarea formidable, con un reconocimiento de los indígenas y de los criollos pobres de la zona. Allí no hay problema para consensuar la experiencia que ahora debe encarar Francisco para también posibilitar el cambio en Formosa, el problema son las estructuras partidarias de la capital y de las ciudades intermedias, donde los aparatos políticos, fundamentalmente el del gobierno, son absolutamente prebendarios y corruptores. En ese marco aparece la figura de Francisco como un hombre decente, responsable, serio, trabajador y todos sabemos que es la única referencia antirégimen concreto de Insfrán.

MHG: Se va a realizar un cumbre aborigen en respaldo al pueblo toba, donde confluirán guaraníes, mapuches, coyas, etc. para solidarizarse y plantear una estrategia entre lo que se incluye el pedido de renuncia del gobernador.

RN: Todas las expresiones vamos a coincidir, ahora que empezamos a ver con nitidez, en cuál es el escenario real en el que vive Formosa, el atraso institucional y político no reconoce precedentes en ninguna otra provincia en Argentina, es un régimen que viene auto alimentándose desde 1983.

MHG: Gildo Insfrán es elegido por la gente, salvo que usted me diga que hubo fraude, hay un responsabilidad importante de la sociedad de Formosa que está de acuerdo con ese régimen.

RN: El pueblo formoseño producto de esta situación general está absolutamente condicionado por el empleo público, por el bolsín alimentario, por las becas, por los planes sustitutivos de empleo, por un sistema hegemónico, muy cerrado que no deja respirar ideas diferentes. Las votaciones son formalidades, usted recordará que algunos medios nacionales contaban como se acarreaban con camiones a los indígenas y les sacaban los documentos para hacerlo votar al día siguiente

MHG: ¿Cuál es la población indígena en Formosa?

RN: No se sabe porque no se desagrega la información, se estima que debe haber unos 50 mil indígenas, de una población total que debe oscilar en 650 mil personas, de los cuales más de 300 mil viven en la capital en donde el empleo público es la herramienta formidable de manejo y dominación de las voluntades. Pero por lo demás, al contrario de lo que sucede en cualquier parte del país, cualquier manifestación en la vía pública se reprime con la policía con orden judicial.

MHG: El gobierno nacional por intermedio del ministro del Interior Florencio Randazzo, ha dicho que no hay forma de que el gobierno decrete la intervención.

RN: A mí me parece que esta situación es una bisagra que puso en evidencia un régimen absolutamente autoritario y antidemocrático que debe generar la obligación de cambio, pero no solamente en Formosa, sino en toda la Argentina. Auspiciando ese cambio absolutamente necesario, la semana que viene tenemos previsto un gran encuentro en donde vamos a converger distintas organizaciones y escucharemos a Francisco Nazar, a referentes sociales y a indígenas, al movimiento campesino formoseño... Escucharemos a todos y daremos puntos de vista. Nos estamos comprometiendo en esta circunstancia producto de esta penosa situación, y de esta experiencia tan negativa que es la realidad formoseña porque es indispensable que se produzca el cambio

MHG: ¿Tiene la comunidad indígena un líder?

RN: No, todavía no. Pero existen líderes de base en lo que sería toda la línea de los asentamientos y parajes que están a la vera del río Bermejo en donde hay un trabajo muy fuerte de las monjas coordinadamente con Nazar, han hecho un trabajo de campo muy importante y ahí es donde ha estado la verdadera resistencia a Insfrán que desemboca en esta situación. El régimen es duro, es impiadoso.

MHG. Parece extraño hablar de esto en 2010, en el bicentenario de una patria que fue solidaria con las inmigraciones que llegaron a nuestro país y no lo fue y no lo es con nuestra propia gente.

RN: Basta ver los indicadores: tenemos la tasa más alta de mortalidad infantil, mortalidad materna, desnutrición infantil, los volúmenes de mal de Chagas, de tuberculosis. Nosotros hicimos una intervención hace dos años en la zona de Las Lomitas, hemos visitado el asentamiento La Pantalla, que es netamente indígena, a mil metros de la plaza central y encontramos una indígena con lepra sin tratamiento con referencia de quince años de contagio.

MHG: El Lic. Fernando Longhi, investigador del CONICET, de Tucumán, hizo llegar a nuestras manos un mapa de la mortalidad infantil en Formosa, era muy lamentable ver infinitos puntitos amontonados! eran niños que no llegaban a los dos años de vida.

RN: La contrapartida, los grandes poderosos económicos, estrechamente vinculados con el poder político, con situaciones altamente preocupantes como el narcotráfico y el tráfico de armas y el tráfico de niños.








27/11/2010