El kirchnerismo muestra su decadencia cuanda habla del testaferro como una figura romántica, idílica…
Ing. Ramón Puerta: - Diputado nacional por Misiones del Peronismo Federal***

MHG: Ha pasado una nueva semana en donde los argentinos vemos como aparecen día a día nuevos temas, dejando diluir en el medio, los temas de fondo, ¿cuál es su análisis?
RP: Hay algo que nadie puede negar, la gestión kirchnerista que ya lleva más de siete años en el poder, no tiene políticas de Estado. No tiene políticas que hagan a la resolución de los grandes temas de nuestra sociedad. En lo cotidiano, permanentemente, buscan qué le puede dar rédito y ahí trabajan. Como también conozco a los actores en muchos casos en lugar de conseguir réditos, consiguen fracasos estrepitosos, como en esta semana…

MHG: La sensación es de una torpeza casi inexplicable,,,
RP: Así es. Hay tres o cuatro hechos. Lo del campo es el más notable, lo de Martín Redrado el año pasado, algo parecido. En mi provincia cuando buscaron la reelección indefinida. Ahora este tema casi mesiánico, querer silenciar una voz tan importante como es el sistema mediático, en la cabeza de Clarín y La Nación. Nadie puede discutir la importancia que tienen estos medios, y quieren conseguir, por el camino de levantar banderas de derechos humanos, lo que no ha conseguido, evidentemente, de otra manera. Se manosea un tema demasiado importante, demasiado sensible, diría casi sagrado como es la cuestión de los derechos humanos, haciendo un uso irresponsable para conseguir sus objetivos. Lejos de ello, lo que hacen es fracturar a la sociedad y quedan en ridículo. Si uno mira lo que ha ocurrido esta semana, con tranquilidad y con sensatez, es un tremendo ridículo, nada más y nada menos que de la Presidente y su entorno.

MHG: Fue la primera vez que el empresariado pegó un faltazo generalizado
RP: A mí me sorprendió, una cosa de la cual me quejo habitualmente en charlas con quienes estamos en esto, es la tibieza, la cobardía con la que actuaba la dirigencia argentina, sobre todo la dirigencia empresaria, creo que en esta circunstancia han estado a la altura de la importancia que tiene esta cuestión.

MHG: ¿Cree que esta semana ha habido un punto de inflexión, similar a la de la resolución 125, para las apetencias de la reelección del matrimonio Kirchner para el 2011?
RP: Es así, la 125 significó una caída, el matrimonio iba en una curva ascendente de popularidad, y el punto máximo, en marzo del 2008, mostró una popularidad de más del 70%, luego de cuatro meses de obcecación, de caprichos y de enojos quedaron cerca del 20% o un poco más. Hubo a partir de ese momento un intento de subir, hubo una derrota en las elecciones del año pasado que los mostró arriba del 30%. Es una cifra muy pobre, la imagen positiva queda en el mismo lugar y en ese esfuerzo por levantar la imagen llega a esta circunstancia donde, creo, se vuelve a producir un quiebre y lo vamos a ver en las encuestas dentro de unos días, otra vez en los niveles o por debajo de los niveles de la 125.

MHG: Las oposiciones ¿qué posibilidades tienen de actuar sobre los temas de fondo del país?
RP: Yo le voy a hablar del Peronismo Federal, donde tengo la responsabilidad de formar parte de la coordinación. Nuestro esfuerzo es tener una clara respuesta, una alternativa, brindar un camino hacia adelante a la sociedad argentina en los temas de seguridad, pobreza, la inflación, de la política exterior. Son temas centrales en donde el retroceso argentino ha sido espantoso. Nosotros antes de preocuparnos por los candidatos, tenemos que salir con un claro mensaje en estas cuestiones para buscar coincidencias en los temas fundamentales que hacen a la vida institucional, que hacen a la libertad de pensamiento, a la libertad de prensa, a los derechos humanos; esos son temas en donde fácilmente vamos a coincidir quienes estamos en el arco opositor. Luego, el Peronismo Federal tiene su propuesta; el radicalismo, hará la suya y eso va a ayudar a oxigenar a una sociedad que está bastante desesperanzada. Porque qué es lo que dice la gente común y corriente: “tenemos superávit fiscal, vivimos un momento de auge en todo lo que producimos y cada vez estamos más pobres, vivimos en una sociedad insegura, la inflación empieza a ser fortísima, estamos peleados con el mundo.” Estas cosas las tenemos que armar rápidamente, antes de preocuparnos por los candidatos. Y ya que hablo de candidatos, le quiero mencionar que lejos de ser un problema que nuestro sector tenga muchos, esto hace a una realidad. Las grandes democracias, por ejemplo: Estados Unidos, a un año de las elecciones cada partido tiene cinco o seis candidatos, es normal y es bueno que así sea porque hace al debate interno, hace al pluralismo dentro de un marco ideológico que tenemos que dejar fijado dentro del Peronismo Federal y lo vamos a hacer el 10 de septiembre en un encuentro en Capital Federal con los legisladores nacionales, con los coordinadores y, básicamente los técnicos, que nos van a ayudar a ofrecer nuestra propuesta con claridad.

MHG: ¿Cuándo se resuelve internamente quien va a ser el candidato final del Peronismo Federal?
RP: Son cuatro, pueden ser cinco si constituimos un frente con otra fuerza. Personalmente, yo soy frentista, pero es un tema que no se ha abordado al interior de nuestro sector. Esa salida en la interna nuestra se puede hacer con una pre-interna o con fecha límite 14 de agosto, yendo, y desde mi punto de vista y cada vez son más los que lo comparten, por afuera con nuestro propio espacio político. Otros consideran que se debe hacer un pre-interna y ordenar las candidaturas, no sólo la candidatura a presidente, sino todas las candidaturas del Peronismo Federal y finalmente en agosto llegamos con una lista única.

MHG: Teniendo en cuenta que el kirchnerismo ya tiene candidato. ¿No considera que en tanto más pase el tiempo, se debilite el candidato final de este espacio?
RP: El kirchnerismo ya tiene candidato y no trabajan para otro, siempre trabajan para ellos, nunca lo he visto trabajar para otro, de manera que serán candidatos él o ella. Nosotros tenemos esa falencia de no contar ya con un candidato, lo cual da la sensación que estamos perdiendo el tiempo. Pero le aseguro que si tuviéramos un candidato ¡lo destruyen antes de llegar a los comicios del año que viene!. Fíjese que están haciendo con Clarín y La Nación, con Macri, el caso de De Narváez, primero fue la efedrina, ahora es la DGI, es decir, todo opositor en esta Argentina kirchnerista tiene serios dolores de cabeza y si tiene posibilidades de ganar, peor. Por tanto hacemos bien en preservar al candidato o a los candidatos posibles.

MHG: ¿Considera que la estrategia del silencio de Carlos Reutemann, precisamente, evita que le salgan a pegar?
RP: Yo conozco a Carlos Reutemann hace 19 años. En el ´91 ambos llagamos a la gobernación de nuestras provincias, en todas las ocasiones en que hablé con Reutemann me dijo una cosa y jamás hizo otra, en mi experiencia personal con él creo lo que me dice. Es un hombre simple y llano. Este tema lo hemos conversado hace más o menos un año, con Romero y Rodríguez Sáa, ya que los cuatro formamos parte de la coordinación del Peronismo Federal, y ha sido muy claro, vamos a contar con él en la campaña pero no va a ser candidato a nada.

MHG: ¿Ni siquiera vice?
RP: Reutemann ha sido muy preciso, y si hay algo que tenemos que hacer quienes coordinamos este espacio político es creernos entre nosotros y más si nuestro interlocutor se llama Carlos Reutemann que no tiene antecedentes de haber dicho una cosa y haber hecho otra, que tiene un alto prestigio porque se cree en su palabra.

MHG: El precandidato Duhalde ha mencionado que tiene idea de quién va a ser su vice y de quiénes formarán parte de su equipo económico.
RP: Es cierto, él dijo eso en el Chaco y esa una zona en la que dedico mayor esfuerzo en el armado de nuestro espacio, pero no ha dicho los nombres y nadie le ha preguntado. Lo dirá cuando llegue el momento.

MHG: Cuando se presenten a la interna del espacio ¿los dará a conocer?
RP: Claro, si se da la interna. No olvide que el tiempo puede ayudar a la convergencia de distintos candidatos. Hay muy buena convivencia entre los distintos candidatos, cosa poco habitual, sobre todo en peronismo.

MHG: Hay tres temas que me preocupan por el significado que se les da a los mismos... ¿cuál es la idea o parámetro que se tiene de modelo de justicia, de política anticorrupción y de política antipobreza en su espacio?

RP: En el primer y en el segundo capítulo, justicia y política anticorrupción, la institucionalización, el funcionamiento pleno de los partidos, lo que implica inmediatamente el funcionamiento pleno del parlamento; es el mejor aliado para mejorar rápidamente y con fuerza los dos temas. El tercer punto, el drama de la pobreza, es dantesco. La hipocresía con que los dirigentes estamos abordando la pobreza no tiene perdón de Dios… me incluyo como dirigente… y me incluyo porque hace 25 años que soy candidato y 20 años que estoy en la función pública, así que me toca una dosis de responsabilidad, nadie se debe sacar el sayo,. Como dije, la pobreza es dantesca, y se puede ver en Rosario y lo podemos ver en el entorno de cualquier gran ciudad. La pobreza crece a un ritmo vertiginoso, las estadísticas están lejos de poder mostrar esa realidad. Por lo tanto, para dar una batalla frontal a este gran drama que vive nuestro país, no sólo necesitamos dar los dos primeros pasos, sino, también, de acertar en el planteo económico. Quedó claro que cada vez que se llevan adelante medidas populistas, demagógicas, se gasta mucha plata diciendo que es para resolver temas de pobreza, pero la pobreza aumenta. Por eso el tema es más serio y, por tanto, debemos reflexionar más seriamente y en conjunto cuáles son las reformas económicas que tenemos que hacer.

MHG: A ello apuntaba mi pregunta: o bien a la pobreza se la maquilla con planes o bien se va por educación y trabajo…
RP: Yo creo en la salida del trabajo. En la cuestión de la educación, que es la batalla más importante, las respuestas son más lentas. Creo que todo gobierno trabajó sin acertar lamentablemente en este rubro. Nadie puede discutir que la salida de fondo viene a través de la educación. En el tema de la pobreza debemos dar respuestas inmediatamente, esto está para estallar, uno ve que todos los días se construyen casillas de cartón arriba de la basura en cantidades que no se miden ni por decenas ni por centenas, sino por miles. Tenemos que hacer algo rápidamente. Todo lo que se hizo en materia de políticas sociales ha sido un fracaso, yo aconsejo trabajar por el lado del empleo. Es mucho mejor volcar dinero en un seguro de desempleo digno, donde el modelo sea pagar para que se vuelva a trabajar y no pagar para que no se trabaje. Evidentemente vamos a contramano.

MHG: Y con respecto a la corrupción, ¿qué están pensando?
RP: Estoy convencido que a la corrupción la tenemos que enfrentar con política. La política ayuda a trasparentar las cosas. Y si no fíjese en los momentos más corruptos de nuestra historia, se vivieron cuando las instituciones se debilitaron. Hoy Argentina vive un momento de debilidad institucional fenomenal, la debilidad de las instituciones está clara y está marcada. El parlamento empieza a reconstruirse desde que la oposición lleva adelante políticas diferentes al kirchnerismo, justamente porque el pueblo ha votado alternativas distintas. Una corrupción generalizada crece cuando no hay instituciones que la frenen; sino, al contrario, personas que la estimulan. Los modelos personalistas, a los que somos tan adeptos los argentinos, traen como inmediato correlato la corrupción en crecimiento; se crece en corrupción. Los niveles aceptables de corrupción en los países que conducen un mundo exitoso, hacen que cuando alguien sea descubierto sea sancionado. En nuestro país no sólo hay corrupción, sino que, además, hay impunidad. El paso más terrible de la corrupción. De lo contrario no podrían seguir en la función pública determinadas personas en donde las pruebas son irrefutables de corrupción y siguen ocupando cargos con el beneplácito de la presidente y todo el kirchnerismo. Estas son cosas que las vamos a vivir siempre que haya modelos personalistas y tienden a desaparecer cuando los modelos institucionales son fuertes. Esos modelos institucionales son los partidos políticos, instituciones que deben tener claramente su rol. El parlamento no puede depender del Ejecutivo, y el Poder Judicial no pude depender de un modelo tan perverso como el actual Consejo de la Magistratura que hace que, también, el ejecutivo maneje el judicial.

MHG: Lo que más me ha impactado del discurso de la Presidente fue la naturalidad y la cuasi admiración con la que se refirió al testaferro de los Graiver.
RP: Muchas cosas me han sorprendido, quizá esa sea la más dura. Hablar del testaferro como una figura casi idílica y romántica.

MHG: ¿El Peronismo Federal es una cosa y el kirchnerismo es otra, o sea, el peronismo no se va a mezclar nunca más?
MHG: En la gestión de Néstor Kirchner, entre el 2003 y el 2007, esto era simple: él había optado por el Frente para la Victoria o ser kirchnerista a secas y burlarse del peronismo. No se olvide lo que le mandó a decir a Aníbal Fernández con la marcha peronista… Es decir, de un lado, estábamos los peronistas; y, del otro, los kirchneristas. Los peronistas empezamos a reorganizarnos porque nos robaron la legalidad, retuvo la sigla PJ pero se distanció del peronismo y asumió posiciones supuestamente progresistas, muy antiperonistas, muy gorilas, diría yo. Cuando empezó el problema del campo, se acordó de su origen peronista y ahí se complica la cosa, porque hoy, la gente, tiene derecho a confundirse. Él es el presidente del PJ, él usa la marcha a la que nos había mandado a guardar en donde no se puede mencionar, él tiene el escudo del partido; en cambio, nosotros los peronistas, no contamos con ninguna de ellas, pero nuestro ideario, nuestra historia y la dirigencia más fuerte del peronismo está encolumnada en un espacio que nada tiene que ver con el kirchnerismo. Entiendo que eso traiga confusiones. Ellos son los kirchneristas. Nosotros somos los peronistas.

MHG: ¿Qué es el peronismo hoy?
RP: Lo mismo de siempre. Un fenómeno argentino, sólo entendido por argentinos y solamente para resolver los problemas de nuestro querido país. Definir el peronismo no nos va alcanzar este programa ni los próximos. Es una fuerza de vanguardia, es una fuerza profundamente democrática, es una fuerza que nació para achicar las diferencias y para dar voz a los que no tienen voz. Eso que nosotros supimos hacer en cualquier momento de nuestra historia hoy lo vamos a tener que volver a hacer, porque es muy grave que la pobreza haya llegado al 30%, no podemos aceptar alegremente que en el nombre del peronismo los amigos del régimen cada vez sean mas ricos y la corrupción no tenga sanciones. Hoy el peronismo es la fuerza que tiene que resolver los problemas que nos deja el kirchnerismo, como en el 2001, el peronismo fue la fuerza que, a través del parlamento, se hizo cargo de una crisis y volvió a encarrilar al país.

MHG: Como diputado del Mercosur, parece que Argentina está desbalanceada, ya que se ha inclinado por Chávez y Venezuela... ¿cómo ve el accionar del Mercosur?
RP: El Mercosur está muy debilitado, porque sus dos grandes protagonistas, Brasil y Argentina, no están a la par, Argentina quitó colaboración, quitó enjundia, y quedó Brasil como una fuerza hegemónica en el Mercosur. Eso no es bueno. Esquemas multilaterales siempre requieren de dos polos. Fíjese en el caso de la Unión Europea, requiere de dos polos: Francia y Alemania. Aquí eran Brasil y Argentina. El pálido papel de la gestión kirchnerista en relación al Mercosur, ese instrumento tan útil, que nace junto con la democracia que se reinstala en el continente, está debilitado. UNASUR, que es un espacio más grande que el Mercosur, tiene problemas porque quien lo preside no concurre a las reuniones y sigue estando de diputado nacional, si bien es cierto que tampoco va al parlamento, creo que el daño de este modelo personalista va más allá de la frontera argentina y perjudica al Mercosur, a UNASUR, al relacionamiento de Argentina y el mundo. Por eso los cuatro grandes temas que tenemos que abordar rápidamente son: inseguridad, pobreza, inflación y política exterior. Si queremos una política exterior que genere empleo, crecimiento y justicia social tenemos que tener otros socios, no con Chávez que es lo que ha elegido el matrimonio Kirchner.

MHG: ¿Cómo se dirimen las próximas elecciones: entre Duhalde – Kirchner o entre un candidato del Peronismo Federal y el sector Alfonsín – Cobos?
RP: Creo que estamos un tercio por cada fuerza. Eso es hoy. Hacia adelante espero el éxito de las dos fuerzas democráticas, las dos fuerzas que históricamente abonaron la institucionalidad en la Argentina, que es el radicalismo y el peronismo. Un final entre el Peronismo Federal y el radicalismo sería lo más saludable para la Argentina, de tal manera que el kirchnerismo sea un triste recuerdo de un período de nuestro país y no seguir con un esquema demasiado viejo, demasiado retrógrado, todo lo contrario de lo que dice el discurso oficial.

MHG: ¿Qué va a pasar con el 82% móvil para los jubilados?
RP: Se ha aprobado en diputados con un voto muy fuerte y creo que se va a aprobar en senadores. Ahora si se animará a vetarlo la presidente o no, eso no lo sé. Plata para pagar el 82% tiene, no hay ninguna duda. Solamente con el impuesto inflacionario, que está en un 30%, y es recaudación plena para el estado nacional porque no se coparticipa; cubre varias veces la necesidad del incremento presupuestario para pagar el 82%. Destrabado en el senado, donde creo que se aprobará, luego la Presidente no va a poder esgrimir el argumento que no tiene plata.

***- Ingeniero Civil Especializado en Vías de Comunicación- Ex Diputado Nacional, Ex Senador Nacional; Gobernador de Misiones en dos oportunidades (1991-1995/1995-1999) ;
- 2001- Electo Presidente del Honorable Senado de la Nación (Noviembre 2001
- 2001- Presidente de la Nación Argentina (Diciembre 2001)



28/08/2010