“…se ven cada vez más mujeres con infartos, con complicaciones cardiovasculares, con hipertensión”
Dr. Fernando Filippini: Miembro de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial

MHG: El 14 de mayo se conmemora el “Día Mundial de la Hipertensión Arterial”, cuéntenos de las actividades de los médicos realizarán al respecto, saliendo a las calles con los nutricionistas y con los enfermeros
FF: En efecto, hemos programado una serie de actividades de PAMI, yo estoy como coordinador docente allí, el jueves 20, a las 16:00 horas, en Luz y Fuerza vamos a hacer el primer encuentro para la comunidad explicando el riesgo cardiovascular, la hipertensión, el colesterol, la diabetes, etc., esto va a estar coordinado por un grupo de colegas, luego de una serie de charlas, y vamos a tratar que la gente tenga participación y tenga idea de todo lo que esto significa para su vida y su futuro.

MHG: ¿Aparentemente no ha bajado el número de afectados por estas enfermedades?
FF: Cuando se analiza la cantidad de gente que tiene complicaciones cardiovasculares no ha bajado el número, pero no es solamente aquí, sino que en el mundo está en aumento, especialmente en la mujer. Porque la mujer fue dejada de lado en los estudios porque se la ha considerada protegida por la función estrogénica, es decir, la actividad del ovario. Hoy en día se sabe que tiene los mismos problemas del hombre y se puede ver aumentado después de la menopausia; lo que significa que se ven cada vez más mujeres con infartos, con complicaciones cardiovasculares, con hipertensión, etc.

MHG: ¿Hay alguna manera de prevenirlo, sobre todo en la etapa postmenopáusica?
FF: Si, tomar conciencia de este problema. Es necesario arbitrar las medidas para prevenir este tipo de inconvenientes de salud, como ser, controlar el aumento de peso, la diabetes, el colesterol, la hipertensión, etc. Esto es lo que vamos a tratar de difundir el jueves 20 y el 27, que es cuando vamos a salir a la calle, todo el centro de Rosario va a estar cubierto por mesas, en donde se encontrarán alumnos de distintas carreras, y la idea es detectar problemas, analizarlos y mandar una nota a los médicos de cabecera y que luego nos devuelva la información. El objetivo es, posteriormente, publicar esos datos. Otras ciudades ya lo han hecho, esto lo hacemos nosotros por primera vez y con esta magnitud. En realidad, la idea es mayor o más ambiciosa, esto es una prueba para nosotros, porque hemos preparado para el año próximo una encuesta que alcance a toda la ciudad de Rosario, con alrededor de 9 o 10 mil personas entrevistadas. Obviamente es un esfuerzo muy grande que trataremos por todos los medios disponibles de llevar a cabo y consideramos que vamos a poder hacerlo.

MHG: ¿Sobre qué grupo de riesgo trabajarán?
FF. En esta primera instancia vamos a estudiar a personas de 60 años o más, en el futuro vamos a estudiar a toda la ciudad. Para completarle el comentario sobre la semana de la hipertensión que se vio un poco tapada por el Congreso Argentino de Cardiología de la semana que viene. Muchas de ellas están programadas dentro del mismo congreso, como la que le ha contado del jueves, son actividades programadas precongreso, el viernes 28 viene el Director del Área de Educación Médica Continua de la Sociedad Argentina de Hipertensión, quien junto conmigo va a disertar sobre el tema pero en una charla exclusivamente para médicos.

MHG: ¿Por qué batallan sobre los médicos, porque tampoco hay conciencia dentro del ámbito profesional sobre el problema?
FF: Sucede lo mismo, cuando uno estudia en poblaciones médicas qué saben sobre el problema de la hipertensión, del colesterol, de los niveles a los que hay que llegar, la población de médicos está en conocimiento de las cuestiones, sin embargo cuando se miran los resultados, solamente uno de cada tres pacientes de esos médicos están correctamente controlados y tratados. Los médicos tienen que involucrarse en el tema y conocer a fondo esto que no es una cuestión de números solamente, sino una enfermedad que afecta a todo el organismo, como las otras afecciones de riesgo, entonces tratamos que el médico ponga en práctica las pautas que a nivel mundial y, no sólo nacional, se han impartido y son el resultado de estudios muy complejos y profundos; resulta que por distintos motivos el médico no le asigna la importancia que esto realmente tiene.

MHG: ¿En qué fase se encuentra la reglamentación general o básica en relación con la hipertensión?
FF: Estamos trabajando permanentemente en eso y esto va a estar a disposición del cuerpo médico para fin de año, estamos haciendo el Consenso Argentino de Hipertensión. Porque, por diversas razones, nos basamos en información del extranjero y nunca en datos propios, entonces qué es lo mejor que podemos hacer por el paciente que tenga tal o cual complicación por la hipertensión, por ejemplo: en el embarazo, en la obesidad, etc., nos reunimos una vez por mes en Buenos Aires, es un trabajo muy duro, porque en muy poco espacio, en pocas hojas, hay que colocar todo lo que se necesita saber sobre el tema y sea práctico para el que lo tiene que leer. Esto va a estar para noviembre o diciembre. Esto lleva mucho tiempo y, en ocasiones, no se logran los objetivos que se pretenden. Pero de todas maneras hay que hacerlo.

MHG: Diagnosticado un paciente hipertenso, ¿cuál es la periodicidad con la que debe ser controlado por un profesional, al margen de los controles que la persona se puede hacer?
FF: Uno de los problemas que se va a tratar en el congreso es cómo se toma la presión arterial, actualmente se hace mal, la persona tiene que estar sentada, tranquila, por lo menos diez minutos en reposo, si no el resultado es cualquiera y, a veces, se medica o se dan pautas de tratamiento que no corresponden porque la persona ni es siquiera es hipertensa y, también, la postura inversa es válida.

MHG: ¿Es válido que las personas compren el aparato y se hagan el control en su casa?
FF. No, es muy útil hacer el control ambulatorio, domiciliario, si el médico ha entrenado al paciente. Los aparatitos que se utilizan en la muñeca son totalmente imprecisos. Hay que validarlos con un tensiómetro de mercurio, se controla con un aparato que marca cuál es la distorsión, pero hay que saber hacerlo, y la gente en un intento de hacer bien las cosas, lamentablemente, las complica, esto es una de las pautas que en todos los consensos figura en cómo tomar bien la presión, concientizar a los médicos, los pacientes, los enfermeros, entre otros.

MHG: ¿Cuál es la postura correcta en el sentido de tomar la presión o el colesterol, hay que hacer reposo para la primera y ayuno para el segundo?
FF: Cuando se habla de presión arterial hay que estudiar la cifra de presión y las complicaciones que la hipertensión genera o puede generar en el organismo, es lo que se llama el daño de órgano blanco, es necesario que el médico maneje la cuestión y no una persona no entrenada en esto, a ver si la presión arterial existe y en tal caso qué sucede. El hipertenso es hipertenso todos los días de su vida, es decir; la persona que tiene un ascenso de presión y una hora más tarde está totalmente normalizado no es usualmente un hipertenso.

MHG: ¿Hay una presión estándar o cada persona tiene su nivel de presión para ser o no hipertenso?
FF: Hay una presión para cada individuo en determinado tipo de momento, pero no debería nadie tener más de 140 de máxima y 90 de mínima, pero esto varía de acuerdo la edad; por ejemplo, en el anciano aumenta sobre todo la presión máxima, en tanto que la mínima, baja, además, y hay una serie de consideraciones que se pueden hacer al respecto. Es tarea del médico definir si está o no frente a un hipertenso. Esto se hace con el manejo del paciente y con estudios complementarios, pero siempre controlado por un médico que esté entrenado en esto.

MHG: ¿La causal emocional del aumento de la presión mínima es un mito?
FF: La presión nerviosa no existe. Hay gente que, circunstancialmente, y por unos pocos minutos aumenta sobre todo la presión máxima, eso se da en un individuo hiperreactico que en un futuro puede ser hipertenso y como tal tiene que ser manejado; de ahí la importancia de controlar los factores de riesgo como la obesidad, quitar le sal en las comidas; por ejemplo, comemos sal diez veces más de los que nos hace falta, el hombre de las cavernas comía uno o dos gramos, nosotros estamos en casi 16 gramos de cloruro de sodio, entonces esto lleva a que la persona entienda que debe caminar, bajar el consumo de sal, hacer una actividad física mínima. Esa es una de las tareas del médico, saber a quién hay que medicar, a quién hay que seguir, ha quién hay que controlar.

MHG: ¿Han variado las recomendaciones de hacer actividades físicas, no fumar, no tomar alcohol, comer sano, o eso sigue siendo una regla general?
FF. Lo que puede variar es el modo en que se enfoca el manejo del paciente hipertenso, hacia fin de año voy a estar en un congreso en donde probablemente se presenten las últimas pautas del paciente hipertenso o dislipémico; cada vez que aparece esto, cada cinco o seis años, en ese tiempo se han hecho estudios de cientos de miles de personas y se tiene información reciente de lo que es mejor o más adecuado hacer y esas pautas, por lo general cubre todo el mundo.

MHG: ¿Hay algún aspecto que nos quiera comentar acerca de las actividades que se van a lleva a cabo en nuestra ciudad?
FF: Dentro de este congreso hay unas cuantas actividades que se van a dar a conocer, en mi caso me toca hablar a las diez de la mañana el día sábado sobre salud cardiovascular y consumo de alcohol.

MHG: Pero… podemos tomar una copita…
FF: Una copa, sí. Para quien está acostumbrado a hacerlo, lo que no hay que hacer es considerarlo un medicamento. La charla es en Centro Unión de Dependientes, en calle Paraguay, pero hay otras actividades en los distintos días previos al congreso y todas abiertas al público, que son muy importantes.


MHG: ¿Y en el caso de un vasodilatador, es un remedio o un preventivo?
FF: El caso de la aspirina es muy serio; es una droga maravillosa y es extraordinariamente efectiva para el que ha tenido un problema cardiovascular, pero no lo es para quien no lo ha tenido, es totalmente discutido su uso, puede ser bueno en algunos casos y en otros no; la cosa debe quedar definida por el médico si considera que es útil y va a beneficiar al paciente porque considera que hay factores que así lo indican. Por eso no es conveniente el consumo de aspirina si no está supervisado por el médico.

MHG: ¿La apnea tiene que ver con el tema cardíaco?
FF: Tiene que ver muchísimo, es uno de los últimos capítulos que se están estudiando en lo que hace a riesgo cardiovascular. Estoy trabajando en unas jornadas para realizar en Paraná el 16 y 17 de septiembre, en donde uno de los temas va a ser la apnea de sueño y daño cardiovascular; en el momento en que la persona ronca en un instante dado cesa de respirar y en ese momento deja de respirar por unos 20 segundos, entonces, su cerebro y su corazón están sin circulación efectiva, sin oxigenación, esto multiplicado por varias veces en la noche y durante un tiempo hace que haya un daño cierto y un aumento notable de riesgo cardiovascular.

MHG: ¿Está asociado a la gordura?
FF: En algunos casos si, en otros no. Una cosa es roncar y otra cosa es roncar y tener ese período en donde la persona no respira por unos segundos.






15/05/2010