No tenemos embajadores en Rusia, ni en Italia, ni en Inglaterra… La política exterior argentina está vaciada….
Dr. Juan Carlos Sánchez Arnau: - Economista de fecunda trayectoria internacional- Ex Embajador de la Nación Argentina en varios países destacándose por su gran actuación a cargo de la Embajada Argentina en la Federación de Rusia con concurrencia en 9 países de la ex –URSS.***

MHG: ¿Cuál es su opinión con respecto a la presencia del presidente ruso en nuestro país y sobre lo acordado?
JSA: Más que presencia lo que hemos tenido es un pasaje muy rápido hacia el grupo BRIC, que se realizaba en Brasilia, grupo que comprenden Brasil, India, Rusia y China, la visita a la Argentina pasó desapercibida, hasta el extremo que el diario La Nación la ubicó en la página nueve y el diario Moscow Times, el principal diario ruso en lengua extranjera, la ubicó en una página interior; la razón es simple no hubo nada, está vaciada de contenido la relación con Rusia, hubo algunos anuncios pero muy preliminares. Uno de ellos es que hay algún interés de Rusia de poder llegar a participar en Atucha IV, con la provisión de equipos. Después, también, un acuerdo inicial para la compra de dos helicópteros M I 17, que son los famosos helicópteros superpesados rusos que en este caso se utilizarían para tareas antárticas, más allá de eso no hubo nada.

MHG: Parece que hubo una advertencia respecto de la carne, ¿habrá inversiones de Rusia en nuestro país si se cambian de continuo las reglas del juego?
JSA: De inversión no se ha hablado nada, se ha hablado de comercio y se habló de dos puntos que son bastante delicados, uno de ellos es, como Ud. dijo, el de la carne; Argentina usó dos años para abrir el mercado ruso de las carnes y en un solo año se exportaron 380 millones de dólares de carne bovina y, luego, por una decisión del gobierno se terminó la exportación argentina al mercado ruso. Luego se restablecieron las exportaciones, hace unos dos años atrás Rusia volvió a ser un mercado importante para la exportación, pero con una falta de continuidad permanente y una gran incertidumbre de los exportadores e importadores porque todo esto está sujeto a los caprichos de Ministerio de Comercio Exterior de Argentina, que libera o no libera los famosos ROE, aún con los contenedores estando al lado de los vapores en los que deben ser embarcados y, en algunos casos, hubo contendores embarcados y debieron desembarcarse porque la Secretaria de Comercio Exterior daba marcha atrás en una decisión tomada previamente. Los rusos lo que quieren es tener seguridad, si la carne nuestra llega o no llega, para no seguir perdiendo el tiempo y no seguir otorgándole a nuestro país cuotas que le podría otorgar a otros países. Y el otro tema del que se habló es uno en el que ambas partes han dado muchas vueltas, sobre todo nosotros porque nunca tuvimos una posición clara y definitiva, se trata del ingreso de Rusia a la Organización Mundial de Comercio. Estos son temas muy delicados, en lo cuales hay un gran déficit de Argentina, pero no más que otros temas relacionados con la política exterior. La política exterior argentina hoy, prácticamente no existe, carecemos de políticas en la mayor parte de los temas importantes, no tenemos embajador en Rusia, ni tampoco en Italia ni en Inglaterra. Está vaciada nuestra política exterior, nunca vi una situación semejante a la actual. Este con Rusia es un episodio más de vacío global de política exterior que implica una falta de defensa de los intereses argentinos en el mundo y una falta de promoción de nuestros productos, con lo cual queda limitado nuestro comercio con los otros países.

MHG: En el grupo de países BRIC ¿ve un polo de poder con posibilidades que no sólo sea económico, sino también para sentarse en los organismos internacionales con otro peso?
JSA: Están logrando lo que Ud. dice pero sólo en el aspecto financiero, donde probablemente mayor combinación ha habido, el comunicado final del día 16 de la reunión realizada en Brasil presta atención a la reunión del Grupo de los 20 y a la transformación del Fondo Monetario Internacional, sobre todo a lo que se refiere a la redistribución de cuotas y de asientos en el directorio. Más allá de eso,  la cooperación está muy en ciernes en temas en los que van asumiendo posiciones comunes, pero son países con intereses diferentes y en algunos contrapuestos; pero a mí me preocupa que esos países se sienten a hablar sobre temas agrícolas, tema sobre el que más están avanzando, antes Argentina no estaba ausente de esos foros, hoy nos hemos caído de la mesa de negociaciones, me preocupa que países de semejante tamaño puedan tener una coordinación de políticas comerciales que, sin duda, presentarán problemas para Argentina, ya sean problemas de acceso a esos mercados o a otros mercados en los que estos países se puedan poner de acuerdo y puedan competir en forma conjunta. Es una lástima porque la configuración del mundo nos dice que el poder político y económico está yendo hacia Asia y nuestras relaciones con ellos son prácticamente inexistentes. Con China tenemos un embajador que es papel pintado, luego de la frustrada visita de la presidente a Pekín. Se ha visto el serio precio que se paga por las amenazas chinas de terminar con las importaciones argentinas de aceite de soja.

MHG: En la política internacional no se puede posponer la agenda como si, en una cena entre amigos…
JSA: Obviamente, sobre todo el caso de China, en el que hemos estado haciendo mucho daño, porque hemos defendido de manera muy poco inteligente a cuatro o cinco empresas argentinas en sectores en donde no somos competitivos y donde vamos a tener muchas dificultades para ser competitivos, así se dañaron las importaciones chinas, utilizando recursos ilegítimos, desde el punto de vista del Derecho Internacional, en este caso los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio y el GAFF. Esto nos puede llegar a costar caro, pero lo caro no lo estamos viendo, no se trata de una merma en la importación, lo que ocurrirá es que termina sacándonos del mercado; así los chinos plantarán soja arriba de las masetas o en donde haga falta, si los proveedores habituales de ellos, Argentina, no está en condiciones de tener con China una relación comercial razonable y segura como para poder contar con los productos cuando los necesiten. En el caso de los alimentos, ningún país juega, son cosas muy serias y graves, hacen a la seguridad del país. Y parece que este gobierno lo ignora completamente, aunque también tenemos algunos antecedentes al respecto.

MHG: No puedo dejar de recordar cuando Ud. nos relató directamente desde el aeropuerto ruso el no arribo del entonces presidente Kirchner a la entrevista con el premier ruso Vladimir Putin...
JSA: Claro, decidió llegar seis horas más tarde, con lo cual se frustró la entrevista y en lugar de una gran entrevista entre Kirchner y Putin, hubo una pobre entrevista con el embajador argentino que trató de representar lo mejor que pudo a su presidente ausente.

MHG: ¿Cómo se prepara y cómo se produce una reunión entre dos presidentes, cómo se construye esa agenda?
JSA: La reunión con Obama fue una reunión protocolar, decidida a último momento, el comunicado de la Cancillería argentina menciona las cuestiones de interés de parte de Estados Unidos acerca de la posición adoptada por Argentina en la cuestión del desarme nuclear, nada más, pero el resto son bonitas palabras sin contenido porque no hay acuerdo de ningún tipo entre ambos países. No puede haberlo en una reunión de ese tipo que fue anunciada 48 horas antes, lo que da la pauta de la importancia que Estados Unidos le dio a esa reunión. Y esa fue una de las diecisiete reuniones que mantuvo ese día el presidente Obama con otros tantos jefes de Estado que estaban asistiendo a la conferencia que había citado en Washington. En este caso no ha habido ninguna preparación y, además, sólo ha habido tiempo para interpretaciones, porque no olvidemos que nuestro últimos presidentes no hablan inglés, en consecuencia son reuniones cuyo tiempo efectivo se reduce a la mitad, la otra mitad se lo lleva la traducción o la interpretación. Normalmente una visita de Estado como fue la frustrada de la presidente a China, es una reunión que nominalmente se prepara con meses de anticipación, porque se trata de reuniones que no se dan sino en tres o cuatro años, y se tratan temas como la relación bilateral y de los dos países con el resto del mundo , se trata de organizar una agenda de temas multilaterales y luego una agenda de los temas bilaterales, en donde hay acuerdos de cooperación o posibilidades de seguir desarrollando esa cooperación en el futuro. Sobre esa base se van haciendo los acuerdos, tratados, protocolos o memorandos de entendimiento que se puedan firmar en esa ocasión. Es un trabajo previo muy largo, los países serios lo hacen con detalle y minucia, y son hitos importantes entre los dos países involucrados. En nuestro caso eso es una práctica que hemos abandonado claramente, uno lo ve en los comunicados de prensa de la Cancillería en donde no hay nada, porque no hay política, es más, estamos con una Cancillería que está vaciada, con un personal que no son diplomáticos de carrera y que no tienen la menor idea de los temas que están manejando, y están permanentemente condicionados por decisiones políticas que están vinculadas a la política interior de las ultimas 24 horas.

MHG: ¿Es efectiva la firma del tratado de Start que han hecho los presidentes de Estados Unidos y Rusia en Praga?
JSA: Es un punto de inflexión muy importante en una relación que se estaba complicando mucho, teniendo en cuenta que la relación entre ambos países ha cambiado mucho en los últimos años, particularmente a partir de la guerra de Georgia; que hayan logrado este acuerdo es importante y significativo, implica la reducción a largo plazo de la mitad de las cabezas y misiles con capacidad de transporte de cabezas nucleares. Desde el punto de vista nuclear es muy importante como así también la reunión de Washington, que abre las puertas a que pueda renovarse en forma adecuada el tratado de Actividad Nuclear y también es probable que abra las puertas a un mundo del mañana sin armas de esa clase, que es un objetivo definido claramente por Obama, que será un tanto difícil de alcanzar, porque ambos países tardarían años en desmontar sus arsenales nucleares, sino también porque hay países menores que son potencia nucleares que no van a tener muchos interés en perder esa arma, sobre todo por e valor defensivo y su capacidad de convencer a terceros de no poner en riesgo la seguridad del país que posee las armas.

MHG: Usted es economista, el ministro Boudou dijo en Rosario que la inflación la tiene que enfrentar la gente, como por ejemplo, las diversas organizaciones intermedias tales como los centros de jubilados. ¿Qué opinión le merece esto?
JSA: Es muy poco serio, no vale la pena comentar este tipo de cosas, no perdamos tiempo en eso, esto es como el INDEC, ni vale la pena mirar las cifras, sabe que hay inflación porque no hay oferta, y no hay oferta porque no hay inversión, porque se tiene un fuerte atraso en inversión en el sector productivo, al mismo tiempo le están dando a la manija para emitir moneda aceleradamente, con un nivel del gasto publico como no se ha conocido nunca, entonces hay una fuerte demanda y restricciones del lado de la oferta, el resultado es la inflación. Esta es una película que la hemos visto tantas veces en la Argentina; y vemos a tantos funcionarios de este y de otros gobiernos que nos dicen que esto se soluciona con precios máximos, alianzas de consumidores, es un disparate…


***Fue Embajador y Representante Permanente de la República Argentina ante los Organismos Internacionales con sede en Ginebra.
- Ocupó el cargo de Subsecretario de Negociaciones Económicas Internacionales de Argentina.
- Ha publicado varios libros de su especialidad



17/04/2010