Dentro de la policía se cometen delitos contemplados por el Código Penal…
Ricardo Ragendorfer: - Periodista, especialista en temas policiales, autor de los libros "La Bonaerense - Historia criminal de la policía de la Provincia de Buenos Aires" y "La secta del gatillo ****


MHG: Dado su conocimiento sobre el accionar de la policía bonaerense ¿qué cree que está ocurriendo? ¿Es un tiro por elevación al gobernador Scioli o simplemente les molesta su ministro de seguridad Stornelli?
RR: La denuncia de Stornelli sobre un posible plan de desestabilización articulado a través de hechos violentos con epílogos fatales, es una especie de desengaño amoroso del ministro hacia la bonaerense. Stornelli a lo largo de su gestión no sólo desarmó por completo la reforma policial que en principio de 2004 venía implementando su antecesor Arslanián, sino que además les otorgó una serie de atribuciones que tienen que ver tanto con la estructura misma de la fuerza como con su presencia en las calles. En ese sentido aparentemente el relevo de un jefe de la división de sustracción de automotores, y una pequeña investigación que tendía a esclarecer una serie de irregularidades que se venían cometiendo en esa fuerza; habría articulado según la denuncia del ministro Stornelli, toda una serie de hechos que tienen que ver con una especie de sabotaje hacia la gobernabilidad de Scioli y de Stornelli en la provincia de Buenos Aires… En resumidas cuentas es lo que está pasando…

MHG: ¿El poder real de la bonaerense llega hasta poder destituir a un gobernador?
RR: Sí y no es la primera vez que pasa. Ene se sentido la policía bonaerense y otras policías provinciales y fuerzas federales tienen en Argentina, por un lado, a la recaudación como sistema de sobrevivencia y por otro lado por sus funciones específicas, tienen el unívoco poder de graduar la llamada sensación térmica de seguridad. Por lo general, históricamente, cuando han tenido algún encono, alguna animosidad, o alguna diferencia hacia el poder político de turno, han implementado toda una serie de situaciones cuyo mensaje sería “sin nosotros ustedes están perdidos”. Retrotrayéndonos en el tiempo, por ejemplo diez años atrás, cuando fue obligado a renunciar un viceministro de seguridad, el Dr. Lufrano, abogado sacapresos, que en un momento le salta la ficha que había defendido al pistolero Luis Valor, se produjo un encono similar, y en se momento se decide organizar una escalada violenta que consistía en asaltos a bancos, entre ellos hay uno que se les escapa de las manos que es el asalto al banco Nación de Ramallo… En ese sentido, no es la primera vez que hacen este tipo de cosas, sí es la primera vez que lo hacen contra una administración política que curiosamente hasta ahora les han dado todo lo que le podían dar…

MHG: ¿Cómo debiese comportarse un gobernador para poder manejar su policía?... Por tu narración pareciese que un sector de la policía maneja un gobierno… ¿esto está amparado por el manejo de las cajas y la recaudación?
RR: Desde luego. En ese sentido, en las condiciones actuales después de haber sido tan permisivos con esta fuerza, intentar dominarla… es bastante difícil. Supongo que por eso el ministro Stornelli recurrió a la Justicia. En ese sentido de por sí es raro que el jefe político de una fuerza policial haga una denuncia contra esa misma fuerza policial en vez de purgarla… Por otro lado esta situación hecha por tierra toda una política gubernamental que en consonancia con ciertos sectores de la sociedad ha utilizado el terma de la inseguridad como su bandera más preciada. En este sentido siempre a mí particularmente me pareció raro casi surrealista, que se hablara de inseguridad soslayando el tema de la corrupción policial. Ya que tocar ese tema de tal modo es como hablar del sexo de los ángeles. En ese sentido en una sociedad profundamente conmovida y profundamente impulsada a estar conmovida por una serie de hechos violentos con los cuales se efectuaba lo que llamo, de alguno modo la construcción del miedo, con una política en la cual se demonizó a los delincuentes menores de edad, con una política que consistió en instalar el discurso que se debía bajar la edad de imputabilidad de los menores… ahora, de algún modo, todo eso da una especie de giro bastante notable en el sentido de que la denuncia de Stornelli, sea razonable o no, instala el hecho de que detrás de la violencia urbana hay una situación muy compleja y avistada por algunos sectores que visten uniformes…

MHG: Este sistema de recaudación al que hace referencia, que no es patrimonio exclusivo de la bonaerense ¿se gesta en la dictadura, después de ella o está en la esencia misma de esta fuerza?
RR: La recaudación existe desde tiempos inmemoriales. Solo que hasta la década del 70 se recaudaba con contravenciones, con el juego o la prostitución. Desde la dictadura militar a las cajas tradicionales a las cuales en la jerga policial se las llama “históricas”, se le añaden delitos más pesados, en algunos casos aberrantes, como el secuestro extorsivo de personas. En la década del ´90, al menos en la provincia de Buenos Aires, toda esa actividad recaudatoria a través del jefe que se llamaba Pedro Anastasio Klodczyk pasa a tomar un sesgo absolutamente empresarial…

MHG: ¿Está metido el narcotráfico dentro de la bonaerense?
RR: Absolutamente, también lo está la piratería del asfalto, el tema de los automotores, asaltos… todo los delitos contemplados por el Código Penal…

MHG: A su entender ¿qué pasó con Julio López?
RR: Es uno de los grandes temas que tiene que ver con una de las grandes deudas que tiene la democracia con la sociedad, que es la no democratización de las fuerzas de seguridad. En ese sentido todo indica que Julio López fue desaparecido, esa es la palabra exacta, por algún grupo ya sea retirado o en actividad vinculado tanto a la policía bonaerense como a los sectores que pertenecieron a ella durante la dictadura…

MHG: ¿Está preparando un nuevo libro?
RR: Estoy preparando un libro que no tiene que ver exactamente con este tema. Tiene que ver con el triple crimen de General Rodríguez, el tema de la efedrina…

MHG: No tiene que ver, pero de alguna manera es más de lo mismo…
RR: Desde luego… como diría Borges, en la historia de la Humanidad no hay más que tres o cuatro metáforas… y de algún modo la policía boanerense, en Argentina, es una de ellas...

***Nació en La Paz (Bolivia) en 1957
-Trabajó en las revistas El Porteño, Página/30, Noticias, Pistas, Tres Puntos, Gente y TXT. Y en los diarios Sur, Página/12 y Ámbito Financiero. Colaboró en el diario La Prensa y en las revistas First, Delitos & Castigos, El Tajo, Cerdos & Peces, Geografía Universal, Rolling Stone y Le Monde Diplomatique.
-Fue corresponsal de las revistas Proceso (México) y Número (Colombia), La Mano, Hombre y Caras y Caretas.
-Es autor de los libros: - Robo y falsificación de obras de arte en Argentina,
-La Bonaerense- Historia criminal de la policía de la prov. de Buenos Aires (junto a Carlos Dutil)
-La secta del gatillo
-Historias a Pura sangre (Recopilación de artículos de Caras y Caretas)
- En televisión trabajó como investigador de El otro lado (ATC, 1993), fue columnista de Unidos y Dominados (América, 2000), del Noticiero de Canal 7 (2000), de Telefé Noticias (2004-2004) y uno de los conductores de Historias del Crimen (Telefé, 2003).



19/12/2009