“Argentina… ideológicamente no está en ningún lado”
Dr. Guillermo O Donnell: -Abogado- Dr. en Ciencias políticas
Libros: - Modernización y Autoritarismo, (1972)
El Estado Burocrático Autoritario, (1982)
Democracia macro y micro, (1982)
Transiciones desde un gobierno autoritario, (coeditado, 1988)
Contrapuntos: ensayos escogidos sobre autoritarismo y democratización, (1997)
Pobreza y desigualdad en América Latina, (coeditado, 1999)
La (in)efectividad de la ley y la exclusión en América Latina, (coeditado, 2001)
-Disonancias. Críticas democráticas
-Catacumbas
- Estado y democracia, el que será –asegura su último libro

MHG: Usted manifiesta que uno de los problemas que tenemos para que la democracia sirva es que debemos tener un Estado que sirva. ¿Cuál es el Estado que sirve para que una democracia funcione?
GO: Los ciudadanos tenemos un derecho irrenunciable a un buen Estado. Un Estado que sancione e implemente los derechos políticos, civiles y sociales que vienen junto con la condición de ciudadano. No sólo un Estado que posee la voluntad y el compromiso de hacerlo, sino un Estado que se capacita para hacerlo, un Estado que funciona de manera ordenada, que tiene una carrera de servicio civil al cual se entra competitivamente, que se recapacita y donde los funcionarios van adquiriendo la identidad de ser verdaderos servidores públicos. Sin un Estado de ese tipo la democracia queda flotando en un ambiente social y político muy, muy tenue. Y está siendo, como sucede en Argentina actualmente, coartada una y otra vez de hecho por estas falencias. Por eso no hay una democracia que funcione razonablemente sin un Estado que también funcione razonablemente… El problema de la democracia no es sólo del régimen político sino también de construir junto a la democracia un Estado adecuado para eso… De esto estamos lejos…

MHG: No sólo estamos lejos sino que nos vamos alejando cada vez más de ese espíritu democrático del año 1983, el cual pareciera que se diluye… Cada día hay ciudadanos juntando enojos, alejados de la cultura democrática… ¿usted lo ve así?
GO: Coincido totalmente… Sucede que realmente hay una tremendo desaliento ante esa enorme distancia de nosotros, los ciudadanos, de un Estado que cuando aparece se muestra como hostil, corrupto, agresivo, en vez de aparecer como un amigable, para servir-nos… Esta distancia provoca enojo, fastidio, y sobre todo y lo que es muy grave, desaliento… Uno prueba una vez, prueba otra vez, no se logra nada… y se produce la privatización. Y en esa privatización hay poderes corruptos, clientelistas del Estado que les conviene esa privacidad: prefieren estar solos y actuar por su cuenta a que haya participación, o voces que demanden y articulen., es una democracia vaciada...

MHG: Yendo a un tema puntual: el pasado 28 de junio hubo elecciones, Kirchner fue un claro perdedor dado que él hablaba de confrontar modelos, su modelo perdió. Ahora bien, la oposición pasó a ser espectadora, después de ganar se diluyó…
GO: Esta elección tuvo una característica especial: los partidos que tienden al kirchnerismo perdieron. Lo que me preocupa es que no hubo ni hay una oposición. Hubo y hay oposiciones que emprenden el desafío de coordinarse para producir decisiones y programas que trasladen ese resultado electoral en el ámbito natural que es el Congreso Nacional. Ahora realmente aunque por cierto algunos desempeños de la oposición no han sido muy felices, es injusto cobrarle ya esto, porque pesó sobre ellos las consecuencias de este arbitrario adelantamiento de las elecciones que ha generado estos meses que son una verdadera travesía del desierto… con un Congreso que ya no refleja la opinión pública pero que tiene legalmente la posibilidad de tomar decisiones que ignora la recomposición electoral. El país entero está inmerso en este extraño interludio hasta diciembre. Yo realizaría una mirada severa a dos cuestiones: una es cómo se está preparando la oposición para después de diciembre y qué es lo que hace rápidamente después de esa fecha. Me parece que es un juicio un poco demasiado severo cobrarle que no sean hoy las oposiciones que podrían llegar a ser…

MHG: En una conversación anterior usted nos decía que esta es una democracia de espectadores, votamos y nos quedamos ahí. Por eso me parecía que la figura de la oposición de espectadores se adecuaba a esta instancia…
GO: Creo que ni aun las mejores oposiciones podrían hacer mucho en una época en la cual están privadas de los instrumentos institucionales propias para ejercer los poderes que surgen de un resultado electoral. Esta es una situación extraordinaria… Yo no tengo noticias en el mundo de otra situación similar en la cual se genera un interludio de esta naturaleza, de seis meses antes que otro poder asuma... es una irregularidad gravísima…

MHG: Otra irregularidad manifiesta es que el vicepresidente de la nación concite la oposición… ¿Existe en otra parte del mundo?
GO: Es admirable la capacidad que tenemos de generar hechos insólitos, que van más allá de cualquier perverso enemigo de la democracia…

MHG: Cobos debería renunciar y ser oposición en serio…
GO: Todo depende de cómo se define ese papel. Me imagino que para el Sr. Cobos la situación debe ser al menos muy incómoda…

MHG: El Dr. Andrés Cisneros nos manifestaba que en América Latina hay una especie de guerra civil ideológica, de un lado Chávez, Correa, Morales, por el otro lado Lula, Bachelet, Tabaré… ¿cuál es su visión?
GO: Creo que hay varios campos. Uno de ellos es la línea Chávez, Morales, Correa, Ortega. Es una línea de extremo populismo decisionista con un discurso ideológico muy confuso, es un estatismo desenfrenado que tiene muy poco de socialismo. Hay democracias como la de Brasil, Chile, Uruguay, Costa Rica, países que funcionan dentro de los cánones bastante normales de una democracia representativa, donde gobiernan partidos de centroizquierda, lo que no garantiza que lo sigan haciendo. Tienen una política socialmente progresista articulada con el Estado pero no estatista. Y tenemos países como Argentina que ideológicamente no está en ningún lado. El kirchnerismo está en ningún lado. Por ejemplo: Si bien hay ciertos gestos de estatismo invasor no acompaña para nada el discurso o las llamadas metas socialistas de Chávez. Y por otra parte no se alinea en los casos de democracia representativa. Estamos flotando no en el medio de estas posiciones, sino más allá con características muy propias e hibridas…

MHG: Volviendo al interregno entre el Congreso que se va y el que está por venir, ¿considera que debería esperar el tratamiento de la ley de medios de difusión audiovisuales?
GO: Creo que hay que hacer un esfuerzo enorme para que esta ley no sea tratada hoy sino por el nuevo Congreso a partir de diciembre. Son estas situaciones que produce el Poder Ejecutivo que se sitúan dentro del margen de lo legal pero mucho más allá de lo ético y lo profesional. Lo mismo sucedió con las llamadas candidaturas testimoniales. No era ilegal, pero era profundamente violador de una ética básica de cómo funciona una democracia. El hecho de introducir una ley tan importante como la de medios de comunicación audiovisuales, no está en lo ilegal, pero está muy afuera de cómo funciona una democracia representativa. Esto es muy grave…

MHG: ¿Cómo cree podríamos encaminar esta situación?
GO: Es una tarea democrática fundamental que depende no sólo de las oposiciones políticas, sino de todos nosotros… de los medios de comunicación., de los académicos, de las ONG, de las organizaciones sociales… Tenemos la obligación de plantarnos y demandar un funcionamiento adecuado de la democracia y del Estado. Y en todos los planos, no sólo en los grandes escenarios de la política, sino en los ámbitos donde deben hacerse valer esas demandas…Pero estamos muy desperdigados, muy desalentados y realmente tenemos que encontrar fuerzas y motivación para emprender esta tarea que va a ser larga y ardua…


15/09/2009