La Unión Industrial Argentina quiere un plan.. pero tiene un plan...
Dr. Ignacio de Mendiguren: - Secretario de la UIA
- Ministro de la Producción en el gobierno de Duhalde

MHG: ¿Qué evaluación realiza sobre el impacto de la gripe A en el desenvolvimiento económico de nuestro país en medio de un contexto recesivo?
JdM: Con respecto a la gripe nuestra preocupación es mucha. En la última reunión del Comité Ejecutivo de la UIA, fue uno de los temas más importantes de análisis. Lo primero que hicimos fue ver experiencias similares en Méjico y la Unión Europea. Y la verdad que si no se toman las medidas a tiempo los perjuicios económicos son importantes, aunque no sean por supuesto los más importantes. Pero yendo a posperjuicios económicos en Méjico llegaron a cerrar toda la actividad industrial y comercial por más de ocho días. Con respecto a las medidas a tomar, analizamos los diagnósticos de los centros asistenciales gremiales y privados, los cuales estaban casi colapsados. Decidimos primero imprimir un instructivo, asesorados por los más altos especialistas en inmunología para que todas las empresas nuestras tuvieran semanalmente un nivel de información sobre cómo prevenir y detectar la enfermedad y cómo trabajar hasta que se termine el riesgo. Y lo segundo que hicimos, de acuerdo al tamaño de las empresas, en aquellas que tienen departamento médico se recomendó hacer toda la prevención y toda la atención, atenderlos nosotros mismos dentro de la fábrica, para evitar que haya que trasladar al enfermo. También hemos implementado, al igual que lo hizo Europa en el caso de la gripe aviar, es instalar Comités de Crisis dentro de cada fábrica con la gente de Recursos Humanos donde se permiten flexibilizar las condiciones de trabajo permitiendo que aquellas personas que tienen que atender un hijo, las mujeres embarazadas, se los pueda reemplazar en forma flexible, y permitirles que no asistan al trabajo afectando lo menos posible la producción. Esto es un poco lo que podemos hacer, lo cual considero que es mucho porque una fábrica es un lugar en el cual se junta mucha gente, poder dar allí un servicio inmediato es muy importante…

MHG: Hace un par de semanas atrás estuvo usted junto a otros integrantes de la cúpula de la UIA en Estados Unidos ¿cuál es la mirada que tienen los distintos sectores con los cuales estuvieron reunidos sobre el andar económico de nuestro país?
JdM: Nosotros fuimos a Estados Unidos por tres razones. Primero fuimos invitados por nuestros pares, los miembros de la central de industriales americanos, lo cual fue el motivo central. También quisimos aprovechar para tener una reunión con funcionarios claves del gobierno de Obama quien ha generado una expectativa favorable en países como Argentina. Y el tercer motivo fue una visita a los organismos multilaterales de crédito, el sector financiero privado de Estados Unidos, atento al escenario post crisis mundial en el cual nosotros creemos que nuestro país puede tener un rol muy importante en el mismo, o mejor de lo que era antes de la crisis, porque nosotros creemos que esta crisis mundial va a dejar mejor parado a los países que generan riquezas y no tanto a los que generan derivados financieros. En ese país que se ha producido un cambio muy grande, la mitad del mundo que antes no comercializaba, que no tenía relación con Estados Unidos, hoy lo está haciendo con la administración Obama. El gobierno norteamericano por la crisis mundial ha tenido que hacer cosas que uno nunca hubiera soñado, como administrar bancos, empresas de seguros, automotrices… hay una relación entre el sector público y privado muy fuerte en Estados Unidos. Con respecto a otros países así como en la década del 70 esta relación era muy rígida, o eran amigos o enemigos, hoy a partir de esta administración se habla con todos, incluso se está reintentando recomponer relaciones con Cuba. Estados Unidos nos hace la siguiente reflexión: “piensen ustedes en qué les sirve este nuevo Estados Unidos”. Hay una diferencia muy grande con la anterior administración. Hoy Estados Unidos es una oportunidad para Latinoamérica que siempre era culturalmente antinorteamericana. Hoy hay una oportunidad porque Estados Unidos ha cambiado 180º su visión. La relación ya se ha intensificado con Brasil, con Chile, con Perú… creo que nosotros también tendríamos que aprovecharla…

MHG: Las últimas elecciones legislativas en nuestro país fueron una derrota para el gobierno tal como lo planteó Kirchner. ¿Esto permitirá encontrar más puntos de coincidencia en la acción como para transcurrir estos dos años que faltan?
JdM.: Yo tengo esperanzas. Primero porque nosotros no le dimos a estas elecciones el dramatismo que el gobierno sí le dio. Estas son elecciones de medio término, en Brasil Lula gobierna sin mayoría parlamentaria, sin embargo no hay problemas. Creemos que si en algo ha fallado el gobierno en la periodo previo a las elecciones es en la falta de diálogo, de consenso, hubo un excesivo nivel de confrontación con diversos sectores. Creemos que una buen lectura de los resultados de esta elección legislativa, lo primero es que pone sobre la mesa es la imprescindible necesidad de diálogo y de consenso. Argentina no da para ninguna confrontación más… yo lo vengo diciendo desde finales del año pasado… esperemos que ese diálogo nos encuentre llámese en el Consejo Económico Social, o donde sea, a los sectores del campo, de la industria, de los servicios con el sector político y los sectores sindicales buscando consenso. La oportunidad está porque le puedo asegurar que todos estos sectores que acabo de nombrar no apuestan a la crisis, o les viene bien el empeoramiento de la situación…

MHG: Ahora bien, la realidad es una ¿Cómo la están viendo ustedes? ¿Los costos aumentaron?
JdM: Los costos sí aumentaron. El año pasado esta situación me trajo un disgusto muy grande porque yo decía que los costos de nuestro sector se habían incrementado en un 25%, esto generó casi un quiebre en la UIA, porque algunos empresarios de la entidad decían que no, que la inflación era la del INDEC… esto trajo problemas internos en la UIA. Yo fui ministro de la producción del gobierno de Duhalde en el año 2002, cuando explotó la convertibilidad, nos tuvimos que hacer cargo de un país al borde del incendio, ahí sí se tomaron las grandes medidas básicas de un modelo. En ese momento se discutía si íbamos hacia una dolarización de la economía o íbamos hacia un modelo que pudiera permitir el desarrollo y el crecimiento a través de la flotación del tipo de cambio, a través de la recuperación de la moneda nacional y la política monetaria nacional que era la desdolarización de la economía. Esto permitió que Argentina tuviera un período 2002-2007, hasta principios de 2007, de un enorme crecimiento de la economía, del agro, de la industria, la minería, la pesca, el turismo, el software…. A partir del año 2007 no se tomó ninguna otra medida, empezamos a convivir nuevamente con inflación, con altas tasas de interés. Todo esto ha generado falta de inversión lo que a su vez volvió a generar un proceso inflacionario, comenzaron a ser las cifras del INDEC no reales… Luego vino la crisis del campo, innecesaria, que se profundizó a extremos que paralizó a Argentina, teníamos esperanza que de todo esto se obtuviera una experiencia… Si usted me pregunta si sigo siendo optimista, el discurso de la Presidenta a los dos días de las elecciones no nos gustó… vimos que no se habían leído bien los resultados y que esta oportunidad no se podía aprovechar como se podría haber hecho…

MHG: Empresas como Techint, YPF Repsol, dicen lo mismo, ven un panorama sombrío para la economía argentina, dado que no ven reacción desde la política…
JdM: nosotros decíamos que lo peor que podía suceder era que después de las elecciones legislativas, comenzáramos a pensar en las presidenciales del 2011… esto sería terrible… Venimos de un proceso electoral de varios meses donde se descuidó el día a día, el manejo de la economía, el manejo del plan económico… Entonces uno piensa que terminada la elección, todas las fuerzas y energías deben ponerse a corregir las cosas que son muchas. La recesión es grande, la sequía del campo ha provocado perjuicios adicionales, hay medidas que son impostergables tomar… Para nosotros era un beneficio de todos ir a esa mesa de diálogo y concertación, hasta ahora no fue convocada. Hasta ahora lo que mas se ve es que se prioriza el escenario político post electoral y no el de la economía real…

MHG: ¿Cuánto aumentó el precio en pesos de los insumos industriales con respecto al dólar?
JdM: Sucede que el dólar al estar quieto hace mucho tiempo… si bien este año ha tenido algo de cambio en su paridad, y haber tenido una inflación reales del orden de 20% anual aproximadamente, es lógico que se haya erosionado la competitividad del tipo de cambio…

MHG: ¿Seguimos teniendo un tipo de cambio real no competitivo?
JdM: Ha perdido competitividad… pero ahora bien también caer en que la UIA quiere una devaluación: eso no es cierto… Y quiero desmentir esto categóricamente. Una devaluación, una modificación del tipo de cambio, si no se hace dentro de un plan económico, no resuelve las cosas, sino sería muy fácil… cada vez que hay un problema se toca el tipo de cambio y listo ¡No es así! La modificación del tipo de cambio es una de las variables económicas junto con la inflación, la tasa de interés, el empleo, el poder adquisitivo del salario… Lo que no se está haciendo desde hace mucho tiempo es manejar esto dentro de un plan económico. Si se pretende que la salida sea sólo a través del tipo de cambio, creo que eso podría ayudar al gobierno nacional para licuar sus gastos fijos, los salarios del sector público…pero que no se quiera culpar por esto al sector privado porque no es así…

MHG: Esto aclara una postura que en algún momento tuvo el presidente de la UIA con respecto al pedido de devaluación: la Unión Industrial no la está pidiendo…
JdM: Exactamente. Le digo más lo que decimos con claridad es que necesitamos un plan económico donde el tipo de cambio es uno de los factores…

MHG: A propósito de plan económico, usted fue el coordinador de esas cincuenta carillas denominadas “Diagnóstico y propuestas de la UIA para el contexto actual” ¿es un esbozo de plan económico?
JdM: Es una visión nuestra que queremos poner en la mesa del Consejo Económico Social, si es que se convoca. Es una propuesta de cómo creemos que Argentina puede tener un sendero de crecimiento el cual hay que ordenar, que incluya todos los sectores, campo, industria, servicios. .. con consenso. En el año 2004 escribí con el Dr. Aldo Ferrer un documento extenso denominado “El nuevo pacto entre el campo y la industria”. Se lo presentamos al ministro Lavagna, dábamos una visión en donde demostrábamos que el conflicto entre el agro y la industria fue una de las principales causas de la frustración argentina y fue una de las principales causas que en muchos casos llegó hasta rupturas institucionales. Nosotros proponemos una serie de medidas en donde se manifiesta que debe haber un plan, donde no es solo el agro y la industria… hoy la Argentina es demasiado grande para vivir sólo del campo y hoy en Argentina es imposible que desarrolle su sector manufacturero sin las divisas del campo. Nunca estuvieron ambos sectores tan relacionados… Aparte es muy difícil decir donde termina el campo y empieza la industria… ¿Un tambo que es? ¿Es campo o es industria?... Esta es una nueva visión de ver las cosas. También se las llevé en el año 2005 al entonces presidente Kirchner, en una charla en privado que tuve con él…

MHG: Usted nos está planteando algo que habla de un buen dirigente con responsabilidad… pero al mismo tiempo uno lee en los diarios que el jefe de gabinete, haciendo uso de los superpoderes, quitó mil millones del presupuesto nacional destinados al ministerio de la producción, para ir a socorrer el tema de la gripe A. Seguimos con los manotazos, no hay un plan, una propuesta consensuada…
JdM: Así es… Por eso queremos que los superpoderes no continúen, que las elecciones hagan cambiar eso. Ahora bien ¿cuál es nuestra obligación como gente de empresa? Que tengamos propuestas. Yo soy optimista de verdad, vengo desde Estados Unidos, estuve en España hace dos meses… y uno ve la complejidad de la crisis en esos países… Por primera vez en los países emergentes como el nuestro, Brasil, Perú, estamos en mejores condiciones que los países centrales… Y esto no es por magia, todos aprendieron a cuidar las cuentas públicas, los precios internacionales favorecieron a toda la región. Lo que Argentina produce son productos de primera necesidad como alimentos, hoy nosotros con el eje Asia Pacifico tenemos una relación de comercio importante. Países como China e India siguen creciendo, son a los que menos les afectó la crisis mundial, tienen el 40% de la población mundial, y China tiene sólo el 10% de su territorio cultivable; todo esto hace ser optimista en esta crisis tan violenta…

MHG: China e India han incrementado su consumo de carnes, llegan hasta 50 kgr. anual por persona , mas de cerdo que de vaca… pero mientras tanto nosotros miramos para otro lado a la hora de reforzar nuestro stock ganadero…
JdM: Es así. Nuestro problema es interno, hacia afuera el panorama nos es favorable ¡esto no le pasa a la mayoría de los países desarrollados del mundo! Está en nosotros dejar para atrás los conflictos, que haya un mesa que se convoque al campo, al industria, donde la agenda de esa mesa incluya temas de cómo hacer que el campo pase a las 130 millones de toneladas, no ha discutir nuevamente la resolución 125… Yo voy a reunirme con Eduardo Buzzi de Federación Agraria, con el resto de la dirigencia del campo, queremos compartir estas iniciativas. Por supuesto que luego quien tiene que convocar es el gobierno nacional… mientras tanto no podemos quedarnos a esperar que con convoquen… debemos empezar a buscar los consensos entre los diferentes sectores…


04/07/2009