“Haría un convenio en Santa Fe con el justicialismo, el radicalismo, el ari y todos los partidos, a veinte años, para revolucionar la educación. Esto es lo que nos va a diferenciar…”
Dra. Alicia Ciciliani: - Viceministra de Trabajo de la provincia de Santa Fe
- Candidata diputada nacional por el Frente Progresista Cívico y Social

MHG: De tu trabajo en la provincia ¿Qué te ha impactado más de todo lo que has visto y que te gustaría cambiar?
AC: Me impacta el trabajo de los peones golondrinas que trabajan a la vera del río Paraná, ellos se denominan los obreros del surco, están en la cosecha de la batata, del algodón, en al caña de azúcar, en los ingenios, luego van a la cosecha de la frutilla de Coronda.. Son miles… Residen algunos en Santa Fe, otros vienen del Chaco… Hay una masa de trabajadores muy importante que quieren trabajar… Uno recorre las fincas, ve la precariedad, y habla con los pequeños productores, gente muy emprendedora, hacen frutihorticultura… hay en esto una maraña de legislación y aspectos económicos que no encajan entre sí… Se podría hacer mucho para mejorar la vida y la productividad… se trata de una forma de agricultura familiar de mano de obra intensiva que me parece clave para fomentar empleo en este momento. Me parece un sector estratégico en el cual tenemos mucha posibilidad de crear nuevos empleos, nuevos productos, ya que son productos que no solo demanda el mercado interno sino el externo… Todo este sector es algo marginal que el Estado no mira… Me voy a dedicar mucho a este sector…

MHG: ¿Qué soluciones se te ocurre para solucionar este problema y reconvertir a este sector?
AC: Por estos días estuvo presente el ministro de Agricultura de el Estado de Paraná, Brasil. Allí hace más 10 años están trabajando en un programa de agroindustria familiar con un Estado presente, no produciendo, sino interviniendo, regulando y apoyando al sector. Este es el Estado que necesitamos. Él nos mostraba como ayudan a mejorar la calidad de los productos y a la comercialización… Estuvo durante dos días trabajando con distintos sectores… Creo que desde allí vamos a dar un paso muy importante… Me comprometí a trabajar en la Comisión Nacional de Trabajo Agrario con la gente de UATRE quienes conocen a la perfección la problemática… Percibí que la inspección del trabajo es muy importante.. pero eso sólo no alcanza… hay que revisar alguna legislación o alguna normativa conjuntamente con la Afip para mejorar la situación de los trabajadores… A veces se mal dice: ¡”son vagos, no quieren trabajar”! y sabemos bien que hay algunas condiciones de trabajo que no pueden atraer a nadie… Hay que mejorar las condiciones para que los jóvenes se entusiasmen y tengan ganas de trabajar…

MHG: Creo que para eso es necesario trabajar en la formación de estos jóvenes…
AC: Hay una carencia muy grande en formación… Como el nombre de tu programa, yo haría un convenio en Santa Fe con el justicialismo, el radicalismo, el ari y todos los partidos, a veinte años, para revolucionar la educación. Esto es lo que nos va a diferenciar. Y estoy convencida que no es un problema de dinero, es un problema de planes, de proyecto de saber a donde vamos… Con un curso de capacitación en formación no se puede solucionar una baja calidad educativa en educación básica… Por ejemplo en los cursos de albañil, no saben calcular, les cuesta horrores calcular superficie, cantidad de materiales… Tienen una matemática básica, débil... En un curso de capacitación eso no se puede suplir… Si nosotros tuviéramos una educación básica de calidad desde los 3 años, para dar igualdad de oportunidad, a todos los chicos, desde Gato Colorado al sur de Santa Fe, con una escuela pública y una privada complementaria, ambas de mucha calidad, ahí empezamos el verdadero cambio. Creo que la dirigencia santafesina está madura para eso. Tengo mucha esperanza… El plan sería sin importar quien sea el gobernador, pero que lo sigamos, porque si cambiamos cada cuatro u ocho años ahí se rompe el acuerdo…

MHG: ¿Creés que la dirigencia política está conciente de esto?
AC: Creo que sí. Faltaría lograr los consensos. Estamos haciendo un ejercicio para ello. Yo trabajé muy activamente cuando elevamos al gobierno de la nación los 10 puntos para solucionar el conflicto con el campo… eso fue un ejercicio muy interesante… Pienso que todavía la clase política, y no hago diferencia en partidos, miden las conveniencias políticas… esto me conviene, si con tal actitud se beneficia mi contrincante… Esto está en la cultura de la dirigencia… pero ha medida que avanzábamos en las reuniones, en la última de ellas donde discutimos si aceptábamos o no el fondo de la soja, vino el justicialismo, y vi como evolucionaban las conversaciones… Las primeras ponencias eran para diferenciarse uno de otros, pero a medida que iba avanzando el diálogo se pudieron acercar las posiciones… Participar de la redacción de un documento único en el cual participó la Bolsa de Comercio, Ate, CTA y toda la dirigencia, fue un ejercicio muy interesante y de ahí surgió un acuerdo básico…

MHG: Si se logran esos acuerdos ¿Qué pasa después? ¿Por qué llegamos a situaciones tan vacías de contenido, tan agresivas como se ha visto en nuestra provincia y principalmente en la provincia de Buenos Aires? ¿Por qué la coincidencia dura tan poco?
AC: porque se discute poder. No se discuten proyectos… Creo que la política no en vano se alejó de la gente. Tenemos que dejar de creernos el ombligo del mundo y discutir poder. Por ejemplo no me parece bien que en la agenda de estas elecciones legislativas, se coloquen las elecciones presidenciales del 2011… Todo el mundo sabe que quien gana una elección está mejor posicionada para ala siguiente… pero hoy se discuten legisladores, vayamos a elegirlos para jerarquizar el Congreso de la Nación para que recupere el rol que debe tener en toda democracia… me parece que en Santa Fe están dadas las condiciones la margen de los chisporroteos altisonantes, creo que estamos discutiendo políticas, proyectos… Creo que en Santa Fe estamos construyendo un modelo distinto… Lo otro es discutir poder por el poder mismo y desprecio a los partidos políticos. No se respetan los partidos, aparecen los candidatos absolutamente mediatizados…

MHG: Días atrás conversaba con el senador Giustiniani y le consultaba el por qué de la existencia de los frentes, de las coaliciones. El manifestaba que es la forma moderna de hacer política. Particularmente tengo mis dudas… hay democracias consolidadas como Estados Unidos que mantiene partidos políticos bien diferenciados… en una realidad de país donde la gente joven, -no es el caso del socialismo que ha trabajado mucho con ellos- , pero en general hay mucho alejamiento o clientelismo, dicen “ me salvo porque consigo un trabajito en la política”… ¿por donde empezamos el cambio?
AC: Coincido en la necesidad de fortalecer a los partidos políticos. Las estrategias de alianzas o frentes de partidos me parece necesaria para llegar acuerdos básicos de los que hablábamos al inicio de la conversación. Creo que después del rotundo fracaso de la Alianza se puede aprender todo lo que no hay que hacer, nunca hay que aliarse para discutir espacios de poder porque se termina despezando el gobierno, se divide en porciones y así terminó. Cada uno terminó tirando para un lado sin tener la visión de conjunto… Yo particularmente en le ministerio de Trabajo me relaciono con el Dr. Carlos Rodríguez que viene de organismos internacionales y no viene de ninguno de los partidos que componen el Frente Progresista; trabajo con radicales, con gente del ari, del PDP y realmente hay un proyecto… jamás se dirimen partidos ni porciones de poder… nunca se anteponen ninguna de estas cuestiones…

MHG: Eso se antepone en el momento electoral…
AC: Sí. Cuando se conforman las listas obviamente si el primero de la lista a senadores es socialista, el primero de la lista de diputados la encabeza el radicalismo, esos son acuerdos básicos de respeto, que hacen a la convivencia… Ante estas elecciones legislativas, hace que la gente pregunte por todo… si voy a un pueblo me preguntan de donde vengo, que hice… esto me llena de esperanza, a hace dos años esto era impensado… Esto me llena de esperanza, la gente mira, se moviliza, pregunta quienes son los integrantes de las listas, qué hicieron antes…

MHG: ¿Por qué le asusta la palabra poder?
AC: No me asusta la palabra poder. Si me asusta le poder en una sola persona, sin proyecto. Eso es un poder que no sirve para transformar la realidad. Me gusta cuando el poder lo tiene la gente en la participación, en el voto, cuando delega el poder en un proyecto. No desdeño a los liderazgos, son necesarios, pero sí que forma de líder. Yo necesito un líder hoy que tenga vocación de servicio, que no se crea el ombligo del mundo y que respete y reconozca al otro… Este tipo de liderazgo son muy pocos. El liderazgo que ejerce el kirchenrismo es un liderazgo que en un momento sirvió en Argentina… pero hoy, cuando ese líder no reconoce absolutamente a ningún otro, esta solo en el poder en forma autoritaria, no me gusta…

MHG. ¿Ustedes, me refiero al socialismo, al principio creyeron en el kirchenrismo?
AC: Sí. Nos sentimos con predisposición hacia el kirchenrismo cuando vimos que el país encontraba un rumbo. Empezábamos a ver mejoras en la producción, en el trabajo. Creíamos que era una posibilidad el mejoramiento de la vida de muchos argentinos. Sierpe marcamos nuestras diferencias en un arco de respeto. No coincidimos en la forma de liderazgo, no es nuestra forma, pero nunca nos sumamos.

MHG: ¿Qué tipo de acuerdos piensa lograr en el Congreso de la Nación?
AC: Me parece fundamental trabajar en reforzar la región Centro. Esto nos daría un espacio más amplio para discutir las políticas que esta región necesita: la coparticipación y los problemas del sector agropecuario, que haya un plan agropecuario, que haya un Consejo Federal ampliado…




16/06/2009