"Estamos en una especie de callejón sin salida…”
Dr. Roberto Cortés Conde: - Abogado, Sociólogo/Académico Nacional de Historia desde 1986/Académico correspondiente de la Real Academia de Historia de España, 1988 ***

MHG: ¿Por qué la crisis económica mundial sigue avanzando a pesar de la inyección de dinero en bancos y mercados que se hacen en Estados Unidos, en Asia, en Europa?
RCC: La situación es muy, muy complicada, porque hay objetivos contradictorios en las políticas que se están tomando y por razones reales y no porque la gente se equivoca. Es decir, por un lado, hablando de Estados Unidos donde está el centro de la acción para tratar de paliar la crisis, la Reserva Federal ha inyectado una cantidad enorme de dinero en el mercado, ha aumentado sus activos al doble y por otro lado el Tesoro norteamericano se ha endeudado muchísimo, hay un déficit muy grande. Uno debiera esperar que dada la cantidad de dinero que está en el mercado los precios empezaran a subir y esta tendencia a la declinación de precios que tienen que ver con la caída de la demanda que lleva a esta situación recesiva, empezara a darse vuelta. Esto no ha pasado, y no ha pasado por lo siguiente: porque si bien hay una brutal entrada de dinero en el mercado, los bancos y la gente la guarda y no la gasta. No hay crédito, la gente no sale a gastar… ¿por qué no lo hacen? Por incertidumbre, por inseguridad. Los bancos, a los que el gobierno de los Estados Unidos les ha dado una enorme cantidad de plata, la guardan. Obama les está pidiendo que la presten. Los bancos la guardan porque se quieren preservar ante posibles pérdidas. El problema que tienen los bancos es que si tenían en sus activos créditos por una cantidad de “x” pesos, y ahora esos créditos no valen porque a las empresas que le prestaron no pueden pagar, esas pérdidas deben asumirlas con capital propio. La inyección de dinero en estos momentos no sirve para volver el dinero al mercado sino para evitar las quiebras, para evitar una situación de absoluto desastre. Esto hace que se tome una actitud prudente, tanto para bancos como para una persona… una persona que no sabe si dentro de dos meses va a tener trabajo no va a salir a comprar un auto, por más crédito que le den, va a guardar la plata porque quizá la va a necesitar comer… Nadie sale corriendo a gastar…

MHG: Se generó una gran crisis internacional de desconfianza…
RCC: De desconfianza y de falta de dinero. Hay una gran contracción monetaria, lo que parece paradójico porque coincide con una gran inyección de dinero por parte de los bancos centrales… Es el fenómeno que se conoce como trampa de liquidez o paradoja del ahorro, y es cuando la gente guarda el dinero, y lo hace por incertidumbre, porque no sabe lo que va a pasar. Y los bancos hacen lo mismo. Uno de los problemas más serios y es una información que no se sabe en este momento, es cuán sanos son los bancos, cuánto valen sus activos. Los bancos pueden tener edificios, inmuebles, pero la mayor parte de sus activos son los créditos, el dinero que han prestado a las personas y que tienen como contrapartida un pagaré en el banco, esos pagarés son el activo del banco. Lo que se presta a las personas puede ser mínimo, pero hay miles de empresas que tienen la mayor parte de los activos de un banco. Si esas empresas, como se ha visto, su valor cae casi a cero, los activos de los bancos pueden valer casi cero… Por lo cual nadie sabe a esta altura realmente cual es el valor de los bancos, por eso han sufrido esa tremenda baja en los valores de las Bolsas del mundo. La valuación del Bank of America y del Citibank es ridícula. ¿Por qué? Porque nadie sabe el valor que tienen su activos. El Secretario del Tesoro de los EEUU, Henry Polson; habla de activos tóxicos, o sea nadie sabe cuán tóxicos son los activos de los bancos y que magnitud tienen. Se está hablando de hacer algo parecido a lo que hizo Suecia, el tema de los Bad Bank, los bancos malos… ¡con la cantidad de bancos y la magnitud que tiene este problema hace la situación completamente inmanejable…! Por lo tanto todas las medidas que se han tomado, las cuales son razonables, racionales, no necesariamente terminan con la enfermedad. Esto produce una cosa bastante importante, y es que antes de la llegada de Obama al gobierno de EEUU, todos esperaban que sucediera lo que pasó con Roosvelt en la crisis del ´30, que hubiera expectativas de cambio, optimismo. Que ocurriera como en aquel momento en que se tomaron medidas que revirtieron rápidamente la situación en el año 1933. ¿Por qué no ocurrió esto?. Primero hay que tener en cuenta que la crisis comienza en octubre de 1929, Franklin Roosevelt asume en marzo de 1933, tres años y varios meses después… En el ínterin habían ocurrido varias cosas, se había tocado fondo, habían quebrado en ese momento casi un cuarto de los bancos de Estados Unidos en tres crisis bancarias sucesivas. Es decir que cuando Roosevelt toma la medida de la devaluación del dólar para lograr una cierta inflación, la gente le cree, ya la situación de los bancos era mejor… cosa que no está sucediendo ahora…

MHG: O sea que el dinero que se está inyectando en los bancos funciona como encaje de los mismos, es como el caso de las empresas que tienen mucho stock pero no venden nada…
RCC: Pero se hace por prudencia. Si se han tenido pérdidas en sus activos por ejemplo del 50%, no saben realmente si no van a seguir teniéndolas… No sólo ya son los problemas de las hipotecas suprime, sino también que con la recesión empresas que antes eran sanas dejan de serlo, si las empresas no pueden pagar sus créditos, el banco tiene que compensar la pérdida con su propio capital…

MHG: ¿Cómo se recupera la confianza de los mercados?. Vemos que los mercados no responden a un líder como Obama, votado por la mayoría norteamericana… ¿a quien responde el mercado?
RCC: Es como cuando usted visita a un médico, a usted le preocupa su salud. A la gente le preocupa su plata, su trabajo, etc. Depende de que las medidas den resultados. Si el tratamiento que le da el médico da resultado, entonces le va creyendo al médico… Pero la gente lo que quiere es cuidar sus intereses, y si tiene no digo la certeza, pero si empieza a sentir que la situación puede parecerse a algo seguro, todo empieza a cambiar. Pero hay una contradicción más, entre lo que es un objetivo social, global, que es que los bancos presten dinero, que la gente gaste, que la gente compre, por que si no se compra el productor no vende, este no contrata trabajadores, y hay menos ingresos, es un círculo vicioso. Pero para hacer eso usted tiene un objetivo contradictorio que es el de la prudencia. Usted no empieza a gastar, a comprar la bicicleta, el automóvil, renovar la heladera sino sabe si usted va a poder comer dentro de tres días… La prudencia tanto de los bancos para prestar dinero para prevenir pérdidas subsiguientes, como la de la gente preocupada por su empleo, hace que no se gaste y no haya crédito…

MHG: ¿Fue un error “soltarle la mano” al Lehman Brothers?
RCC: Creo que sí. Yo me he dedicado a estudiar la historia económica, he analizado la crisis del ´30, hay distintas interpretaciones… Supongo que dentro de 30 años va a ver gente que estudie esta crisis y con más información se van a tener distintas visiones…

MHG: A propósito de la crisis del 30 ¿la actual , guarda relación con aquella?. El FMI declaró que esta es la peor crisis después de la segunda Guerra Mundial…
RCC: Tiene cosas parecidas, el período de expansión, la burbuja hipotecaria, las tasas de interés muy bajas, el endeudamiento, luego la explosión de la burbuja… Los fenómenos que yo le describía, de la prudencia de la gente, son fenómenos universales… aunque eso al final, no da resultados colectivamente… Las crisis en eso pueden ser parecidas. En otras cosas no. Primero, la actual tiene incluso una magnitud mayor con una ingeniería financiera todavía muchísimo más complicada. Existe otra diferencia: hasta el ´30 había, lo que nosotros tuvimos en la década de los 90, la convertibilidad. O sea un patrón donde todas las monedas estaban atadas a la cantidad de oro. Una vez que salieron del patrón oro, como cuando nosotros salimos de la convertibilidad, hubo una fuerte expansión monetaria y la gente creyó entonces que la situación se aliviaba y la expectativa fue mejor. De todos modos la crisis fuerte en Estados Unidos duró hasta el año 1933; en Argentina duró menos, hasta 1931; en Alemania duró hasta Hitler en el 1933; en Inglaterra hasta 1931; en Francia hasta 1936… Estados Unidos tuvo una recaída, la crisis de 1937, y el final-final de la crisis fue la segunda Guerra Mundial…

MHG: Los países, ¿cree que aplicarán en la actualidad medidas proteccionistas en sus economías, al igual que lo hicieron en la crisis del 29…?
RCC: Lo están haciendo y eso es pésimo. En la crisis del ´29, lo que llevó de la recesión a la depresión, o sea a una recesión profunda y alargada en el tiempo, fue el mayor proteccionismo que empezó en Estados Unidos y que continuó en todo el mundo con devaluaciones competitivas, tratando de reservar cada país su porción de mercado. Esto es lo que estamos viendo… y eso es muy peligroso

MHG: Aparentemente, y según dicen los diarios, China y Brasil han mencionado que no quieren quedar cautivos de un proteccionismo nacionalista…
RCC: Veremos si es así… El problema con China es que este país tiene una economía básicamente orientada al exterior, hacia las exportaciones y su principal cliente ha sido Estados Unidos y Europa… Algo muy negativo, dentro del punto de vista del proteccionismo, es ese proyecto de la ley de compre-norteamericano, la cual se morigerado bastante… En la reunión del G-20 y en todas las reuniones internacionales, se debería tratar que la única forma de salir de esto sea llegar a un acuerdo de comercialización mundial… Sino podemos llegar la depresión, que son por lo menos 10 años de caída pronunciada del producto y del empelo…

MHG: Hasta llegar a una posible guerra comercial…
RCC: Así es…

MHG: ¿Cómo está viendo a través de la Historia Económica de Argentina, la situación actual de nuestro país?
RCC: La Argentina no está sufriendo sólo la crisis internacional, estaba ya desde antes en problemas serios. Teníamos inflación, un gasto que duplicaba el ingreso. Y tenemos algo que fue muy equivocado y es que en base a ese viento de cola que fueron los altos precios de las commodities, nosotros no quisimos enfriar la economía. Y no hicimos lo que hizo Chile, un Fondo Anticíclico. No hicimos lo de la hormiguita que guardaba para el invierno. Gastamos todo sobre la base de que todo iba seguir tan bien y que eso nos iba a permitir ganar elecciones y etc., etc. etc.… Además de eso hicimos cosas muy equivocadas. Como por ejemplo un gasto enorme que hizo que tuviéramos que depender de esos impuestos de emergencia como la suba de las retenciones porque el gasto comenzó a duplicarse a los ingresos fiscales. Por otro lado si bien nosotros tuvimos superavit primario, si uno ve las cuentas bien ya no teníamos superávit total y el modelo basado en un tipo de cambio competitivo y los superávit de cuenta corriente y fiscal, en realidad estaban haciendo agua. Ya desde el 2005 y el 2006 la Unión Industrial Argentina se estaba quejando… y todos sabemos que se había generado una situación de una nueva convertibilidad, en un dólar 3 a 1 y los precios internos habían subido, los salarios en dólares ya estaban a nivel de la época de la convertibilidad. Ya no existía esa gran ganancia de rentabilidad que tenían los empresarios con la devaluación con salarios bajos. O sea que esa base en que teníamos salarios bajos se había empezado a perder. Ya teníamos un problema fiscal serio, y teníamos una inflación que se quiso controlar de la forma más absurda que pudo haberse pensado que terminó siendo la falsificación de la información del INDEC… Esto último creó una desconfianza enorme porque la gente que tenía inversiones en CER, no creyó más… Tuvimos que ir a pagarle a Chávez un 15% de interés. Y nos quedamos sin crédito. El gobierno habla de políticas keynesianas. Pero ¿qué decía Keynes?: “En momentos de expansión económica hay que ahorrar. En momentos de recesión hay que tener déficit. Ese déficit lo va a financiar con deuda o con emisión monetaria”. ¿Qué pasa en Argentina?. No podemos tener deuda porque nadie nos presta, por lo tanto no podemos tener déficit. O sea lo que es básico en la política keynesiana, en cuanto a la política fiscal, no lo podemos hacer. ¿Qué esta haciendo el gobierno?: Esta usando para los planes de obras públicas, la plata de las AFJP. Esto no provoca efecto desde el punto de vista macroeconómico, de agregar más ingresos o gasto, porque esa inversión la gastaban las AFJP cuando tenían la plata en su poder, ahora la gasta el gobierno, pero la cantidad es la misma, no se aumenta el gasto. Todos estos planes que se anuncian no suponen un aumento del gasto. Es una diversificación del gasto… de un ente privado: AFJP, a un ente público: gobierno. Y desde el punto de vista de la emisión, que es lo que pasó el año pasado con la corrida hacia el dólar, y la salida de capitales por un valor de U$S 25 mil millones; el problema es que Argentina devaluó el peso un 10% y no hizo una devaluación fuerte como hizo Brasil, Chile o Méjico de alrededor del 30%. Nosotros hicimos una de 10% ¿Por qué? Porque dada la falta de confianza que hay en Argentina si usted emite y devalúa el peso, toda esa emisión no se va al gasto, se va al dólar. Esta es la historia de Argentina. Estamos en una especie de callejón sin salida, donde los remedios keynesianos no los podemos usar por lo que hicimos antes.

MHG: En Argentina ¿Hay algún momento de su historia que le pasó algo similar?
RCC: Hay varios momentos, no del todo similares. Pero hay varios momentos en que las políticas económicas que se adoptaron dejaron a la Argentina en una especie de trampa sin salida. Un ejemplo de trampa sin salida fue la convertibilidad que dio mucho resultado al principio, pero después no se podía salir. Ahora, lo que dio resultado para la recuperación del 2002 y 2003 que sirvió hasta el 2005, dejó de dar resultado y estamos en un problema muy serio. Hubieron situaciones similares pero con características diferenciales. La característica diferencial más importante es que en general las crisis argentinas han sido crisis de balanza de pagos, de corridas bancarias, de ciada de reservas. Lo que ahora tenemos, y es lo que todavía le da solidez, es una importante reserva en el Banco Central…

MHG: Se anima a ser futurología, y prever lo que van a escribir los libros de Historia Económica dentro de 40 ó 50 años…
RCC: Tengo 77 años… le puedo decir lo que pasaba en los años ´30 ò 40… Cuando uno estudio historia ve como gente que vivió períodos posteriores analizó los anteriores. La gente que vivió la década de los ´30 estaba muy impresionada por la crisis de 1890. Y en alguna medida tomaban ciertas resoluciones presionadas o por lo menos influenciadas por esa visión de los años 1890, 4 años antes. Creo que va a pasar más o menos lo mismo. De toda crisis se sale con pérdidas notables, con fracaso de mucha gente, con gran dolor…y un día se sale… estoy seguro que se sale… pero los contemporáneos no sabemos cuándo se sale. Esta recesión ¿puede ser dos años? ¿Puede durar 10 años como la crisis del Japón? ¿Puede ser como la 1890 que ya en 1893 estábamos recuperados? ¿O puede ser la del 30 que duró casi hasta la segunda guerra mundial?… Los contemporáneos sabemos que va a terminar, porque los valores van a llegar a ser tan bajos que la gente va a empezar a comprar, en donde va a haber una cantidad de empresas en quiebra, un montón de gente sin trabajo, va a aumentar la rentabilidad de las empresas… eso pasa en las crisis y después empieza el momento, el ciclo de lenta recuperación… Pero cuán lenta y cuán duro y doloroso puede llegar a ser el sacrificio, es el problema humano más serio que nosotros hoy no conocemos…

MHG: Un tema significativo en Argentina ¿puede ser la falta de políticas del Estado?
RCC: Es lo que comentábamos antes: del año 1990 al 1995 no hicimos un Fondo Anticíclico porque todo iba bien que había que seguir gastando y así se ganaban elecciones… Hasta que vino la recesión de 1998 que nos dejó con una deuda impresionante… Uno de los casos que cita The Economist, la revista de economía inglesa, como ejemplo de depresiones serias es la de Argentina de 1998 al 2002, son cuatro años… Fueron 4 años durísimos, el país tenía un montón de deuda y no había confianza… nadie se animaba a salir de la convertibilidad porque el país tenia un sistema dolarizado… Ahí tuvimos un problema de políticas anteriores que no se supieron o no se pudieron corregir… Ahora tenemos también lo mismo: consecuencias de políticas que no se supieron o no se pudieron corregir…

MHG: Hablando con amigos llegamos a la conclusión que hay casi como una negación de la crisis del año 2001, 2002… Cuesta acordarse del corralito, de los lecops, de la falta de bancos… es como que estamos anestesiados…
RCC: De acuerdo a mi experiencia personal, lo que sucedió en Argentina en dos crisis muy duras, la del año 1989, la de la hiperinflación y la del 2001/2002, que fue tremenda, con pérdidas notables para la gente, es que en nuestro país las recuperaciones han sido rápidas. Si recordamos el año 1989, en donde parecía que el mundo se venía abajo, ya en el 1900 y 1991 estábamos creciendo. Y en la otra crisis, a partir de junio del 2002, empieza la recuperación, y en el 2003 las elecciones se ganan porque ya estábamos en recuperación. Ahora ¿de esta crisis saldremos tan rápido? Tengo mis dudas…

MHG: ¿Y también entramos rápido en recesión?
RCC: No sé si es tan así, pero las recesiones han empezado ha durar bastante más que en otras épocas. Fíjese que con Alfonsín el problema serio económico empieza en el fondo en el primer año de gobierno. En 1985 estábamos en hiperinflación, viene el Austral y durante un año más o menos lo arreglamos, es como que el médico que le da a uno algo para sostenerse pero no nos cura del todo… Esta imagen del médico que nos da algo para sostenernos y que no nos cura del todo es también lo que me parece que está pasando en el mundo. Todas estas medidas han evitado la crisis mayor, las corridas de los bancos, las quiebras, pero no han curado al enfermo…

MHG: El problema, en definitiva, lo tienen los médicos…
RCC: Y lo sufren los pacientes… que es el problema humano más serio…




***Primer Premio Nacional de Historia (1992).
- Autor de más de 30 publicaciones y de varios libros, entre ellos:
"El Progreso Argentino: 1880-1914"
"Dinero, deuda y crisis: evolución monetaria y financiera en Argentina”
“Historia Económica mundial”
“La economía política de la Argentina del siglo XX”
“Progreso y declinación de la economía argentina”



10/03/2009