“Estamos saliendo del mal menor, este es el mal menor de la profunda crisis del 2001…”
-Carlos West Ocampo: - Sec. Gral. Federación Trabajadores de la Sanidad

MHG: El ministro de Trabajo de Santa Fe, Dr. Carlos Rodríguez, manifiesta que no hay una crisis laboral y social, sino una crisis de expectativas. Otro ministro dice que “la crisis está en el subconsciente de la gente”. Pero por otro lado los datos de la realidad reflejan que hay despidos, suspensiones, despidos encubiertos.. ¿Cómo ve usted la crisis actual?
CWO: Cuando las grandes empresas toman estas decisiones, como en el caso de General Motors o empresas multinacionales, están midiendo muy finamente el mediano y largo plazo. Por lo tanto muchas veces toman decisiones anticipadas de acuerdo a la perspectiva que ellos tienen de cómo va a impactar la crisis en nuestra región… Por cada 1.000 despidos o suspensiones que vemos en los titulares de los diarios, hay otros 5.000 que corresponden a pequeños y medianas empresas proveedoras de las grandes empresas que tienen sus trabajadores en blanco, gris o negro, y esos despidos no llegan a los medios, no llegan a las encuestas, no llegan a ningún lado. La crisis es más profunda justamente por esto: por cada 1.000 despidos que vemos en títulos de diarios hay otras 5.000 familias que se quedan sin trabajo… Esto no significa que la proporción de economía en negro sea de 1 a 5, sino que hay personal nucleado en pequeñas y medianas empresas que son proveedoras de las grandes empresas, donde se ha cortado la cadena de pagos, etc., etc., que evidentemente tienen problemas. De nada sirve esconder la crisis. Cuando hablamos de doble indemnización, de triple indemnización, por seis meses, son todas medidas coyunturales. El empleo no se sostiene por la fuerza, el empleo se sostiene con inversión, con proyectos, con futuro, con programas muy concretos. En Argentina hay que sostener el ingreso de los sectores más bajos que son los que sostienen el consumo. Si dejamos que caigan los ingresos de los sectores de la pirámide más baja que sostiene el consumo en el país, estamos fritos. No puede haber grupo familiar que hoy gane menos de $2.500 o $ 3.000. Este es el dinero que debe recibir un grupo familiar para seguir pagando su alquiler, sus servicios, sus impuestos y la cuenta del supermercado donde está el 95% del gasto de este sector que es el que sostiene el consumo. Si no hacemos esto vamos a tener una caída del PBI que se va a reflejar en cifras catastróficas para el futuro argentino. Las medidas coyunturales están bien, hay que proteger, hay que evitar que los empresarios tomen medidas muy drásticas viendo el futuro a mediano y largo plazo, olvidándose cuánto ganaron en los últimos años, donde hubo niveles de crecimiento muy altos, del 8 o 9%...

MHG: Sucede que los trabajadores son siempre socios en las pérdidas…
CWO: ¡De eso ni hablar! Además hay una actitud, de alguna manera, de presión por parte de los empresarios apareciendo con estas perspectivas de mayor crisis y mayor caída del consumo para poder despedir personal, presionando por créditos, por baja de impuestos… es la puja de siempre…

MHG: Usted manifiesta que un grupo familiar necesita un ingreso de $ 3.000 mensuales aproximadamente, para pagar un alquiler, comer… y no sé si se llega a pagar el costo de un servicio de salud… ¿cuál cree que es el porcentaje de los trabajadores que manteniendo su trabajo, está hoy por hoy, en estos niveles de ingresos?
CWO: Creo que los primeros que sufren el gran cimbronazo son los sectores asalariados de menores ingresos. Entre blanco, gris y negro estamos hablando de un número muy importante de trabajadores. No tengo estadísticas de como fue la caída del poder adquisitivo de los últimos meses… Hubo un crecimiento de los precios de alrededor de un 30 a un 35% y la mayoría de las actividades acordaron aumento de salarios que recién se van a terminar de cobrar a fines de diciembre de 2008… el promedio de las subas salariales cuando los trabajadores lo pudieron cobrar, cuando el empresario pagó en término, está bastante por debajo del 20%... es evidente que ha habido una caída en el consumo. De todas maneras el sostenimiento de algunos servicios públicos, -aunque a algunos se les han quitado los subsidios- todavía no ha provocado un daño mayor…

MHG: ¿Qué análisis hace sobre la decisión de la Corte Suprema de Justicia que dictaminó abrir el juego en la elección de delegados sindicales?
CWO: Es un dato de lo que piensa la Corte y un sector de la sociedad. Uno cuando quiere anteponer cualquier término al término libertad, no hay ninguna duda que elegimos libertad a la falta de ella. Esto es muy claro. Que hay libertad sindical en Argentina, no hay ninguna duda. Esta es una vieja disputa con un modelo sindical que tuvo que ver con una industrialización y un crecimiento argentino muy particular desde los años 40 hasta los 70 y 80 y luego el neoliberalismo -que también toma su nombre de la libertad-, empieza a reclamar en Argentina lo que ocurre en muchos países: que haya más de una central sindical y que respondan a distintas corrientes políticas. En la fábrica, en las actividades privadas, en la defensa del trabajador hay solo dos intereses: el del empresario o el de los trabajadores. No puede haber una diferencia política en la defensa de los trabajadores. Podrá haber disputas internas que deberá dirimirse en elecciones libres, etc., etc., En cambio en el Estado es mas clara la superposición, en este sector nunca se termina de definir un rol de acuerdo al interés del Estado o de los trabajadores, mas bien, es por distintos sectores políticos que pujan por el poder en el Estado. En una fábrica queda muy claro cuál es la línea divisoria, lo que aparece cuando aparece la libertad sindical y se permite la participación de trabajadores “no afiliados” a un sindicato que tienen un discurso contrastante con el discurso de la organización sindical, objetivamente siempre defienden el interés patronal.

MHG: ¿Son rehenes de otra parte…?
CWO: Exactamente. Hay una división muy clara, no importa a que sector político respondan. Cuando uno entra a una fábrica, o a una empresa privada ve claramente la línea divisoria entre la defensa del interés del trabajador y el interés del empresario… En el Estado la cosa es mucho más confusa, es donde pueden aparecer estas ideas de pluralidad que ya en los hechos existen. En mi caso particular, mi origen es un sindicato de salud pública de la provincia de Buenos Aires, donde coexisten mi sindicato de la Sanidad, ATE, UPCN, Municipales, Gráficos y autoconvocados. Coexistimos todos en la defensa del trabajador con mayor o menor eficacia, pero ese es otro tema que juzgan los trabajadores...

MHG: Entonces, usted no ve riesgos de atomización… que no haya interlocutores...
CWO: Para nada. La decisión de la Corte no encaja estrictamente en el hoy. Este es un tema de hace 3 ó 4 años, de un sector del Estado, del sindicato que agrupa a los trabajadores civiles de las Fueras Armadas, que se resuelve ahora… ¡Que podía saber la Corte que justo en este momento iba a calzar el fallo con una crisis social, quizá supusieron que el fallo iba a caer en un momento de alta producción!

MHG: Tal vez, cuando la Corte empezó a manejar este tema, Kirchner no se apoyaba en la CGT de Moyano como lo hace ahora…
CWO: Yo apoyo la idea sobre la independencia de la Corte Suprema, del Poder Ejecutivo, y que quizá los vasos comunicantes estén mucho más cerca de sectores ideológicamente diferenciados. En este gobierno uno puede ver claramente desde afuera distintas orientaciones ideológicas…

MHG: ¿En que corriente ideológica estamos ahora?
CWO: En la medida que la oposición tome las formas que podríamos sintetizar en Lilita Carrió, Patricia Bullrich, Gerardo Morales, hay un polo claramente opositor a todo lo que pueda ser una definición popular, social en Argentina. Hay una franja en el medio que deberá servir de guía para que el peronismo tenga las formas de diálogo y que puedan coincidir todos juntos en un mismo proyecto, integrado por Felipe Solá, Duhalde, etc. Después está el conglomerado que forma parte del oficialismo kirchnerista con gran apoyo de toda la estructura sindical y agrupaciones sociales… pero no vemos que haya un debate que trascienda un poco el presente y el futuro inmediato. Hace falta construir un proyecto con un futuro pensando en el desarrollo de los próximos 10 años de la Argentina. Ver estratégicamente donde estamos ubicados, cuáles son nuestra relaciones con América y con el mundo… Estamos saliendo del mal menor, este es el mal menor de la profunda crisis del 2001… Cuando podíamos imaginar un escenario de cierta estabilidad económica donde no decidiéramos el voto por la cuota, o por el consumo, o por la ayuda social, nos viene el coletazo de esta crisis financiera mundial, que nos deja en una situación difícil para establecer una proyección de mediano plazo o de por lo menos dar el debate de cómo debe ser la Argentina en el mediano y largo plazo y como reestablecer el diálogo. ¡Quien tiene duda que todos queremos un sistema previsional estatal! Nadie lo tiene. Mi futuro siempre quiero entregárselo al Estado… y esto sucede en todo el mundo. Pilares como lo es el sistema jubilatorio, la salud, la educación, deben estar en el Estado. Después aquel que no necesite de un soporte estatal, porque consumen en Europa, porque no les importa el transporte público porque circulan en sus autos, que no les importa la educación pública porque les gusta la educación privada, ese es otro tema…

MHG: El problema es la falta de confianza… a lo que usted manifiesta adscribe el 90% de la sociedad argentina
CWO: Es así. Este sistema privado de jubilación duró quince años, sistema importado de Chile y eliminado con fórceps en un momento muy crítico de Argentina…

MHG: Lo que hay que mirar con lupa es qué van a hacer de ahora en más con esos fondos, si van a aplicar criterios ineficientes o pocos transparentes como lo manifiesta Carlos Pagni en el diario La Nación, o ¡quizá nos sorprendan para bien a todos!
CWO: ¡Así debería ser!. Pero para que esas decisiones calen hondo y sean banderas de toda la sociedad, deben ser producto del debate y no de esta discusión sobre que son todos corruptos o son todos santos…


22/11/2008