“Difícilmente Peirano pueda decirnos nada serio sobre el año próximo si no nos explica lo que está pasando en éste”
Dr. Claudio Lozano: - Dirigente de la CTA y diputado nacional


MHG: Si tenemos un Presupuesto Nacional mentiroso, para ser más suave: que falta a la verdad, mal podemos gobernar. El Presupuesto que se ha enviado al Congreso de la Nación, pareciera que tiene varias falencias, a tal punto que el ministro Peirano, quien se hizo presente en Diputados, no permitió preguntas. ¿Qué radiografía puede hacernos sobre este Presupuesto enviado al Congreso?
CL: Es un Presupuesto que no nos permite contar con información seria respecto a lo que va a ocurrir el año próximo, ni cuáles son los planes que en esta materia se tienen, ya que es un Presupuesto disociado de la realidad. Es un Presupuesto que se funda en hipótesis falsas de crecimiento de la actividad económica y de comportamiento de los precios. Decir que la economía va a crecer a un 4% el año próximo, lo que tendría que ocurrir por el solo envión de la actividad de este año, haría que ingresáramos en recesión desde el segundo trimestre de 2008, cosa que todos sabemos que no va a ocurrir y de hecho nadie del gobierno ha alertado sobre que fuera a ocurrir, todos sabemos que no va a ocurrir, está claro que eso es mentira. No es que se trate de una pauta que se pone para garantizar prudencia en la elaboración presupuestaria, sino que directamente es una mentira. La segunda cosa es que plantea una tasa de inflación del 7,7% para el año próximo, todos sabemos que dicha tasa no baja de por lo menos del doble, y este año estamos casi en un 18%. Por lo tanto estos dos elementos, crecimiento e inflación, tienen una función: que parte de los recursos de los que va a disponer la Administración Nacional en el 2008 no se declaran a la hora de presentar el Presupuesto. Concretamente se están ocultando, se están sacando del debate parlamentario no menos de $ 15 mil millones que la Administración Nacional va a recibir y administrar pero que no declara en su Presupuesto…

MHG: ¿Esto va al Jefe de Gabinete?
CL: Esto va al Ejecutivo que a través de las decisiones presidenciales vía DNU (decretos de necesidad y urgencia) administra a su antojo. Para ser precisos, una de las tantas cosas que debería rodear a una presentación presupuestaria es la evaluación de lo que está ocurriendo en el año en el cual estamos. Difícilmente Peirano pueda decirnos nada serio sobre el año próximo si no nos explica lo que está pasando en éste. Por esta razón es que yo en la sesión del otro día reclamé que se pudiera discutir y hablar, por que por ejemplo en este año en el 2007, la Administración Nacional manejó $ 20 mil millones que jamás estuvieron declarados en el Presupuesto original y está gastando $ 26 mil millones adicionales respecto a lo que el Parlamento autorizó. Muchos de esos gastos, prácticamente la mitad, tuvieron por destino aumentos en los pagos por deuda pública y aumento en los subsidios a las empresas del transporte y a las empresas petroleras. No hubo explicaciones sobre estos puntos, así como el hecho objetivo que el año 2007 va a terminar con déficit por primera vez en cuatro años, déficit oculto porque se presenta como recurso genuino cubriendo el déficit, los aportes de la AFJP al régimen público. Esta barbaridad era la que habría que haber discutido como punto de partida para pensar qué se hace con el presupuesto 2008. De esto no se pudo hablar ni una sola palabra. Lo que quiero consignar con esto es que del mismo modo que en el año en curso se están administrando $ 20 mil millones que nunca estuvieron declarados; para el año 2008, de mínima, como estimación podemos decir que se está planteando que $15 mil millones sean administrados del mismo modo. Esto repite una historia: en los últimos cuatro años el gobierno nacional manejó $ 54 mil millones sin ningún tipo de debate parlamentario. Mi preocupación no es sólo una cuestión republicana, ni de las formas, ni de los procedimientos; sino que tiene que ver con la posibilidad concreta de discutir con el conjunto de la sociedad el financiamiento público disponible para definir cuáles son las prioridades que tenemos que financiar.

MHG: cuando hizo el análisis del presupuesto anterior, nos consignó que un 30% se lo llevaban los subsidios. En este nuevo presupuesto, ¿cuánto se destina a los subsidios?
OC: Eso todavía no puede decirlo porque recién hemos recibido las planillas y los anexos para ver esto, pero no creo que sea muy diferente que el año anterior. La impresión que uno tiene es que la lógica del subsidio en lugar de reducirse se ha ampliado, por lo menos es lo que ha ocurrido en el 2007. Eso que dijimos originalmente terminó siendo mucho más porque los subsidios se expandieron a partir de mayores recursos que se invirtieron justamente en mayores subsidios. El presupuesto del 2008 debe presentar mucho de dibujo, hasta ahora no ha habido ninguna señal de la política del gobierno nacional en limitarlos…

MHG: A propósito de subsidios, éstos se expandieron fundamentalmente en Capital Federal y Gran Buenos Aires…
CL: Esto es así si uno toma el tema del transporte, no es así en el caso de las petroleras, lo cual diría que ni siquiera están en Argentina…(risas)

MHG: Si este Presupuesto fuese tratado y aprobado por la actual composición de la Cámara y no se espera a las elecciones ¿con qué panorama se encuentra quien sea Presidente?
CL: Este Presupuesto en tanto es tan ajeno a la realidad, lo que permite es que quien pueda ser Presidente haga lo que mejor crea. Está con las manos libres porque no hay ninguna condicionalidad, y en este sentido esto se expresa en dos cosas, primero en que va a tener un manejo importante de recursos que no fueron declarados, o sea va a tener una caja propia significativa; y a esto hay que agregarle el otro mecanismo que es lo que la administración Kirchner modificó de aquí para adelante, de manera permanente, que es la Ley de Administración Financiera al modificar el artículo 37 y trasladarle al Jefe de Gabinete la posibilidad de hacer las reestructuraciones de partidas como mejor se le antoje. Por lo tanto si uno compulsa aquellos recursos que ni siquiera son declarados y que se administran con discrecionalidad, y por otro lado las decisiones administrativas que el Jefe de Gabinete está autorizado a hacer modificando las partidas entre gastos corrientes, de capital, la verdad… es que se puede hacer cualquier cosa…

MHG: ¿Está trabajando en el proyecto de Pino Solanas?
CL: Es así, en un marco en que la elección nacional propone optar entre un presente cargado de injusticia y desigualdades, porque de lo contrario hay que optar por el pasado, en donde están Macri, López Murphy, más Elisa Carrió corrida en este propio marco, nos pareció prudente tratar de instalar una mirada que nosotros sabemos tiene mucho de testimonial esta elección, pero que busca fortalecer una convocatoria política para adelante que es mirar el presente en serio, porque nos parece que nos están robando la posibilidad de discutir el futuro. Están pasando cosas que para nosotros son muy preocupantes y que están afuera de la discusión. Una de ellas, es el hecho objetivo que tras cinco años de crecimiento económico, Argentina siga teniendo cerca 14 millones de personas en situación de pobreza y prácticamente la mitad de sus pibes en esa situación. Otro tema es la depredación de los recursos naturales donde el tema de la dilapidación de la renta petrolera y el agotamiento de los hidrocarburos como recurso estratégico que nuestro país ha tenido siempre y de mantenernos como estamos podemos dejar de tener, los impactos que está produciendo la soja sobre el sector agropecuario y la situación de la gran minería, son temas que nos parecen muy relevantes, absolutamente ajenos a discusión y que determinan el futuro de la Argentina…


22/09/2007