“El capitalismo funciona con crisis cíclicas”
Lic. Orlando Caputo: - Licenciado en Economía -Ingeniero Comercial
- Investigador de la Universidad ARCIS (Artes y Ciencias Sociales) de Santiago de Chile
- Director del CETES (Centro de Estudios sobre Trasnacionalización, Economía y Sociedad)


MHG: En marzo de este año usted nos anticipó una nueva crisis económica mundial. Estamos en ella ¿qué hacemos? ¿Cómo sigue ésto?
OC: La información de las últimas semanas ha sido muy categórica sobre la gran preocupación que existe sobre la economía norteamericana y el impacto que puede generar a nivel de la economía mundial. El FMI en su informe de abril de este año señalaba algo bastante diferente a lo que yo les había comentado por marzo. El FMI decía lo siguiente: “quizás sorprenda al lector comprobar en estas páginas que los riesgos para la economía mundial disminuyeron desde la edición de setiembre de 2006”. Esta conclusión contradice las últimas informaciones recientes sobre los problemas hipotecarios de los Estados Unidos, sigue diciendo el Informe del FMI: “existe la posibilidad de una corrección desordenada de los desequilibrios mundiales y preocupación por el recrudecimiento de las presiones proteccionistas. A pesar de todo esto, al mirar con una visión de conjunto, lo que nos parece más probable es que el vigoroso crecimiento mundial perdure. La inquietud más apremiante son los problemas que atraviesan el mercado de la vivienda, pero estos factores son obvios desde hace meses y el mercado ya los tiene incorporado”. Esto es muy distinto a lo que nosotros comentábamos en marzo, decíamos que la explicación de la caída de las Bolsas y de los problemas financieros mundiales, estaban en los situaciones reales de la economía mundial y en particular de los Estados Unidos. Dábamos cifras de la economía real de los EEUU, particularmente de la producción y de la inversión. Revisando las cifras, nuestra opinión en ese momento era que la economía norteamericana estaba en serio problema en la economía real y también en lo financiero. En la actualidad reafirmamos lo que decíamos en marzo; la economía norteamericana desde el punto de vista del producto tuvo en el primer trimestre del 2006 un crecimiento muy cercano al 5%, pero en el segundo trimestre cayó a 2,4%; en el tercero a 1,1% y en el cuarto a 2,1%. En el primer trimestre del 2007 la economía de los EEUU creció apenas un 0,6%. Y en el segundo trimestre de este año creció a un 4%. Esto es desde el punto de vista de la producción. Hubo 3 ó 4 trimestres de bajo crecimiento. Nuestros estudios de más largo plazo han planteado que la economía norteamericana ha logrado con la globalización un nivel fuerte de recuperación y también ha modificado su proceso de inversión. Pero esto funciona muy cíclicamente. Pero estos últimos trimestres demuestran que la economía norteamericana está en problemas, y desde el punto de vista de la inversión es mucho más contundente: en el segundo trimestre del 2006 la inversión casi no creció, en el tercer trimestre cayó 4,1%, en el cuarto trimestre cayó 14,1%; en el primer trimestre de este año cayó en 8,2% y en el segundo trimestre se recuperó un poco, pero sigue en una situación complicada. Y dentro de las inversiones lo más importante del freno de la economía de los EEUU es la inversión residencial, la cual viene cayendo desde fines de 2005. En el 2006, en todos los trimestres la inversión en construcciones habitacionales cayó muy fuerte, en el segundo trimestre cayó un 11,7%, en el tercero cayó 20%, en el cuarto 17%. En el primer trimestre de este año cayó un 16%, y en el segundo trimestre cayó un 11,6%. No entiendo como el FMI que tiene tanta gente trabajando se puede desentender de esta situación de la economía real, lo que sucede es que ellos hablan de un capitalismo financiero y monetario. En este sentido cuando conversábamos en marzo, usted me preguntaba por qué caía la inversión. Y decíamos que la inversión es lo más sensible. La inversión que hacen los empresarios para crear empresas o para ampliarlas es muy sensible a las situaciones que ellos observan no sólo en una caída de la tasa de ganancias, lo cual sería muy grave, sino un crecimiento pequeño de la tasa de ganancia ya implica que en muchos sectores puede haber muchos problemas, por ejemplo en este caso del sector de construcciones habitaciones, que permitió con su crecimiento sacar a la economía norteamericana de la crisis del 2001.

MHG: Usted mencionaba en ese momento la aparición de un gigante como China.
OC: Exactamente. China jugaba allí un papel muy significativo. Hablábamos de un trabajo realizado desde hacía un tiempo, en el que planteábamos que EEUU y China eran locomotoras de la economía mundial y de la recuperación de las crisis cíclicas. Pero también decíamos que ambos, si actúan conjuntamente, pueden llevarnos a una gran crisis mundial.

MHG: ¿Cuál es la situación hoy? ¿Hacia dónde vamos?
OC: el hecho que en este momento en los EEUU hayan bajado tanto las tasas de interés es un reconocimiento que la economía real está con serios problemas. Fue el sector real, el habitacional, el que creó una crisis en la Bolsa y en el sistema bancario. Como nunca, hubo una inyección de fondos para sostener el sistema bancario. Pero esto no bastó. Bajar la tasa de interés es un reconocimiento que la situación en EEUU es complicada. Por lo menos en EEUU, creo que se inicia una recesión, puede ser suave y eso va a depender un poco de China. China estaría actuando en un doble sentido, porque por un lado China a ayudado a crear una sobreproducción mundial de bienes industriales y de tecnología, en Chile esto es tan categórico que casi todo lo que uno compra es de origen chino, casi no hay productos industriales nacionales, es un intercambio de productos industriales chinos por productos primarios chilenos. Y esto se repite a nivel mundial. Esto hace disminuir los precios de las computadoras, de los automóviles, de los zapatos, de los productos textiles, y esto lleva a una situación de disminución de precios. Pero por otro lado China es gran demandante de metales, de productos energéticos, lo que hace aumentar los costos. Entonces si bajan los precios y suben los costos va a afectar la tasa de ganancia de los empresarios , y esto se empieza a manifestar. Entonces en algún sentido China ayuda a generar la crisis, pero al mismo tiempo frente al desarrollo de la crisis, la economía china puede ser un amortiguador de la crisis. La crisis del 2001 no fue tan grave porque China jugó un papel creciendo a niveles muy sostenidos generando una demanda mundial que permitió que la crisis en EEUU no fuera tan fuerte. Incluso en la recuperación de Japón todo el mundo reconoce que después de cerca de 10 años de un estancamiento económico con ciertas crisis pequeñas, la reactivación vino de mano de la economía china. Hay un problema serio, porque hay cambios muy importantes en la economía mundial. Es posible que China esté jugando estos dos papeles y que la situación actual permita una especie de aterrizaje más suave de la economía de EEUU. Pero tampoco es descartable una séptima crisis mundial, séptima en los últimos 30 años, porque la economía está funcionando muy cíclicamente. En esta crisis es muy importante el papel que pueda jugar China, lo que al mismo tiempo signifique que el capitalismo mundial y que todas nuestras economías empiecen a depender de China, antes lo hacían de EEUU, ahora lo hacen de China.

MHG: si disminuye el consumo en los EEUU, quizá deba disminuir la producción de China…
OC: lo que pasa es que China tiene un mercado interno que está en desarrollo y con posibilidades de ampliarse. De hecho ellos han realizado un cambio en este sentido en perspectiva estratégica. Si disminuye la demanda de productos chinos de EEUU y del mundo, ellos pueden ampliar a 50 millones adicionales su propio mercado interno…eso en el capitalismo desarrollado no está previsto porque hay una cierta saturación del consumo…

MHG: Esa séptima crisis mundial ¿qué características tendría? ¿A quien afectaría?
OC: Puede ser una crisis muy profunda, parecida a la crisis del año 1980 al 1982, la cual fue una crisis de sobreproducción generalizada de productos industriales, de tecnología, de materia prima y de productos energéticos. Bajaron mucho los precios de todas las cosas. Fue una crisis que afectó el sector productivo como el financiero. América Latina se vio muy afectada, porque estaba en ambos lados con problemas, con deuda muy elevada y exportaciones con precios muy disminuidos. Ahora la situación es diversa, porque habría cierta escasez de productos energéticos y de metales. Hasta hace uno meses yo pensaba que iba a ver una sobreproducción de alimentos, y eso era preocupante para muchos países latinoamericanos exportadores de alimentos, entre ellos Argentina, pero ahora he empezado a tener puntos de interrogación. Es muy posible que la situación actual haga que la crisis se presente con una falta en el mundo de productos energéticos, de metales y alimentos; porque en China se está generando una demanda que está absorbiendo los recursos del mundo. Desde el punto de vista del corto plazo puede llevar a que la crisis en América Latina, siendo una crisis del capitalismo mundial muy fuerte, no sea una crisis tan violenta, porque si bien los precios de los productos que exporta América Latina bajarían también, no lo harían muy drásticamente.

MHG: ¿Qué papel jugaría la aparición de las materias primas utilizadas para el biocombustible?
OC: Esto profundizaría la escasez de alimentos para favorecer una escasez de energía fundamentalmente. Esto generaría un problema adicional, hay problemas de hambre en el mundo, sería complicado. Sería casi la lógica perfecta de funcionamiento del crecimiento de las ganancias, disminuyendo las situaciones salariales y creando conflictos sociales. Sería una situación que generaría problemas sociales y económicos…

MHG: ¿Para cuándo estaríamos calculando esta crisis?
OC: La economía mundial ha estado creciendo fuertemente. La economía mundial se mueve cíclicamente, pero los ciclos están acentuados. De las últimas 6 crisis cíclicas, cuatro han sido en los últimos 11 años –desde 1990 al 2001- , eso sí dos de ellas han sido en países periféricos (Méjico y el sudeste asiático) las cuales no se transformaron en crisis de la economía mundial. Las que si se transformaron en crisis de la economía mundial fueron las originadas en los Estados Unidos, que es la situación actual. En marzo hablábamos de un impacto en las Bolsas fundamentalmente por pequeños cambios en la economía china y de los Estados Unidos… es difícil decir cuándo se producirá la séptima crisis. Pero la historia explica que hay que preocuparse cuando hay un generalizado optimismo… Al respecto Marx, en una parte de El Capital, cuenta que estaba reunido el directorio del Banco de Inglaterra, discutiendo sobre cómo estaba la economía. Algunos empresarios habían anunciado que podían surgir algunos problemas, y allí el presidente del Banco Central dijo: ¡basta asomarse a la ventana y ver las chimeneas de las fábricas funcionando, funcionan como nunca!... y a la semana siguiente la economía inglesa entró en una profunda crisis. La situación actual es preocupante porque también el oro está cerca de de U$S 700 la onza, el barril de petróleo aumentó… la séptima crisis va a venir… creo que se están creando las condiciones para esto…

MHG: No queremos matar al mensajero, pero no son buenas noticias para la humanidad…
OC: Tengo un artículo escrito al respecto, al cual un amigo académico español me sugirió un título diferente: “El capitalismo de crisis en crisis”, y allí describo las crisis del capitalismo. Esas crisis son como algo de la lógica interna de funcionamiento del capitalismo , es para recomponer condiciones, no es algo terminal. Sin embargo eso puede afectar mucho a la sociedad…



22/09/2007